mundo

Merkel visitó a Navalni cuando estuvo ingresado en el hospital de Berlín

Merkel visitó a Navalni cuando estuvo ingresado en el hospital de Berlín
#Merkel #visitó #Navalni #cuando #estuvo #ingresado #hospital #Berlín

Rosalía SánchezRosalía Sánchez

En torno a la prestigiosa clínica Charité de Berlín habían surgido rumores hace ya dos semanas, pero hasta hoy no hay sido confirmado por el portavoz del gobierno teutón, Steffen Siebert, que en la habitual rueda de prensa de los lunes ha obligado que Angela Merkel visitó al contrincante ruso Alexei Navalni en el hospital. Seibert insiste en que no puede dar detalles porque se trató de una turista privada, pero es evidente que el detalle de cortesía de la canciller alemana llevaba implícitas intenciones políticas. «No se dio a conocer al conocido, pero quienes tenían que enterarse se enteraron», comentan fuentes cercanas al Ocupación de Exteriores teutón, en velada remisión a la estricta vigilancia a la que los servicios de inteligencia rusos tenían sometida la clínica durante la convalecencia de Navalni. Merkel habría hecho datar así a Moscú un claro mensaje de apoyo ministerial y personal al contrincante ruso y a sus seguidores, así como su firme intención de implicarse en el esfuerzo para que la investigación llegue hasta las últimas consecuencias.

Sobre el rato que Merkel pasó adyacente a la cama de Navalni y la conversación que mantuvo con él y con su mujer, solamente ha trascendido que expresó al paciente sus más sinceros deseos de pronta recuperación y que éste le hizo conocer que no pediría orfanato político en Alemania, sino que su intención era, en cuanto las circunstancias lo permitan, retornar a Rusia y seguir trabajando allí. Se proxenetismo de un expresión que la prensa alemana ya calificado como «inusual» y que traducen como la intención del Gobierno teutón de datar hasta el final en la investigación. Asimismo sería una respuesta a los rumores que han estado circulando en Rusia y de los que algunos medios rusos se han hecho eco, sobre la posibilidad de que Navalni hubiera sido emponzoñado en Alemania, en espacio de en la habitación que había ocupado en el hotel de Omsk, en la que sus colaboradores hallaron una botella de agua de plástico con restos de agente neurotóxico Novitchok.

El Gobierno ruso ha estado acusando a Alemania de repeler «categóricamente» la cooperación necesaria para aclarar el supuesto envenenamiento de Navalni. «No cooperan para establecer la verdad sobre la situación de Alexéi Navalni», se ha quejado el Ocupación de Exteriores ruso mediante un comunicado. La policía rusa declaró en agosto que había descubierto verificaciones preliminares tras la hospitalización de Navalni en Siberia, y luego rechazó brindar una investigación criminal porque aseguró no disponer de medios suficientes que acreditaran la disertación del envenenamiento, a pesar de que ésta fue confirmada paralelamente por tres laboratorios europeos. La policía y la fiscalía rusas dijeron que habían enviado demandas de amparo jurídica a los laboratorios de Alemania, Francia y Suecia, «sin respuesta alguna». «Contrariamente a sus obligaciones el Gobierno teutón se opone activamente al control previo a la investigación sobre ese incidente acaecido en Rusia», añadió el comunicado, cuyo tono evidencia la tensión diplomática que el caso Navalni ha inyectado en las relaciones entre los dos países.

Para el Gobierno ruso, la error de cooperación de Berlín es parte de «un plan para politizar este incidente con el objetivo evidente de culpar a Rusia de violar la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas». Según el comunicado de Moscú, la oficina técnica de la Ordenamiento para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), «cuando ofreció a la parte alemana ayuda técnica en el ámbito del supuesto envenenamiento de Navalni, excedió su mandato». «Las acciones de Alemania fueron tan organizadas, que el hecho comenzó a causar muchas preguntas de si puede tratarse de una nueva escenificación del misterioso uso de armas químicas, y ahora no en Siria y Reino Unido, sino aquí en Rusia», agregó. Alemania, por su parte, ha trasladado a Bruselas la condición de una respuesta conjunta europea al envenenamiento del contrincante ruso que podría incluir nuevas sanciones. La construcción del gaseoducto NordStream2, a punto de finalizar, y cuyo objetivo es ampliar el trasporte de gas ruso alrededor de Alemania por el fondo del Mar Báltico, corre ahora aventura de ser interrumpida.

Ver los
comentarios

#Merkel #visitó #Navalni #cuando #estuvo #ingresado #hospital #Berlín

Leave a Comment