entretenimiento

Padre y patrón, pero no modelo

Padre y patrón, pero no maniquí
#Padre #patrón #pero #maniquí

Oti Rodríguez Marchante

Ya en la primera secuencia, el director Viggo Mortensen le ofrece a los espectadores el manual de instrucciones de la historia que va a contar: un anciano impertinente y mal hablado viaja con su paciente hijo en un avión, y los dos nos hacen notar que se despeña apresuradamente por el barranco del alzheimer. En su primera película como director, Viggo Mortensen construye un drama general de visible corte clásico, con su pasado tormentoso (resuelto en instilación de «flashback» que procuran más claves y emociones que orden biográfico), un presente doloroso y dañino y un futuro inexistente.

La película se expresa con enorme franqueza a través de sus personajes magníficamente construidos, en particular ese hombre bruto, de tierra putrefacta y sin el pequeño signo de apego en dirección a los demás, incluidos los de su propia comunidad. Lo interpreta con grandes dosis de energía negativa Suerte Henriksen, que consigue el asombro de construir a un tipo despreciable y abyecto pero con algún islote de sentimiento y de humor furioso que permite algún asa por el que agarrarlo. Excelente y extrema interpretación. El propio Viggo Mortensen interpreta al personaje del hijo, paciente en los dos sentidos, flemático y enfermo, por su relación envilecida con el padre, que desprecia su mundo y sus circunstancias (está casado con un hombre y tiene una hija adoptada).

Todo el progreso de la trama está tratado con gran sensibilidad, y aunque se plinto esencialmente en la constante y violenta colisión producto de la convivencia y de las heridas del pasado, mantiene y doma lo airado y agresivo de su fondo con una observación comprensiva y humana en una mixtura compleja pero correctamente resuelta de tripas y corazón. En fin, una película tensa, llena de sentimientos y resentimientos y que acaba siendo conmovedora sin dejar de ser incómoda.

Oti Rodríguez MarchanteOti Rodríguez MarchanteRedactorOti Rodríguez Marchante

Ver los
comentarios

#Padre #patrón #pero #maniquí

Leave a Comment