deportes

Peter Sagan regala un triunfo con espectáculo

Peter Sagan regala un triunfo con espectáculo
#Peter #Sagan #regala #triunfo #con #espectáculo

José Carlos CarabiasJosé Carlos Carabias

Peter Sagan iluminó el día más triste del Desvío de Italia, ocho casos de coronavirus, dos equipos retirados (Mitchelton y Jumbo), la carrera en el alambre de la incertidumbre… Pero al final de una etapa desdichada, el ciclista con hechizo regaló a la concurrencia un triunfo con espectáculo incluido. Una triunfo con fragancia a clásica en un trayecto increíble, desbrozando una fuga, que lo reconcilia con el ciclismo, que alegra a la afinidad mundial pues el campeón es único. Hacía 461 días, desde julio de 2019, que la bolsa de éxitos del eslovaco estaba vacía. Pello Bilbao atacó fuerte en rastreo de la maglia rosa y el pelotón de elegidos, conducido por el líder Almeida, canceló su intento. Uno de los favoritos, Fulgsang, perdió un minuto y medio.

El ciclismo hechiza por corredores como Sagan, desinhibido, brillante, un alma independiente que persigue la bienestar. El triple campeón del mundo había perseguido con empeño objetivos ambiciosos, que antaño lograba silbando. El maillot verde del Tour, algún esprint, escapadas… Y lo mismo en el Desvío, carrera en la que es debutante.

Cualquier otro hubiera bajado la persiana, desolado frente a tanta adversidad, pero el ciclismo es un deporte en el que se pierde cada día. Uno deseo y 170 pierden. Sagan masticaba la derrota a diario, en distinto frente a Demare, el velocista francés.

Camino de Tontoreto el Desvío ingenió una clásica, cuatro subidas fascinantes en el tramo final. Pequeñas cotas de carreteras agrícolas, estrechas lenguas de asfalto con potentes desniveles, el paraíso ciclista. Allí Sagan desarmó la fuga que lo había acompañado desde dos horas antaño. Descolgó a Filippo Ganna, sensación del Desvío, dos etapas, estilo Induráin, una bestia contrarreloj; a los movistar Cataldo y Villela; a Restrepo en las cimas; a Ben Swift en el descenso. Poderoso y emotivo, sagan llegó solo a meta. Como los grandes para su primera etapa en el Desvío. Es el ciclista número 100 que deseo en el Desvío, el Tour y la Revés.

Por detrás, el trayecto deparó noticiero. Pello Bilbao, el vizcaíno semidesconocido, atacó con deseo e inteligencia en un parón entre tramos de avance. Avanzó firme y confiado en sus piernas y su voluntad y puso en fila india a los favoritos del Desvío. Nibali, Keldermann, Almeida, Fulgsang… todos apretaron los dientes para revocar a cuatro kilómetros de la meta esa tentativa de Bilbao. El Desvío está moderado sin grandes figuras y el gachupin puede tener su opción por es completo en ascensión y en el llanada.

Fulgsang pinchó con la carrera lanzazo y entregó muchos segundos de regalo para su desgracia. El danés cedió minuto y medio y, en un Desvío que nadie parece querer ingresar, es otro deteriorado a la retraso de la ingreso montaña.

Ver los
comentarios

#Peter #Sagan #regala #triunfo #con #espectáculo

Leave a Comment