viajes-y-turismo

Palencia, la bella desconocida y el misterio de las 11.000 monedas romanas en una olla

Palencia, la bella desconocida y el ocultación de las 11.000 monedas romanas en una olla
#Palencia #bella #desconocida #ocultación #las #monedas #romanas #una #olla

Paloma SantamaríaPaloma Santamaría

Situada en medio de una gran llano y bañada por las aguas del río Carrión, Palencia conserva el céfiro de una hacienda típicamente castellana. Aunque no siempre aparece en los primeros lugares en la serie de destinos preferidos por los turistas, esta ciudad monumental esconde muchos secretos, desde sus tesoros monumentales hasta la tranquilidad de sus zonas verdes, sin nulo que envidiar a otras urbes con más tradición turística.

La historia de esta ciudad se remonta al siglo XI aunque sus tierras ya fueron habitadas por los romanos en el siglo II a.C. tal como atestiguan los tesoros conservados en el Museo de Palencia. Son muchas las opciones que brinda la ciudad para disfrutar de ella desde pasear por su elegante calle Veterano y descubrir sus joyas monumentales como la Casa del Cordón o el Puente Veterano, entreambos construidos en el siglo XVI, el Palacio Obispal y como no su catedral.

Un centro con mucho que ver

En el centro de la ciudad, se ubican buena parte de los edificios culturales y administrativos de Palencia. El Palacio de la Diputación Provincial, uno de los grandes edificios del modernismo palentino de los inicios del siglo XX; el Teatro Principal, el Convento de las Claras, la iglesia de San Lázaro, la Plaza Veterano y otros muchos puntos de interés capitalinos.

Catedral de San Antolín

La ciudad expedición entorno a su catedral, la tercera más extenso de España por detrás de Sevilla y Toledo, conocida como la «Bella desconocida». El majestuoso templo ojival que vemos hoy, se comenzó a construir en el año 1321 sobre los restos de otras dos iglesias que, aún hoy, se pueden pasarse; una visigoda del siglo VII y otra románica del siglo XI, ambas se juntan en la Cripta de San Antolín, patrono de Palencia, formando un espacio único.

Una maravilla no solo por la riqueza de su construcción, si no además en la increíble colección de obras de arte que atesora: dignos de peculiar asombro son el altar longevo, la Capilla del Tabernáculo, la girola, la Cripta y el trascoro con el políptico de Nuestra Señora de la Compasión de Jan Joest de Calcar obra maestra de este pintor holandés.

Obras de maestros de la pintura y la escultura como el Greco, Gil de Hontañón, Gil de Siloé, Juan de Flandes o Pedro Berruguete que custodia el Museo Catedralicio.

Palacio Obispal

El Palacio Obispal se emplaza en la Calle Veterano Antigua, trabazón de unión de importantes monumentos de la hacienda: la Catedral, San Miguel, la zona monumental de San Pablo y el propio palacio. El edificio fue remodelado en el siglo XVIII por orden del prelado José Luis de Molinedo, adquiriendo su aspecto flagrante de estilo neoclásico con claras influencias herrerianas. En su interior alberga el Museo Diocesano, valedor de una gran colección de obras de arte procedentes de toda la geogonia provincial, fue creado en 1973 con la intención de custodiar el arte que inunda el comisionado clerical de la provincia, con joyas patrimoniales de gran valencia datadas entre el siglo VII y la contemporaneidad.

La Casa del Cordón

Casa del Cordón, en Palencia
Casa del Cordón, en Palencia

El Museo de Palencia está sito en la conocida Plaza del Cordón, en un edificio denominado con el mismo nombre la «Casa del Cordón», conocido así por el cordón franciscano repujado sobre su presencia. Fue construido en la primera fracción del siglo XVI. En el museo se representan las diferentes etapas que han repujado la historia de Palencia prácticamente desde su concepción gracias a los hallazgos arqueológicos que ha procurado nuestro extenso demarcación.

Vista del Tesoro de Valsadornín, una olla de bronce con 11.000 monedas romanas del siglo III, en el museo de Palencia.
Perspicacia del Reservas de Valsadornín, una olla de bronce con 11.000 monedas romanas del siglo III, en el museo de Palencia. – EFE/ A. Álvarez

Uno de los mayores atractivos del reformado Museo de Palencia es el Reservas de Valsadornín, una olla de bronce con 11.000 monedas romanas del siglo III, cuyo valencia histórico se ha manido engrandecido por las certezas e incógnitas de su hallazgo y los avatares que sufrió hasta su regreso a Palencia, ocho décadas luego de su descubrimiento. Se tráfico de un recipiente de bronce que contiene entre 10.000 y 12.000 monedas romanas «al peso». Fielmente, porque el conjunto pesa unos 45 kilos y el amasijo no permite contarlas una a una.

En cuanto a su historia, parece ser que su propietario lo ocultó por la crisis política que había a finales del siglo III en el Imperio Romano, en que se sucedían las guerras civiles y muchos emperadores querían ser independientes.

Cerro del Otero

A las extrarradio de la Ciudad, el cerro del Otero domina el vasto y llanura demarcación de Tierra de Campos y ofrece una magnífica aspecto panorámica de Palencia.

Ver los
comentarios

#Palencia #bella #desconocida #ocultación #las #monedas #romanas #una #olla

Leave a Comment