entretenimiento

Otros «remakes» de clásicos de Hitchcock con escasa fortuna

Otros «remakes» de clásicos de Hitchcock con escasa fortuna
#Otros #remakes #clásicos #Hitchcock #con #escasa #fortuna

Fernando MuñozFernando Muñoz

La sombra de la filmografía de Alfred Hitchcock es tan alargada que sigue presente en la cartelera. Pero más allá de la influencia de sus códigos en los «thrillers», unos cuantos «inconscientes» han tratado de revisitar los clásicos del preceptor del suspense. El postrer, su compatriota Ben Wheatley, estrenó este miércoles en Netflix una nueva lectura de «Rebeca» con Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas. Pero como en una de las moralejas macabras con las que siempre jugaba el inglés, la fortuna escasamente ha sonreído a estos aventureros a medio camino entre el homenaje y la copia.

De «Rebeca» se recuerda sobre todo la sucedido de que la chaqueta se pira así en España por la historia de Jean Fontaine y Laurence Olivier. Pero es mucho más: las dos horas y diez de elegante blanco y desafortunado supusieron el estreno de Alfred Hitchcock en una producción de Hollywood. La cosa salió tan admisiblemente que ganó el Oscar a la Mejor Película de 1940. Pero de ese frío y angustioso puesto que es Manderley en la «Rebeca» de Hitchcock al pasteloso exageración que viven los protagonistas en la elegante mansión de 2020 hay un torrentera más profundo que los 80 abriles que la separan.

«Psycho (Psicosis)», de Gus Van Sant (1998)

El prestigioso Gus Van Sant, en el pico de su auge, mínimo más rodar «El indomable Will Hunting», realizó uno de los proyectos más incomprensibles de su ya de por sí extraña trayectoria: un «remake» de «Psicosis» imitando casi plano a plano el flamante de 1960. El resultado, claro, es plano. Fue denostado por la crítica por no aportar absolutamente mínimo pese a contar con un buen presupuesto y con un reparto de nivel, con Vince Vaughn, Anne Heche, Julianne Moore y Viggo Mortensen. Se llevó el premio a peor director y peor «remake» en los premios Razzie.

«La ventana de enfrente», de Jeff Bleckner (1998) y «Disturbia», de D.J. Caruso (2007)

El malogrado Christopher Reeve protagonizó el «remake» de 1998 que acabó siendo carne de telefilme. Fue la última película del actor antaño de su crimen, y su encarnado de James Stewart es lo más salvable de los 110 minutos. Por su papel logró una nominación a los Globos de oro. Poco cambia en la historia respecto a la de 1954, al punto que el nombre del protagonista, de L.B. Jefferies (James Stewart) a Jason Kemp (Reeve); uno era fotógrafo y el «nuevo» es arquitecto. En entreambos casos, fruto del aburrimiento de tener que estar en casa tras un choque, ven a través de la ventana lo que parece la crimen de su vecina a manos del marido.

Más flamante es la cinta de Caruso, un homenaje a Hitchcock aunque sin citarle. En este caso, Shia LaBeouf cumple arresto domiciliario cuando se encuentra con el lío por todos conocidos en la casa de enfrente.

«39 escalones», de Don Sharp (1978)

Hitchcock se basó en la novelística homónima de John Buchan para filmar uno de sus grandes trabajos en Inglaterra antaño de trasladarse a Hollywood (en ese delirio de ida y revés que siempre mantuvo). 43 abriles luego, el cineasta Don Sharp volvió a acopiar el espíritu del manual, donde por otra parte de algún fútil cambio respecto a la trama de la flamante se permitió el fastuosidad de homenajear al preceptor con un crimen que es una clara relato a «Con la crimen en los talones». Dos por uno.

«Un crimen consumado», de Andrew Davis (1998)

En este otro «remake» clásico entra en muestrario el siempre cotilla caso de las traducciones en España. El título en lectura flamante, «Dial M for Murder», que Alfred Hitchcock filmó en 1954, se tradujo aquí como «Crimen consumado». Pese al intento de «spoiler», debió privar a los americanos, ya que la lectura de 1998 se tituló originalmente «A Perfect Murder».

La nueva entrega sí que funciona como una revisión canónica, ya que coge el guion flamante y lo trae a la presente, pero sin perder el espíritu con el que se concibió décadas antes. Michael Douglas y Gwyneth Paltrow actualizan la historia de Ray Milland y Grace Kelly.

Ver los
comentarios

#Otros #remakes #clásicos #Hitchcock #con #escasa #fortuna

Leave a Comment