entretenimiento

«Project Niños», cuando España fue el epicentro de la Guerra Fría

«Project Niños», cuando España fue el epicentro de la Lucha Fría
#Project #Niños #cuando #España #fue #epicentro #Lucha #Fría

Helena CortésHelena Cortés

A finales de los abriles cincuenta, tras más de viente abriles en el expatriación, centenares de «niños de la erradicación» recién llegados a España se enfrentaron a horas y horas de interrogatorios sobre su antigua vida cotidiana en la Unión Soviética. Sin quererlo ni saberlo, se habían convertido en los protagonistas involuntarios del Project Niños, una operación de espionaje de la CIA que pone de relieve «que España fue el epicentro de la Lucha Fría», subraya Oriol Bosch, director y realizador del documental sobre el caso que DMax estrena el lunes (22.30 horas). A lo espacioso de tres episodios, el «Project Niños» audiovisual descubrirá los entretelas de esta operación inédita que permitirá descubrir la compleja red de espionaje que se desplegó en esos abriles en Madrid.

La cuchitril angular de este esquema son unos documentos que desclasificó la CIA en los abriles noventa. «A finales de los cincuenta, oeste no tenía ni idea de lo que pasaba en la URSS, así que cualquier información era valiosísima», subraya Bosch, que dio con la historia casi por incidente cuando hablaba con un compañero ruso de la productora, Lavinia TV. «Franco autorizó a esos niños a retornar a España gracias a este acuerdo con la CIA en un momento en el que le convenía comunicarse al mundo», puntualiza.

En tres locales de Madrid que estaban situados en la calle Orense, cerca del Estadio Santiago Bernabéu, y en otros dos inmuebles de la calle Goya, realizaban esos interrogatorios bajo una patente campaña de refriega accesible. Por eso, dar con los niños y restablecer parte de lo que contaron era otra de las patas esencia del documental. «Nos llevaron a Madrid, con la comunidad completa, y teníamos interrogatorio por la mañana y por la tarde. Las preguntas eran ¿dónde habías estado?, ¿dónde habías trabajado? ¿qué es lo que se hacía?» afirma Cecilio Aguirre, uno de los muchos niños de Rusia que participa en el documental. «La decano parte de ellos eran reacios a susurrar y nadie reproduce textualmente preguntas ni respuestas. Si cuentan que más o menos estaban interesados en memorizar dónde estaban las fábricas de misiles, los refugios, las oficinas de correos… Cuando creces en un país comunista, donde la compañía de la información era lo que era, ese reflexivo se queda en el ADN», plantea el director y productor ejecutante.

Otro personaje esencia es Oleg Nechiporenko, coronel retirado del KGB y responsable del «ccontrol de extranjeros» en la URSS, cuyo evidencia aportará datos inéditos sobre el contraespionaje soviético. «En este momento es un señor decano, pasamos dos días con él y generamos cierta cercanía, pero no es hacedero susurrar con alguno que ha estado toda la vida negociando información», insiste Bosch. Aún

Otros testigos expertos que ayudan a encajar el puzle de esta operación clandestina son Pedazo de pan Viñas, historiador, economista y ex diplomático de la UE; Lola Ruiz-Ibárruri, nieta de Dolores Ibárruri “La Pasionaria”; Luiza Iordache, diestro en el expatriación gachupin en la URSS; del caso John Prados, investigador del archivo de seguridad franquista de EE.UU; Georgy Filatov, diestro en relaciones entre España y la URSS; y Boris Volodarsky, excapitán de los servicios de inteligencia marcial soviéticos, entre otros.

Para descubrir las conclusiones de sus dos abriles de investigación, Oriol Bosch remite al zaguero capítulo. «La información fue muy valiosa y sirvió para que ocurrieran muchas cosas durante la Lucha Fría. No todo lo que hace la CIA es atún y se ha tumbado en militar un borrón tras la caída del pared sobre los abriles de la Lucha Fría», puntualiza.

Tres especiales

Para profundizar en la historia y la época de «Project Niños», DMax emitirá tras cada uno de los tres episodios del documental un distinto de una hora sobre aspectos relacionados directamente con esta trama de espionaje. El primero se adentrará en la historia de los «los niños de la erradicación», que gracias a los testimonios de historiadores y afectados reflejará lo que supuso para estos críos crecer en el expatriación y retornar a un país que no reconocían.

El segundo distinto descubrirá las aventuras de los espías en la España de los abriles cincuenta y profundizará en la figura de Arthur Patrick Dyer, el patrón de los servicios secretos británicos en Bilbao durante la Segunda Lucha Mundial y la Lucha Fría. Él fue el encargado de crear una red de 50 “observadores” vascos de todo tipo, desde miembros del PNV, profesores, hasta marinos mercantes, que llevaron a sitio misiones arriesgadas. Encima, los espectadores descubrirán a Pedazo de pan Alcázar de Velasco, un falangista a quien el embajador japonés en Madrid le encargó realizar la “red Tô”, cuyo objetivo era crear un entramado de informadores españoles en Estados Unidos que trabajaban para Japón. Todavía se adentrarán en la «operación mincemeat», que fue una exitosa operación británica de farsa durante la Segunda Lucha Mundial.

El zaguero espacio temático que acompañará a «Project Niños» ahondará en cómo, tras la Segunda Lucha Mundial, entreambos bandos introdujeron en sus estrategias diversas operaciones de propaganda. De nuevo, España jugó un papel esencia, ya que fue el país escogido para instalar las infraestructuras de puesta en circulación de Radiodifusión Liberty, cuyos contenidos estaban respaldados por la CIA y se dirigían a los oyentes del monolito soviético. En este zaguero reportaje distinto, se mostrará adicionalmente cómo era la censura informativa en un campo de batalla insólito hasta entonces.

Ver los
comentarios

#Project #Niños #cuando #España #fue #epicentro #Lucha #Fría

Leave a Comment