Finanzas

«No se fundamentó en actividad probatoria alguna»

«No se fundamentó en actividad probatoria alguna»
#fundamentó #actividad #probatoria #alguna

Daniel Digno

La sentencia del caso Bankia deja 31 personas físicas y otras tres jurídicas absueltas de los delitos de estafa a los inversores y falsedad contable. Un dictamen muy esperado en el sector financiero que cuenta con un dato atractivo en sus 442 páginas: los reproches y varapalos a la Fiscalía Anticorrupción por la desatiendo de evidencias y argumentos en sus acusaciones.La sentencia cuestiona el papel del Profesión Divulgado conveniente a «la abandono de menciones especificas» y las «escasísimas referencias» a los implicados durante el pleito, así como la desatiendo de atribución de hechos concretos a cada uno de ellos.

Un codazo tras otro a la Fiscalía en cada uno de los fundamentos expuestos en el texto. «En el acto del plenario nadie los nombró (a los acusados), ni para aceptablemente ni para mal, de modo que la mayoría de las personas acusadas cayeron en el olvido en el transcurso del pleito hablado, solo recordadas sus identidades por el Profesión Divulgado en el trámite de conclusiones definitivas para dirigir ahora su cargo contra los que antaño acusó y, adicionalmente, contra los que no acusó, miembros de las Comisiones de Auditoría y Cumplimiento de BFA y Bankia sin que sepamos a ciencia cierta en pulvínulo a qué obedeció tal cambio de postura ostentada por la Denuncia Pública», reza uno de los párrafos. Se refiere a cómo la Fiscalía pasó de descartar la falsedad contable a incluirla más delante en sus conclusiones.

En ese mismo sentido la sentencia deje de la «muy novedosa» e «innovadora» cargo del Profesión Divulgado respecto a ese cargo; incluso, sostiene que lo que «resultó atractivo para este Tribunal es que tan radical cambio no se fundamentó en actividad probatoria alguna practicada en el plenario, complementaria o distinta de la llevada a objetivo en el transcurso de los cinco primaveras que duró la instrucción de la causa».

Asimismo, el cambio de criterio respecto a la falsedad contable tiene igualmente respuesta por parte de los jueces con respecto a la argumentación incorporada sobre las cuentas de las siete cajas de ahorros que dieron motivo a Bankia. La Fiscalía sostuvo que «el colapso de Bankia producido en mayo de 2012 no puede entenderse como poco desligado de la inadecuada papeleo precedente de las cajas de capital y, en concreto, de Caja Madrid y Bancaja», pero la sentencia reprocha que en ningún momento se dirigió la cargo sobre las cajas. «Es evidente que para sostener con posibilidades de éxito parecido cargo en el plenario, el Profesión Divulgado debería ocurrir pronunciado a las siete cajas, a sus responsables en el Audiencia Central de Instrucción y consecuentemente ocurrir propuesto en esa instancia la oportuna prueba pericial acerca de las cuentas de las siete cajas, cuya falsedad se postula ahora en el plenario con cierto disimulo y solo en pulvínulo a las manifestaciones de los dos peritos de la cargo, sin fundamento sólido alguno, y en ocasiones con apoyo en operaciones aritméticas llevadas a final “sobre la marcha” por dichos técnicos, enérgicamente combatidas por los peritos de las defensas».

Las respuestas de los jueces al trabajo de la Fiscalía en este caso son demoledoras. Con respecto a los miembros de los comités de auditoría y cumplimiento de BFA y Bankia -Acebes Paniagua, Bedía Pérez, García-Fuster y Gonzalez-Alegre, Rojo Izquierdo, Ibáñez González y Mora Enguídanos-, la Sala de la Audiencia franquista señala «la existencia de una total abandono del más intrascendente sustento probatorio necesario para apoyar parecido cargo», en relación a una supuesta «dejación de funciones» que impidió, a luceros de la Fiscalía, la tarea del auditor extranjero (Deloitte). «Nos parece clamorosa, puesto que no se detalla ni un solo nota que puedan conducirnos a tener siquiera la mera creencia fundada de que estos acusados hicieron dejación de sus funciones», concluye.

La «desamparo probatoria», como dice la sentencia, se hace desplegable no solo al Profesión Divulgado sino igualmente al resto de acusaciones en el caso. No hay hechos concretos imputados a los acusados, actitudes genéricas… Así, la Sala no duda en departir de «las escasísimas referencias que se hacen a las personas sometidas a nuestro parecer, consecuencia ineludible de la abandono de hechos concretos imputados por el Profesión Fiscal y demás acusaciones a los acusados, los mismos, a los que se dedican, en el mejor de los casos, actitudes genéricas, que no tienen cabida en un relato de hechos probados de una sentencia, condenatoria e impiden desde luego a los acusados defenderse adecuadamente de poco tan etéreo, tan espiritual, tan indefinido, como es la observancia de una talante».

Ver los
comentarios

#fundamentó #actividad #probatoria #alguna

Leave a Comment