deportes

Vinicius y Asensio, extremos en el ataque del clásico

Vinicius y Asensio, extremos en el ataque del clásico
#Vinicius #Asensio #extremos #ataque #del #clásico

Tomás González-Martín

Zidane se juega su crédito en el Camp Nou, un sitio donde triunfó como futbolista y tiene el mejor arqueo como preparador madridista, con dos victorias y tres empates. Pone su orgullo y el sello del Existente Madrid en palenque con este merienda:

Juegan por el Existente Madrid: Courtois; Nacho, Varane, Ramos, Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos; Asensio, Benzema, Vinicius.

Ramos ataca su clásico 45 y es el plusmarquista mundial en este ratio. Fue titular en los 45 enfrentamientos desde hace quince abriles (llegó al Existente Madrid en agosto de 2005) y suma cuatro goles contra el Barcelona, el primero en la campaña 2006-07. Benzema juega el duelo número 40

Es el clásico más raro de la historia, sin sabido , con un técnico madridista que aplazamiento que sus jugadores respondan a la confianza que les ha entregado. Ramos suma su clásico 45 y es el plusmarquista mundial en este ratio. Fue titular en los 45 enfrentamientos desde hace quince abriles y suma cuatro goles contra el Barcelona. Benzema juega el duelo número 40.

Llega el Existente Madrid como presunta víctima al Camp Nou y a Zidane no le gusta el victimismo forastero que le imputan. El preparador francés presenta el mejor arqueo del conjunto blanco en la era Messi. Es el único técnico madridista de esta lapso que apetencia al Barcelona en unos números que, como el algodón, no engañan: cuatro victorias, tres empates y dos derrotas, sufridas precisamente en el Bernabéu. Las estadísticas están para romperlas, pero el remate es que el marsellés todavía no ha perdido en la cancha azulgrana, donde obtuvo dos triunfos y tres empates.

Ramos vuelve al merienda blanco para poner liderazgo en un conjunto que, sin el capitán, parece huérfano de mando y desordenado en su devenir en el césped. Vinicius y Ansu Fati son representantes de las revoluciones que uno y otro equipos necesitan

Los hechos demuestran que Zizou ha sabido, hasta ahora, programar los partidos en circunscripción comanche y supera con claridad a Mourinho y Ancelotti en esta comparación, aunque uno y otro ganaran sendas finales de la Copa del Rey al conjunto catalán. Benítez, Lopetegui y Solari pagaron caras sus derrotas delante el gran enemigo en la lucha por el poder doméstico e internacional del fútbol.

Hoy colocado en la diana, Zinedine gelatina a sus hombres en su anhelo de replicar a la crisis con un buen partido en el coliseo barcelonista. No deja ni un atisbo de resignación, no piensa en una tercera derrota consecutiva. Sus futbolistas quieren responderle y sacarle del atolladero en el que le han introducido.

Ramos vuelve para poner orden en el conjunto blanco. Juegan Sergio Ramos y diez más. La frase no es una exageración, es la pura sinceridad del sentimiento interno del Existente Madrid. El liderazgo del capitán es fundamental para el rendimiento de su equipo. Su orden, su mando y su forma de poner orden entre sus huestes, interiormente y fuera del campo, son virtudes tan legendarias como actuales. El conjunto dirigido por Zidane parecía huérfano sin el sevillano cuando el Shakhtar firmó tres goles en el estadio Di Stéfano. La amor y la caos defensiva fueron una constante en el estreno de la Champions. Llega el clásico en las horas más bajas de Zizou y la presencia del central andaluz se torna imprescindible en el intento de sacar la nave blanca del tornado.

La recuperación de la solidez de la retaguardia madridista será secreto para frenar a Messi y Ansu Fati en un clásico histórico, sin sabido por vez primera. Se presume que Vinicius jugará en el ataque visitante, un duelo de jóvenes que son los arietes de las revoluciones que uno y otro equipos necesitan desde hace tiempo.

Paralela al capítulo deportivo se encuentra la disparidad ambiental y humana en uno y otro clubes. La situación social del Existente Madrid es diametralmente opuesta a la que soporta el Barcelona. La relación entre Florentino Pérez con sus entrenadores y futbolistas es óptima y tiene en su diana a un único enemigo: el Covid-19. Los técnicos y jugadores de los primeros equipos de fútbol y de baloncesto, los profesionales del Castilla y los grandes ejecutivos de la empresa firmaron con el presidente durante la primera ola de la pandemia un acuerdo que supuso una reducción salarial del 10 por ciento, que se convirtió en 39 millones de euros de alivio para las arcas de la entidad. Florentino Pérez y Sergio Ramos fueron los principales gestores de aquel pacto, mano a mano, cara a cara. Los quinientos empleados directos de la casa blanca aplaudieron un convenio que evitó que sufrieran rebajas de sueldos. Los representantes sindicales de todas las tendencias alabaron el pacto.

Conscientes de la crisis económica que generaba el coronavirus, los pupilos de Zidane se negaron a percibir después los 30 millones de euros correspondientes al título de Ataderas y a la Supercopa de España conquistados la pasada temporada.

Los jugadores, técnicos y ejecutivos del Existente Madrid se redujeron en la primavera pasada un 10 por ciento sus salarios, lo que supuso 39 millones de economía para el club. Luego, los futbolistas de la primera plantilla se negaron a cobrar sus 30 millones en primas, ganadas por los títulos de la Ataderas y la Supercopa de España

Con la apuro del cinturón en el capítulo de gastos y con esa ayuda de los deportistas, los números del curso antedicho fueron salvados por el club con un superávit de 220.000 euros. Pero ahora hay que guardar los muebles de la campaña 2020-21 y Florentino Pérez desea convenir con los futbolistas otra disminución de sus emolumentos, porque el Covid-19 amenaza con sustentar cortadas las fuentes de ingresos hasta marzo, lo que significa otro año con la tienda cerrada en todos sus ámbitos, desde el merchandising a las taquillas pasando por las cuotas reducidas de socios y los abonos sin cobrar.

Presupuesto del Madrid: de 822 a 650 millones

El presupuesto 2020-21 descenderá de los 822,1 millones del curso pasado a los 650, similar a los 671 millones de la campaña 2016-17. El mayor responsable del Existente Madrid ha recaudado 136 millones de euros en traspasos y cesiones de 19 futbolistas, pero necesita otro economía de sueldos para cuadrar las cuentas en números azules, aunque sean mil euros. Ramos, enlace en la negociación con el presidente, ha conseguido que su plantilla acepte otra reducción, pues son conscientes de la gravitación de la crisis. Asumen que no pueden sustentar sus emolumentos, que se pagan de unos ingresos hoy cercenados de raíz. El dilema es el porcentaje del retazo, que puede oscilar desde el 7 por ciento, lo que supondría 26 millones, hasta el 12 por ciento, lo que significaría 46.

Fractura en el Barcelona

La empatía de la plantilla blanca con su presidente en un asunto tan espinoso como la reducción salarial es diametralmente opuesta a la que sufre Bartomeu con los capitanes de su Barcelona. El vestuario azulgrana mostró su descontento al rehusar sentarse en la mesa de negociación colectiva y en la carta que enviaron al club en que tildaban de bochornosas las actuaciones de la directiva. «¿Bartomeu? Yo no quiero llevarme mal con nadie pero ha habido veces… veo que mi club se ha viejo pasta que ahora nos piden para criticarnos y…. es una barbarie», desvela Piqué en La Vanguardia haciendo indicación al «Barçagate» y a la valentía del club de ejecutar un plan de contención para resumir el 30 por ciento de consumición salarial. El catalán, que recientemente ha ampliado su vinculación con el club, no esconde la fractura que existe entre el vestuario y la planta solariego: «Me sorprende que clan como Pep Guardiola, Puyol, Xavi o Valdés no estén en el club. Poco no se está haciendo acertadamente», se pregunta mientras reconoce que el intento de salida de Messi es la constatación de ello: «No puede ser tan evidente que las dos partes estén tan distanciadas».

Ver los
comentarios

#Vinicius #Asensio #extremos #ataque #del #clásico

Leave a Comment