viajes-y-turismo

Valiosos, y casi desconocidos yacimientos arqueológicos para visitar en España

Valiosos, y casi desconocidos yacimientos arqueológicos para revistar en España
#Valiosos #casi #desconocidos #yacimientos #arqueológicos #para #revistar #España

  • Castro de Santa Tegra (Pontevedra)

    El castro de Santa Tecla, situado a 341 metros de cúspide, en el municipio gallego de La Policía (Pontevedra) llegó a acoger a unas 5.000 personas durante su época de longevo esplendor, allá por el siglo I a. C., y era uno de los más grandes del noroeste peninsular. Está formado por viviendas ovaladas en su longevo parte, pero todavía las hay rectangulares, con esquinas redondeadas, por influencia de los romanos. Sus moradores se dedicaban a la elaboración de cerámicas, joyas, tejidos e instrumentos, muchos de ellos en el museo arqueológico situado en el pueblo. Situado es un circunstancia privilegiado desde el que se domina todo el contorno de la desembocadura del Miño el castro de Santa Tecla fue claro Monumento Histórico Primoroso Franquista y Acertadamente de Interés Cultural.

  • Gaveta des Tudons (Menorca)

    La gaveta funeraria des Tudons es uno de los monumentos talayóticos más emblemáticos de Menorca fechada en Bronce medio – bronce final entre 1.400-1.000 a C.

    De la forma que tiene, de nave invertida, toma el nombre de gaveta, una tipología funeraria que sólo se encuentra en la isla. Está construida con la técnica ciclópea propia de la época, que consiste en el encaje de piedras de medianas dimensiones sin ayuda de mortero. Se hacían enterramientos colectivos. Es por ello que durante las excavaciones realizadas se encontraron cien individuos, acompañados de ajuar y olletes donde se depositaban las ofrendas durante los ritos funerarios.

  • Dólmenes de Antequera (Málaga)

    El Sitio de los Dólmenes de Antequera se presenta como un proporcionadamente cultural en serie formado por tres intereses culturales -los dólmenes de Menga y de Viera y el tholos de El Romeral– y dos intereses naturales –La Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera-. Fue claro Patrimonio Mundial de la Unesco en 2016. Se tráfico de una de las primeras integraciones conscientes de edificación y paisaje monumental de la Prehistoria Europea. Construidos en el periodo Neolítico y en la Antigüedad del Cobre con grandes bloques de piedra que forman cámaras y espacios con cobertura adintelada -Menga y Viera- o falsa cúpula -El Romeral-, los megalitos antequeranos fueron utilizados con fines rituales y funerarios. Las estructuras megalíticas se presentan bajo la apariencia de paisaje natural, enterradas bajo túmulos de tierra, subordinando su orientación a dos monumentos naturales: La Peña de los Enamorados y El Torcal. Uno y otro constituyen dos hitos visuales indiscutibles del Sitio.

  • Pla de Petracos (Alicante)

    El mina El Pla de Petracos, situado en término municipal de Castell de Castells, es una las expresiones más importantes del Neolítico en la Península Ibérica. Descubierto en 1980 y claro Acertadamente de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad se tráfico de un conjunto compuesto por ocho abrigos, de los que cinco presentan motivos pintados en un rojo intenso perfectamente visibles, y una cueva. En los tiempos en que se realizaron las pinturas era un santuario: un circunstancia de conferencia y culto de gentes unidas por profundas creencias, en las que la fertilidad y la fecundidad, el ciclo agrícola o los vínculos familiares cobraban un específico protagonismo.

  • Cementerio Ibérica de Tútugi (Milgrana)

    Situada en las proximidades del casco urbano de Barca, (Milgrana), la cementerio ibérica de Tútugi, descubierta en 1914 es una de las más extensas conocidas, donde se han definido hasta nueve tipos de estructuras funerarias, todas ellas tumulares y algunas de ellas familiares. La cementerio que tiene sus inicios en el siglo V a.C., representa a nivel franquista una de las muestras más extensas y significativas de la Civilización Ibérica.

    En el circunstancia se han definido hasta nueve tipos de estructuras funerarias. Los enterramientos son tanto por incineración como por cremación, predominando este extremo ritual, y los restos están depositados en urnas pintadas o en cajitas pintadas o labradas. Como ajuar aparecen cerámicas ibéricas pintadas, orfebrería de bronce, oro y pasta vítrea, esculturas pintadas. Conserva las estructuras de la longevo parte de las tumbas, nueve de las cuales se han restaurado y son visitables. La restauración ha permitido todavía recuperar, en una parte del mina, el paisaje flamante que tendría la Cementerio en el momento de uso.

  • Cancho Roano (Badajoz)

    El mina arqueológico de Cancho Roano situado en la billete de Zalamea de la Serena (Badajoz) es el conjunto tartésico mejor conservado de la península ibérica. Su construcción flamante está fechada en el siglo VI a. C., aunque el edificio fue ampliado y modificado en siglos posteriores. Concreto Monumento Histórico-Primoroso en 1986, supone un mina sin duda magnífico y único, tanto por su forma, su tamaño y su estado de conservación.

    El más antiguo, denominado Santuario Orientalizante, se construye sobre los restos de la primitiva cabaña, en piedra y adobe, y data de finales del siglo VII o principios del VI a.C.. De este edificio se conserva la habitación principal, destinada al culto. Tras la destrucción del previo santuario se construye un nuevo edificio, todavía con función religiosa, pero de mayores dimensiones. Esta construcción costa de tres cuerpos principales a los que se accede a través de una habitación cuadrilongo, cuya entrada está flanqueada por dos pequeñas torres. Conexo a ella se conserva un pozo, así como el foso que rodea todo el edificio. Abriles a posteriori, el santuario vuelve a ser destruido y sustituido por una nueva construcción, conocida como el palacio-santuario de Cancho Roano.

  • Los Millares (Almería)

    Localizado en el término de Santa Fe de Mondújar, en Almería, el Enclave Arqueológico de Los Millares es considerado como el más importante de los yacimientos europeos de la Antigüedad del Cobre.

    En Los Millares (2700-1800 a.C.) se desarrolla una espléndida civilización agrícola, pionera en la inmersión de la metalurgia del cobre en el Mediterráneo occidental. Su poblado, protegido por cuatro líneas de murallas y una decena de fortines avanzados, presenta una impresionante cementerio con más de cien tumbas colectivas, poco sin parangón en la Europa de la época. En cada tumba se enterraban los miembros de un mismo clan con sus ajuares personales: armas, herramientas, adornos, cerámica simbólica e ídolos.

    El poblado contó con un extraordinario sistema defensivo, difícil de entender sin la existencia de unos pueblos megalíticos dedicados al pastoreo. Dispuso de cuatro líneas de murallas; de ellas, la más exógeno y moderna mide 310 metros. Presenta torres semicirculares o bastiones a intervalos regulares y dos puertas.

  • Las Cogotas (Ávila)

    El mina arqueológico de Las Cogotas, situado en el término municipal de Cardeñosa en la provincia de Ávila, es un poblado de entre los siglos VII a. C. y el III d.C., –segunda Antigüedad del Hierro– que cuenta con uno de los castros prerromanos más antiguos de la provincia.

    Se halla en un circunstancia elevado que servía de defensa natural, y que encima se protegió con murallas, fosos y campos de piedras hincadas. Las Cogotas consta de dos recintos amurallados, uno, el superior o primer circuito, que comprendía toda la cima de la colina y corresponde con la ciudadela, y otro, el inferior o segundo circuito, que se desarrolla en torno a el sur y oeste descendiendo por la desnivel en la planicie hasta el regato de Rominillas, cerrando una superficie de 14,5 ha, recientes excavaciones, han demostrado la existencia de viviendas, áreas industriales y zonas para el hato.

  • #Valiosos #casi #desconocidos #yacimientos #arqueológicos #para #revistar #España

    Leave a Comment