mundo

Pence podría sustituir a Trump si su positivo por Covid-19 le incapacita para la presidencia

Pence podría sustituir a Trump si su positivo por Covid-19 le incapacita para la presidencia
#Pence #podría #sustituir #Trump #positivo #por #Covid19 #incapacita #para #presidencia

Javier AnsorenaJavier Ansorena

Donald Trump ha anunciado en la amanecida de este viernes que ha regalado positivo en una prueba de Covid-19. El presidente de EE.UU. lo reconoció en su cuenta de Twitter pocas horas luego de que una íntima colaboradora de su equipo de campaña, Hope Hicks, reconociera que había contraido la enfermedad.

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, asimismo ha regalado positivo. «Esta oscuridad, la primera dama y yo hemos regalado positivo en un test de Covid-19», dijo el presidente en la red social. «Comenzaremos nuestra cuarentena y nuestro proceso de recuperación inmediatamente. Superaremos esto juntos».

Hicks, que en el pasado fue directora de comunicación de la Casa Blanca y ahora es asesora de la campaña para la reelección de Trump, dio positivo luego de activo compartido con el presidente varios viajes esta semana. El sábado acompañó a Trump en un mitin en Pensilvania, como asimismo hizo en Cleveland (Ohio) en el debate del pasado martes. El miércoles viajó a Minnesota con el presidente para otro acto electoral. En estos trayectos, se trasladó con Trump en el avión y en el helicóptero presidenciales.

Hicks es una persona de confianza de Trump. Ha trabajado con el multimillonario neoyorquino desde antaño de su aventura presidencial y es una de las pocas personas que entran y salen de forma habitual del Despacho Oval. Como otros ayudantes de Trump, se le ha trillado en muchas ocasiones sin mascarilla. Por ejemplo, en los actos del presidente en Pensilvania y Cleveland.

Hicks mostró síntomas la oscuridad del miércoles. El jueves, Trump prosiguió con su dietario de actos y participó en un evento de cobro de fondos en New Elástica, donde dio un discurso y estuvo en contacto próximo con decenas de personas.

Peña de peligro

El presidente, de 74 abriles, está en el corro de peligro por el virus, que tiene distinto incidencia en personas de vanguardia tiempo.

La enfermedad sorprende a Trump a poco más de un mes de las elecciones presidenciales, el próximo 3 de noviembre, y en medio de una frenética actividad de campaña. Trump ha tenido actos en varios estados en esta semana. La mayoría de los asistentes a sus mítines no llevan mascarilla ni guardan distancia de seguridad. En el debate del pasado martes, mostró una mascarilla que sacó del faltriquera interior de su chaqueta y bromeó sobre la costumbre de su rival, el demócrata Joe Biden, de aparecer con mascarilla en todos sus actos públicos.

Trump asimismo se ha mofado de las precauciones tomadas por Biden, que ha hecho buena parte de la campaña sin tener escasamente contacto con los votantes, y a través de conferencias y actos virtuales desde su mansión en Delaware.

Desde el principio de afluencia, Trump ha tratado de quitar importancia al virus, que ha causado más de 207.000 muertos en EE.UU. y ha provocado una crisis económica con millones de empleos destruidos. En un principio, el presidente aseguró que el virus desaparecía con la aparición del calor y ha mantenido enfrentamientos constantes sobre la importancia de la afluencia y las medidas para combatirla con los expertos médicos de su Dependencia. Poco antaño de conocerse su positivo, en un acto electoral del jueves por la oscuridad, dijo que «el fin de la pandemia está a la panorámica», a pesar de que la mayoría de los expertos ven probable que haya una segunda oleada de contagios.

En cuanto la afluencia dio un pqueño respiro a EE.UU. y se empezaron a blandir las restricciones a finales de mayo, Trump decidió retornar a la carretera. En junio celebró un mitin en Tulsa (Oklahoma) en un espacio cerrado y uno de los asistentes, el ex candidato presidencial republicano Hermann Cain falleció con el virus pocos días luego.

Incertidumbre política

No está claro el estado de vigor del presidente de EE.UU. y de su esposa. El médico de la Casa Blanca, Sean Conley, aseguró en un comunicado escueto que «los dos están aceptablemente y planean quedarse en casa durante la convalecencia». Añadió que aplazamiento que Trump «siga al frente de sus obligaciones sin interrupción durante su recuperación».

Conley, sin retención, no aclaró si Trump mostró los síntomas habituales. Un colaborador de la Casa Blanca aseguró a «The Washington Post» que no había trillado presencia de ellos, mientras que otro dijo a «The New York Times» que el presidente tenía carraspeo en la voz, pero puede ser poco natural luego de días de discursos.

La Casa Blanca confirmó que los actos previstos para el futuro próximo quedan suspendidos, incluido un delirio para este viernes a Florida, un estado cardinal en las elecciones.

El positivo de Trump abre un círculo de incertidumbre en EE.UU., con un clima político de entrada tensión. Si el presidente no pudiera ejercitar sus funciones por enfermedad o tratamientos médicos, como ocurrió de forma temporal con Ronald Reagan en 1985 y con George W. Bush en 2002 y 2007, ocuparía el cargo el vicepresidente, Mike Pence.

Si Pence siquiera pudiera hacerlo, la presidencia quedaría al frente de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. «No es poco que contemplemos», aseguró la jefa de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. «Vamos a sustentar la vigor del presidente».

Ver los
comentarios

#Pence #podría #sustituir #Trump #positivo #por #Covid19 #incapacita #para #presidencia

Leave a Comment