Finanzas

Su mujer, siete altos cargos y un auditor condenados a penas de prisión

Su mujer, siete altos cargos y un auditor condenados a penas de prisión
#mujer #siete #altos #cargos #auditor #condenados #penas #prisión

Antonio Ramírez Cerezo

La sentencia del caso Pescanova se ha saldado con la condena a ocho abriles de prisión a su expresidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, y con penas de hasta tres abriles y medio para cinco miembros de su excúpula, que entre 2009 y 2013, manipularon las cuentas de la entidad para poder seguir captando inversores que luego acabaron perdiendo su peculio.

En las más de 600 páginas de sentencia se recoge como Fernández de Sousa-Faro, con la colaboración de los responsables de los departamentos más relevantes de la compañía, llevaron a lugar una serie de prácticas irregulares con el objetivo de seguir captando financiación bancaria. En los siete abriles que ha durado el proceso, se han investigado a 19 personas y 12 sociedades relacionadas con la excompañía, refundada en 2015 como Nueva Pescanova

Principal responsable

A Fernández de Sousa, la Audiencia Franquista le condena a seis abriles de prisión por los delitos de falsedad en documento mercantil y estafa agravada, falseamiento de cuentas anuales y falseamiento de información económica y financiera, encima de otros dos abriles por alzamiento de beneficios. La sentencia considera al entonces presidente de la entidad como el principal responsable de la operación. Encima explica como el patrón gallego, inmediato a su esposa , Rosario Andrade-condenada a un año de cárcel- por alzamiento de beneficios, sacaron 4 millones y medio de euros a una entidad bancaria de la ciudad portuguesa de Valença, para luego transferirla a una cuenta abierta previamente por Andrade en Hong Kong. Todo esto, posteriormente de conocerse que las cuentas de Pescanova no estaban en una situació vivo.

Mejor parado salió, sin secuestro, el mentor delegado de la compañía, Alfonso Paz-Andrade, al que solo se le impone una pena de un año de prisión por el delito de falseamiento de cuentas anuales. Al segundo de a lado de Fernández de Sousa, además se le investigaba por otros tres delitos que finalmente no pudieron ser acreditados por el togado. Entre ellos el de uso de información relevante posteriormente de que presuntamente, un mes antiguamente de que estallase la crisis en la entidad, el ejecutante vigués vendiese 350.000 acciones de la compañía por un valía de 3,4 millones de euros. Paz-Andrade dirigió la compañía inmediato a Fernández de Sousa durante casi tres décadas.

Alfonso Paz-Andrade en una imagen de archivo
Alfonso Paz-Andrade en una imagen de archivo – Miguel Muñiz

Siguiendo el organigrama, el togado ha impuesto 3,6 abriles de prisión para Antonio Taboas Moure, director financiero, ; Alfredo López Uroz, director de Filial; Joaquín Viñedo Tamargo, Cabecilla de auditoría externa y Gracia González Domínguez, jerarca de contabilidad de la pesquera durante la étapa investigada. A todos ellos se les pena por los mismos delitos: falsedad en documento mercantil cometido por particulares y estafa agravada, encima de falseamiento de cuentas anuales. Así como al sucesor de Taboas en el cargo, Carlos Turci Domingo, además considerado cómplice de Fernández de Sousa en la operación.

El togado además ha condenado a 3,6 abriles de prisión a Santiago Sañé Figueras, auditor de BDO, responsable de firmar la auditoría de las cuentas de la pesquera. Los delitos que se le han atribuido son los de falseamiento de cuentas anuales y falseamiento de información económica y financiera. El magistrado lo considera conocedor de las «irregularidades cometidas en las prácticas contables de la empresa».

Por otra parte, además se le han impuesto dos abriles de prisión por estafa agravada al responsable de gobierno, José Manuel Gil González, y la misma pena, pero por falseamiento de cuentas anuales al entonces jerarca de servicio de Pescanova, Alfonso García Pelado.

Ver los
comentarios

#mujer #siete #altos #cargos #auditor #condenados #penas #prisión

Leave a Comment