deportes

Pedro Sánchez y la foto con Nadal

Pedro Sánchez y la foto con Nadal
#Pedro #Sánchez #foto #con #Nadal

Enrique Pareja

Ha tenido que demorar este Gobierno de tanto progreso para que Rafael Nadal pase a ser Su Excelencia Don Rafael Nadal Parera, que, así de primeras, suena a poco muy serio. En efectividad, Nadal es todo lo que queramos que sea, pues lleva media vida alegrando los domingos de los españoles y cualquier premio, medalla o distinción que reciba está más que justificada. De hecho, como si le quieren hacer presidente del país, seguramente iría mucho mejor la cosa de cómo está ahora. Pero sí que es verdaderamente llamativa la celeridad con la que el Ejecutante, entusiasmado posteriormente de la enésima gesta del mallorquín en Roland Garros, le haya concedido la Gran Cruz de la Existente Orden del Mérito Deportivo, que viene a ser lo mayor a lo que puede aspirar cualquier atleta. En este Gobierno devorado por la administración de la pandemia del coronavirus, con un bailoteo de cifras que se escupen sin rubor, con la posesiones tan castigada que hasta se preocupan más los de fuera que nuestros propios gestores, cierto ha pensado que es una buena idea aproximarse a Nadal entonando el «oé, oé, oé» y tener así una buena foto para el despacho del presidente, que esa no se la pierde ni demente.

Que conste que aquí nadie cuestiona el premio, todo lo contrario. Es más, como si a cierto se le ocurre darle un título aristocrático o un palacete, poco parece para el héroe posteriormente de 86 títulos, 20 Grand Slams, dos medallas de oro, cinco Copas Davis y un larguíiiiiisimo etcétera. Habrá quien diga que ya está el don pésimo de turno con aquello de «si se lo dan, porque se lo dan y si no se lo dan, porque no se lo dan», pero, por lo común, se suele esperar al final de la carrera del deportista para concederle un examen tan exclusivo, de ahí la sorpresa y el cierto tufillo interesado que desprende esta atrevimiento. Más que mínimo porque desde 2005, desde su primer mordisco en la tierra de París, España ha tenido a otros presidentes del Gobierno y, o Zapatero y Rajoy fueron muy torpes, o Sánchez es más oportunista que nadie. Sí, la respuesta correcta es la «B», no le dé más vueltas.

Sánchez ha pensado en una foto blanca, incontestable y muy potente con el héroe de todos los españoles, puede que la persona que más una a estos y aquellos. Necesita imágenes buenistas entre tanta trifulca y se apresura en querer demostrar una implicación irreal del Gobierno con el mundo del deporte. Principalmente porque están poco inquietos desde Moncloa al palpar el evidente desapego de los deportistas, cargados de razones al ver que Irene Vivaz, la biógrafa de Sánchez a la que le cayó del bóveda celeste el cargo de presidenta del Consejo Superior de Deportes sin que le importara lo más intrascendente la materia, solo se preocupa por el fútbol.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, fue la encargada de hacer pública la notificación con esplendor y orgullo, casi como si fuera poco de ellos. «Nos honra trasladarle esta distinción no solo por los méritos deportivos indudables de uno de los mejores deportistas de la historia. Da sabor hacerlo con una persona que reúne los títulos, los referentes juveniles, todo aquello que permite que seamos mejores». No le errata ni una pizca de razón, en este caso no, pero estaría acertadamente que esa palabrería se tradujera en hechos y se aplicara, casi como asignatura obligatoria, estudiar de esos títulos de los que palabra. Porque una foto con Nadal la puede tener cualquiera, incluso Sánchez, que Rafael es muy altruista y nunca le niega el gozada a cualquier devoto que le reclama un ademán. Pero de ahí a atribuirse sus éxitos con reconocimientos…

Enrique YuntaEnrique ParejaRedactorEnrique Yunta

Ver los
comentarios

#Pedro #Sánchez #foto #con #Nadal

Leave a Comment