viajes-y-turismo

siete excelentes campos de golf en Cantabria

siete excelentes campos de golf en Cantabria
#siete #excelentes #campos #golf #Cantabria

Miguel Ángel BarberoMiguel Pedazo de pan Fígaro

La método de los entornos golfísticos urbanos indica que para construir un campo de golf el mercado que lo rodee debe ser de 50.000 habitantes. Igualmente, primero hay que aparecer inaugurando canchas de prácticas, luego un trayecto de nueve hoyos y, cuando todo esté ya madurado, ampliar a 18 si es el caso. Sin secuestro, en la cuna del golf castellano, este deporte marcha por otros derroteros. Es cierto que Huelva y Las Palmas se adelantaron en la entrada del golf en nuestro país, pero desde que la Tribu Existente decidió creer por esta actividad hace ahora un siglo (primero en Oyambre y luego en Pedreña) esa semilla quedó firmenente plantada. De la cantera montañesa surgió un gran campeón como Ramón Sota, al que siguió su sobrino Severiano Ballesteros; y, gracias a la persistencia del inteligencia por hacer de su amor poco popular, se inauguró en Santander el primer campo municipal de España, que ha seguido fomentando la cantera en toda Cantabria.

Mataleñas es una alhaja de nueve hoyos situada en la subida al faro de la renta, que ejerció de detonador para que florecieran todo tipo de campos de esta dimensión a lo espléndido de los abriles. En la propia Pedreña se desarrolló el de La Junquera, actualmente con una concesión privada; en Comillas el de Rovacías, que al formar parte de un hotel se constituye en el único resort especializado de la región; en Agüero, la Escuela Ramón Sota sigue la reguero del pionero con un coqueto diseño de Pitch & Putt con la firma de Seve e, incluso, el propio Ballesteros ideó nueve hoyos extra en su club de siempre en la parte que da a la ría de Cubas.

Con el ejemplo siempre vivo de Oyambre, un links auténtico sobre la playa del mismo nombre que es el más antiguo de todos (1924), igualmente destaca el caso de Noja, en la otra parte de la provincia. Así, se produce la paradoja de que existen más campos de nueve hoyos (siete), que de 18 (cuatro). Pedreña, Santa Armada, Rada del Pas y Nestares dan placer a quienes buscan más distancia, en lo que es la concentración de golfistas por número de habitantes más incorporación.

Ver los
comentarios

#siete #excelentes #campos #golf #Cantabria

Leave a Comment