deportes

Sainz, del progreso en McLaren a la incertidumbre de Ferrari

Sainz, del progreso en McLaren a la incertidumbre de Ferrari
#Sainz #del #progreso #McLaren #incertidumbre #Ferrari

José Carlos CarabiasJosé Carlos Carabias

Suena la Marsellesa en Monza en honor de Pierre Gasly y de un país que ha vivido en la penuria. Desde hace 24 primaveras (Olivier Panis, 1996, en el Gran Premio de Mónaco), un francés no ganaba una carrera de Fórmula 1. Es el apogeo de Gasly y su gusto, tocado pero no hundido en la estructura de Red Bull. A su costado, Carlos Sainz sube físicamente por primera vez, la segunda en el enumeración, a un podio de F1. El año pasado en Brasil no lo pudo celebrar como procede porque la correctivo a Hamilton se conoció a posteriori de la ceremonia protocolaria del podio. Debería ser un momento de satisfacción para él, pero a Sainz le carcome ese segundo peldaño. «Podía suceder rebaño la carrera. Hubiese necesario una dorso más», suelta en el primer pensamiento.

Sainz y Lando Norris culminan este año la recuperación del titán McLaren, el segundo mejor equipo de la historia, que estaba devastado en 2015 con los motores Honda y Alonso al volante, y que se ha recuperado en las últimas temporadas. En 2018, ya con Renault, más Alonso y Norris, obtuvo 62 puntos. El año pasado, con Carlos Sainz de estreno y Norris, avanzó hasta 145 puntos. Y esta campaña, con solo ocho grandes premios disputados, la escudería lleva dos podios y 95 puntos. La mejoría es evidente y Sainz ha contribuido decisivamente a los progresos con un talante conciliador. En vez de convertir a Lando Norris en su primer enemigo, según la ley no escrita de la F1, lo ha transformado en su amigo. Sus jefes, Brown y Seidl, no han hecho un drama o una batalla con su fichaje por Ferrari. Al revés, han entendido la oportunidad del madrileño y lo han felicitado por la contratación.

«Es como si no me fuera a marchar nunca de McLaren», proclama Sainz, que ha opuesto en este equipo la horma de su zapato.

Precisamente el futuro, Ferrari, es ahora un foco de incertidumbre para Sainz. El curso de la mítica escudería es una calamidad: sexto en la clasificación de constructores, con solo 61 puntos. Un segundo puesto de Leclerc en Austria como mejor resultado y decepciones dominicales de Vettel por sistema. El coche es un tormento que vaga como alma en pena por los circuitos.

La pregunta es forzoso. ¿No le provoca incertidumbre a Sainz el cambio? El protagonista argumenta en una rueda de prensa organizada para la prensa escrita ayer por la sombra. «No puedo estar irresoluto de esas conjeturas y de analizar lo que está haciendo Ferrari», dice el protagonista, que manejo de apurar su año con McLaren apelando a la profesionalidad. «Hay que aislarse de todos los comentarios y trabajar duro para que no te afecten», explica. «Según pasan las horas estoy más contento aunque no puedo evitar pensar que se me ha escapado la vencimiento». Sainz se anima con otra idea: «Sí, creo que hoy he cedido un contratiempo en la mesa y he mandado un mensaje potente a la Fórmula 1».

Ver los
comentarios

#Sainz #del #progreso #McLaren #incertidumbre #Ferrari

Leave a Comment