deportes

Zidane y su plantilla, todos señalados

Zidane y su plantilla, todos señalados
#Zidane #plantilla #todos #señalados

Tomás González-Martín

Llega el clásico y el Efectivo Madrid nunca tiene sitio para el lamento y el victimismo. Hay que reaccionar, no valen justificaciones. El prospección de la crisis del Efectivo Madrid comenzó en el vestuario nulo más finalizar el partido de la Champions frente al Shakhtar. Zidane protegió a sus futbolistas y se arrogó la responsabilidad de todo. Tiene buena parte de error, porque sus alineaciones han sido equivocadas en las dos últimas derrotas y sorprendió a los dirigentes y a la apego. Lo reconoció con hechos al cambiar el equipo en los segundos tiempos. Pero los futbolistas saben que la decano parte de la error la tienen ellos, los que saltan al campo, porque su dirigente ha confiado en todos, ha en formación a 18 hombres en los dos encuentros y le han desilusionado todos menos cinco: Vinicius, Courtois, Valverde, Mendy y Casemiro. Hay quince suspendidos en este doble examen. Poco puede hacer un técnico, aunque falle con tanta rotación en el merienda, si quince hombres no responden.

En el club se acepta, porque es su potestad, pero no se comprende, que siga alineando a jugadores que no se encuentran en buena forma, como Marcelo. Se sabía que en la Champions dejó a Benzema y Kroos en el banquillo pensando en el clásico, pero no se entendió siquiera que no jugara Vinicius d salida, el futbolista que encara a los rivales, el más veloz y el único que tiene una marcha más en el Efectivo Madrid. Se equivocó Zizou al dar descansos cuando el equipo está mal y igualmente era prioritario triunfar en la Copa de Europa. Delante el cuadro ucraniano, con el desastre del 0-3 en el intermedio, tuvo que introducir a quienes descansaban, Benzema, Vinicius y Kroos, en la segunda parte.

En medio de la afligirse por esas dos derrotas hay una buena aviso para el Efectivo Madrid: Sergio Ramos juega el clásico

El prospección futbolístico interno es que los onces de las dos primeras partes de esas dos derrotas no rindieron y ofrecieron una imagen inadmisible para el Efectivo Madrid, sin presión, sin morder.El quid de la cuestión es el crédito que le queda a Zidane. Lo tiene, porque se lo ha vacada durante cinco abriles, pero se examina especialmente en el clásico de mañana y en el partido del martes en Alemania frente al Borussia. Es demasiado peligrosos sumar dos derrotas consecutivas en la competición europea.

Los líderes de la plantilla saben que todos se juegan mucho, entre otras cosas su futuro en el club, y no solo el preparador. Hablaron en la cocina del vestuario en la confusión del 2-3 y del diálogo surgió una motivación delante la cita al Camp Nou que se definió con esta frase surgida entre bastidores: «El clásico es una bala de oro para dar la reverso a la situación». Un profesional de la casa que trabaja cada día al flanco de ellos en Valdebebas lo explicó con otras palabras: «Hay preocupación, pero saben que el Camp Nou es el mejor hospital para obtener el adhesión médica».

La cocina blanca. Esta frase surgió en Valdebebas: «El clásico es una bala de oro para dar la reverso a la situación». Un profesional de la casa que trabaja cada día al flanco de ellos en Valdebebas lo explicó con otras palabras: «Hay preocupación, pero saben que el Camp Nou es el mejor hospital para obtener el adhesión médica».»

Había disgusto tras la derrota, por supuesto, pero ningún atisbo de abatimiento. Al revés. Todos se dieron ánimos para ocasionar un concurrencia de confianza, esa que Zinedine dice que perdieron delante el rival ucraniano en la primera parte. «Hay que sacar esto delante», remató un capitán.

La plantilla entonó el «mea error» y reflexionó que son ellos los que han dejado a Zidane al descubierto y señalado, porque al final el preparador es el lado débil. Hablaron entre ellos, sin que estuviera el marsellés.

Los veteranos del equipo expusieron delante el congregación que deben dar la cara frente al Barcelona y el Borussia porque su dirigente ha confiado mucho en ellos cuando no están correctamente, les ha querido dar partidos para agenciarse su puesta a punto cuando no hay tiempo cada tres fechas y son ellos los que ahora deben sacar al equipo, y a su inmediato superior, de la crisis.

En medio de esta afligirse la buena aviso es el adhesión de Ramos. Juega seguro en el Camp Nou. Se ha cuidado para ello. El club paciencia que Zidane ponga sencillamente en el merienda a los mejores, porque no hay ganancia competitivo para que otros futbolistas puedan ponerse al día con partidos. No hay que reservar a nadie, porque todos son importantes, como demostró el Cádiz.

Ver los
comentarios

#Zidane #plantilla #todos #señalados

Leave a Comment