Tecnología

vuelta a la fórmula equilibrada

envés a la fórmula equilibrada
#envés #fórmula #equilibrada

J.M. SánchezJ.M. Sánchez

Cambio de rumbo, y para mejor, de OnePlus, una empresa que se disputa el título de la «Apple china». Tras unos ciclos de liquidación en donde se subió a la parra comercializando productos cada vez más caros, regresa a su esencia en su nuevo buque insignia, el OnePlus 8T. Escasamente seis meses a posteriori de exhalar el antecedente maniquí en el que, por el camino, apostó por la variedad media con un interesante maniquí llamado Nord.

A diferencia de otros lanzamientos, no hay (por el momento) una lectura «Pro», aunque dadas sus capacidades es, siendo sinceros, prácticamente innecesario. El terminal cumple. Con unos bonitos acabados en cristal que recuerdan de hecho al Nord, el terminal resulta compacto y manejable a pesar de sus 6.55 pulgadas. Lo que más fogata la atención es su poderoso panel sin curvas (y simétrico, todo sea dicho) de tipo Amoled que destaca por su imponente fluidez. Esto es conveniente a la tasa de refresco de 120 Hz que da un extra de aggiornamento.

Una tecnología de la que, por ejemplo, se había rumoreado en los últimos meses que llegaría a los nuevos iPhone 12, pero que no ha sido así. En cambio, la han recogido otros buques insignias del mercado y permite sacarle más lucro en los juegos móviles, entre otras cosas. Es poco que se nota y logra una gran experiencia a pesar del impacto energético. La resolución, sin bloqueo, poco mejorable. Ofrece espacio para Full HD, suficiente pero poco escaso en comparación con otros equipos. Para el tamaño del dispositivo el resultado es bueno. Incluye un sistema de brillo inconsciente, a veces poco inestable.

Tiene caballos para rodar aceptablemente en todos los terrenos. El chip Snapdragon 865 logra raspar un trascendental desempeño. Es fluido, rápido y solvente, según la experiencia durante estos primeros días y los distintos test de rendimiento. Es marca de la casa intentar darle una envés de tuerca a otras prestaciones como la memoria RAM, poco necesario para el «multitasking» por ejemplo, y que en esta publicación alcanza los 12 GB en su lectura más potente (6 GB para el maniquí intermedio).

Cámara conservadora y mejorable

El equipo mantiene otros atributos como la cámara. Casi nada se ha tocado esta fórmula. Cuatro prismáticos de 48, 16, 5 y 2 megapíxeles conjuntan un módulo trasero congruo discreto (en forma de ficha de dominó como Samsung) en comparación con otras propuestas de competidores. Da buenos resultados. El sensor principal, de 48 megapíxeles, permite capturar imágenes con gran información aunque tiende a potenciar los contrastes. Se equilibra con un sensor intolerante gran angular de 16 megapíxeles con tolerancia focal de F2.2. Este objetivo es congruo versátil y juguetón. Se presta a las escenas más creativas en los viajes aunque tiene a deformar.

Viene compensado por una cristal macro de 5 megapíxeles (tolerancia focal de F2.4) poco inestable en su enfoque con víctima iluminación. Más creativo es la existencia de una cristal monocromática de 2 megapíxeles que se integra a los distintos modos de disparo en blanco y infeliz. Es una opción que está ahí y que no molesta. Es posible que muchos usuarios casi nada le saquen un uso diario. Las cámaras tienden, por lo normal, a requerir de una buena iluminación.

Aunque no alcanza a otros equipos, permite capturar vídeo en 4K a 60 cuadros por segundo. Se puede memorizar además en distintos modelos como cámara rápida y cámara lenta (hasta 480 fps), pero por lo normal requiere de una buena iluminación para conseguir un buen resultado. Para la cámara exterior, de 16 megapíxeles, se ha optado por «agujerearla» en una cúspide superior.

Que el maniquí Nord hubiera transmitido el brinco a las redes 5G, no podía ausentarse en el repertorio de este terminal más innovador esta compatibilidad. Sí, soporta esta tecnología aún en escalón de despliegue. Otros aspectos interesantes es la presencia del sensor de huellas dactilares integrado en la propia pantalla (que toma en herencia de sus antecesores) y un equipo de audio que logra sonido estereofónico.

Aunque, sin duda, lo más interesante se encuentra quizá en su cazos, de 4.500 mAh, que garantiza dos días de uso moderado, pero que vuele asombrar con su sistema de carga rápida: se carga en 40 minutos. Y lo mejor: en un cuarto de hora se puede tener suficiente para todo el día. Todavía un aspecto destacado que mantiene su seña de identidad es la capa de personalización del sistema operante emplazamiento Oxygen, que le da un toque muy minimalista y honrado. Sin duda, un buen candidato a móvil de Android del año.

Ver los
comentarios

#envés #fórmula #equilibrada

Leave a Comment