entretenimiento

planta a Cristian por el «pagafantas»

planta a Cristian por el «pagafantas»
#planta #Cristian #por #pagafantas

Novo

La hoguera de «La isla de las tentaciones» se extinguió y deja en la audiencia de Telecinco la misma sensación de desvaimiento que sienten los amantes del deporte cuando se apaga el pebetero orgulloso.

Cuatro parejas hechas trizas (Pablo y Mayka, Lester y Marta, Tom y Melyssa, Melodie y Cristian), dos que sobreviven (los sevillanos que se fueron, y Aless y Patry, que los sustituyeron) y tres nuevas relaciones (Lester y Patricia, Mayka y Óscar y, sorpresa, sorpresa, Melodie y Beltrán).

Melodie fue la revelación del octavo y postrer capítulo. Plantó a Cristian, que a estas horas se estará arrepintiendo de poseer llamado «pagafantas» a Beltrán, con el que su ya ex novia decidió irse de la mano de «La isla de las tentaciones». Una estampación de la que ya solo queda el broche, en forma de capítulo extra figura tres meses posteriormente del fin del rodaje.

Sandra pidió explicaciones a Tom, que eligió irse solo
Sandra pidió explicaciones a Tom, que eligió irse solo – Telecinco

Tom se fue solo y deja dos «ex»

«A rey muerto, rey puesto», sostiene el refrán. Creíamos que el «Rey de Marrakech», TomBrusseEresUnDesgraciado, era muy partidario de esta filosofía fundamental. Y que, una vez facturada su relación con Melyssa en la hoguera de confrontación del episodio preliminar, se iría a celebrarlo a Villa Montaña «sabaneando» con Sandra, la muchacha de 21 abriles con la que corneó a la que llevaba siendo su pareja ocho meses.

Pero no. Este Tom siempre supera todas las expectativas. Así que le auguramos una gran carrera en los platos de Mediaset, que fue equitativamente donde conoció a Melyssa.

Y no, no es que un locución de 360 grados se arrepintiese a última hora de romper con Melyssa: «Me da un poco igual», admitió cuando la presentadora le preguntó cómo se le había quedado el cuerpo tras la combustión a la que lo sometió su ya ex en la hoguera de marras. Lo que decidió fue irse sin nadie de la mano. «Voy a irme solo porque quiero pensar. Tengo que memorizar lo que mi corazón me dice. Y necesito tiempo para eso». «Gracias por tu honestidad y por haberte entregado hasta el final», le despidió Sandra Barneda, consciente, ya en la isla, de los muchos puntos de «share» que darían meses posteriormente actitudes tan sueltas como la de Tom.

Al final, el muchacho dejó un par de damnificadas en su paso por la isla. «Estoy doblada», confesó Sandra, que en sus 21 abriles no se había topado con un tipo tan desconcertante como el patrón marroquí. «Me abro de par en par, siendo yo 100%, y mira», reflexionó abatida, acordándose –en buena hora– del «edredoning». En todo caso, concluyó que «a lo hecho, pecho»: «No me arrepiento de haberme dejado aguantar».

A punto estuvo de no ir a despedirse de Tom. Pero fue: «Confía en mí», le dijo él. Y se dieron un beso, pero sin pasión. Los besos con lágrimas nunca saben acertadamente. «A cuidar a mi princesa», se despidió el marroquí. Con un par (de maletas).

Sandra llora al conocer la decisión de Tom
Sandra llora al conocer la valentía de Tom – Telecinco

Por su parte, Melyssa regresó a Villa Playa e hizo el anuncio oficial: «Estoy soltera», proclamó, y le faltó ponerlo en Tinder. «El hombre de mi vida no me hace lo que Tom me ha hecho», reflexionó con tino. Y puso buena cara al mal tiempo: «Aquí he conseguido quererme, y me quité un peso de encima». Así que da por acertadamente empleada «La Experiencia», que es como llaman en Mediaset a someter a tu pareja a la misma presión que el top predilecto de Yola Berrocal.

Pero posteriormente le entró un depresión, y volvió a las andadas, o mejor dicho, a las lloradas. Y Melodie volvió a hacerse cargo el rol de mejor amiga: «No te lo mereces».

Todos y todas merecemos una Melodie en nuestra vida. Pero –así es la vida– el que la tenía a diario en su vida siquiera es que la mimase demasiado, y por eso pasó lo que pasó, que contamos a continuación.

Cristian, hundido después de haber sido abandonado por Melodie
Cristian, hundido posteriormente de poseer sido desidioso por Melodie – Telecinco

Melodie rompe asidero con Cristian

Melodie (28) y Cristian (31), alicantinos los dos, sumaban nueve abriles de relación al lograr a la isla. El contador se ha parado ahí.

El hombre tiene tendencia a meter la pata cuando palabra. Lo hizo en el episodio uno, cuando dijo aquello de «he venido para separarme, no para reanimar carencia», y su entonces novia dio por liquidada la relación, si acertadamente luego reculó. «Soy muy bocazas», admitió él antaño de la hoguera de confrontación.

Pero antaño de esa fogata con Melodie acudió a la cita final, para la que él eligió, claro, a Andrea. «Hace mucho que no tenía una cena romántica con una chica», admitió, dando una puñalada en diferido a Melodie. Pasaron un día espectacular, abrasándose el uno al otro, pero fue una cita sin. «Me gustaría yacer contigo, pero esta vez quiero hacerlo acertadamente», dijo antaño de irse camino de la cama, que es –como cantaba Siniestro Total– el mejor camino.

«Me has hecho percibir en un mes cosas que no había sentido en un año», le dijo Andrea cuando le tocó despedir a Cristian para que éste se preparase para la hoguera de confrontación. En ese momento echamos cuentas y, sí, en finalidad, hace un año fue su momento «de aquí a la perpetuación» con Óscar, que una vez que pisó Barajas si te he conocido no me acuerdo del todo.

¿Y su pareja? El roce hace el cariño, y el cariño acaba haciendo el roce. Pero su cariño con Beltrán, el patrón alicantino de 24 abriles, no pasó al roce, al menos en la isla. Era de esperar, pues Melodie es un «hueso duro de roer», tal y como ella misma se cataloga. Le dijo cosas bonitas a él, que le sonarán feas a Cristian: «Es triste afirmar que nunca me he sentido apoyada así por Cristian. No sé qué va a ser de mi vida, pero yo te voy a aguantar siempre conmigo».

Y llegó la hoguera de confrontación.

Cristian: ¿No me das un arrechucho?»

Melodie: No.

E inmediatamente ella le recordó aquella frase desafortunada de que había ido a la isla a romper la relación. Eso, para asomar. «Yo no era consciente de la vida de mierd.. que tenía», espetó. Le dijo que Beltrán la cuida más de lo que él la ha mimado en nueve abriles. «Es un notas. No te ha hecho reír», saltó Cristian como un resorte cuando se le nombró a su rival. Vio igualmente un inocente pico de ella con el muchacho, y, claro, se picó: «No fue un beso de sentimiento», se justificó ella.

En todo caso, Cristian pidió hacer borrón y cuenta nueva: «No te quiero perder por carencia en esta vida», suplicó. Pero ella le dijo que ya era demasiado tarde para arreglar una relación «de tormentas y lágrimas». Así que decidió irse sola. Él se acercó a dos milímetros escasos de su boca, en un postrer y desesperado intento:

Melodie: Me he olvidado de que estabas en la otra isla.

Cristian: Pues bueno.

Emprendió, solo, el camino de reverso a casa. Y a los vigésimo pasos tiró un anillo al suelo. Suponemos que no muy valioso. Es con el que le iba a pedir alianza a su ya ex.

El anillo de compromiso que Cristian iba a dar a Melodie, por los suelos
El anillo de compromiso que Cristian iba a dar a Melodie, por los suelos – Telecinco

Quiso Melodie ir a dar explicaciones de su valentía a Beltrán, que estaba solo sentado en un triste costado de la isla sin fogata ni carencia. Y tanto se explayó que acabaron de la mano, y apareció Sandra Barneda, y le preguntó si quería reconsiderar su valentía, y una cosa llevó a la otra, y la alicantina dijo «sí», y se fue de la mano con Beltrán.

Melodie se marcha de la isla con la medalla de mejor amiga y, a la chita callando, con un nuevo novio. Al que, eso sí, no llegó a achuchar en la boca. Es, ella misma lo dice, un hueso duro de roer.

Patry y Aless, de la mano
Patry y Aless, de la mano – Telecinco

Aless y Patry, avanti

El italiano Aless (38) y la cubana Patry (27) fueron el licenciatura de los sevillanos que se fueron felices y comieron perdices. Los últimos en lograr y los que menos chicha argumental aportaron.

Para sus citas 24 horas eligieron como estaba previsto. Él, a Lia, que no dejó de lanzarle directas. Como esta: «Me gustaría sobrepasar la amistad». O esta otra: «Me gustaría profundizar contigo».

Aless: Decido irme a yacer solo.

Lia: ¿Estás seguro?

Aless: Sí, pero sigues siendo mi tentación favorita.

Patry optó por su paisano, el escultórico Jorge, a quien regaló un bailoteo, y hasta ahí.

Esta pareja era la gran esperanza de los partidarios de la dicha. Y así fue. Ella volvió a ver vídeos en los que él se dejaba querer por Lía. El italiano admitió que en Villa Montaña tuvo complicidad con esta muchacha, pero carencia más. «No me arrepiento de carencia», proclamó orgulloso de su comportamiento. Y no era para menos. Eligieron irse juntos. «Sin duda, es el hombre de mi vida». Y entonces sonó, con todos los honores, el «Ti amo», de Umberto Tozzi.

«De aquí salimos más fuertes», proclamó él, y sonó a verdad, y no a eslogan del Gobierno.

Mayka llora delante de Pablo
Mayka llora delante de Pablo – Telecinco

Y «Rosito» ardió en la hoguera

Mayka «cruzó los límites», dijo Sandra Barneda y merece por eso el Premio Planeta por «Eufemismo en la isla». Lo que hizo Mayka fue una infracción amorosa en toda la regla: se encamó con Óscar, a quien por supuesto eligió para la última cita. «Te voy a esperar con los brazos abiertos, tomes la valentía que tomes», le dijo a ella el autor del primer doblete de «La isla de las tentaciones», pues a la conquista de Andrea en la estampación 1 hay que sumar la de Mayka en la 2. Por su parte, Pablo optó por renunciar a la cita que le correspondía con una soltera y recluirse en la mansión de Villa Playa.

Sin duda, reservaba fuerzas para la hoguera de confrontación con Mayka, que se presumía de aúpa. Y lo fue. Ya de entrada. Pablo compareció con «Rosito» en la mano. Ya dijimos en su día que en la isla olía a peluche hasta la coronilla, puesto que él había anunciado que lo quemaría si ella hacía lo que acabó haciendo: cornearlo.

Dicho y hecho. «Rosito» pagó la infidelidad de su dueña ardiendo en la fogata. «Rosito significa el apego. Tú me has hecho daño a mí. Y yo le he hecho daño al oso», resumió Pablo. Fue un tanto decepcionante la reacción de Mayka mientras Rosito sufría a lo Juana de Curvatura. La audiencia lleva semanas temiendo por el futuro de un peluche, y resulta que la que era su dueña, aquella que dormía con él desde la infancia, ni se inmutó cuando Pablo tomó la directa con destino a la hoguera. Si en vez de «Rosito» es Óscar y le combustión Pablo con un mechero, seguro que salta.

Mayka adoptó esa vieja táctica de que la mejor defensa es un buen ataque. Lo acusó de hacer el golfo. De ser un impostor. «La relación estaba muerta antaño de entrar», sentenció. Él la acusó de haberse «metido en la cama» con «el primer payaso» que le regaló sus oídos. La murciana se defendió empleando la frase que más ha sonado en esta estampación del reality: «Yo lo único que he hecho es dejarme aguantar. La comienzo no manda, manda más el corazón».

Tres abriles de relación ardieron con «Rosito». Pablo eligió marcharse solo. «Te deseo lo veterano suerte del mundo, porque con ese pequeño la vas a carecer», dijo antaño de tomar las de Villadiego (¿o tendríamos que poner Villa Diego?). Mayka eligió marcharse con Óscar. Éste apareció entonces.

«Es la segunda vez que me batalla en esta situación, pero con unos sentimientos muy distintos», dijo ya de entrada, y todos entendimos que Mayka no era Andrea, al menos para él. «Esto es solo el inicio de poco que no quiere que termine», le dijo Óscar. Y ella se emocionó y ya no tuvo fanales para nadie más.

Mayka se fue con Óscar
Mayka se fue con Óscar – Telecinco

No miró para detrás ni para despedirse de «Rosito». Qué desconsideración la de Mayka. O es que quizá ha dejado detrás la tiempo de la inocencia, la tiempo de los peluches.

Marta se arrodilla ante Lester
Marta se arrodilla delante Lester – Telecinco

Lester da la reverso a la tortilla

«Que sepas que me has franco mucho los fanales», le dijo Marta (29) a  Dani, el patrón alicantino, cuando les tocó despedirse en Villa Playa. El que abrió mucho los fanales –en episodios anteriores– fue Lester (32), que llevaba siendo su pareja merienda abriles y se quedó pasmada cuando la vio practicando el «edredoning» con el tal Dani. Sabido es que Lester le devolvió la lance y se decidió a «sabanear» con Patricia, asesora de moda de 26 abriles.

Marta adoptó la misma táctica que Mayka: acontecer al ataque. «Santo Lester», le llamó en un momento regalado, porque, a su sensatez, se estaba haciendo demasiado el ofendido. La defensa de él se basó en que ella lo hizo primero: «Lo hiciste tú antaño que yo», remarcó en todo momento. Palabra del corneamiento mutuo.

Lester: Estoy viendo a una persona que no conozco da carencia.

Marta: Porque ahora me quiero. Como ahora me quiero, no me reconozco.

Empezaron a platicar pisándose el uno al otro, por lo que de aquí les auguramos un gran futuro en los platós de Telecinco, donde las conversaciones cruzadas en las que no se entiende carencia pueden lograr a satisfacer horas de programación.

Se vio una pareja que ya había regalado el paso que va del apego al desprecio. «¿Ahora me vas a afirmar tú con quién me tengo que meter en la cama?», llegó a preguntarle Marta antaño incluso de firmar el certificado de defunción.

Él recordó que ella le montó una cuadro de celos «ridícula» en el episodio uno, cuando carencia había hecho. «Como amigo eres maravilloso, pero como novio has sido un desastre», espetó ella. Al escuchar esa resarcimiento a la totalidad de la relación, Lester se rompió. Empezó a plañir. Marta fue a consolarle. Se arrodilló delante él. Y se le volvió a ir la mano con el dramatismo: se puso dramática de más, en plan nos hemos querido tanto y fíjate cómo hemos arruinado, pero muy sobreactuada. Esta chica es muy inestable: pueden acontecer por ella las cuatro estaciones en cuatro minutos, y así no hay quien viva.

Patricia y Lester se besan
Patricia y Lester se besan – Telecinco

Ella eligió irse sola. «Voy a quererte siempre», le dijo Lester a modo de despedida. «Pero me has querido mal», reprochó Marta. «Hasta luego, que voy por el camino de la dicha. Necesito estar sola un tiempo, quererme y, cuando me quiera a mí misma, querré como nunca he querido», reflexionó, poseída una vez más por Paulo Coelho.

Él decidió irse con Patri. En palabras de su ya ex, un clavo tapó otro clavo. Porque ella eligió irse con Lester. Habemus pareja.

Ver los
comentarios

#planta #Cristian #por #pagafantas

Leave a Comment