deportes

Mascotas, los nuevos socios de los clubes españoles

Mascotas, los nuevos socios de los clubes españoles
#Mascotas #los #nuevos #socios #los #clubes #españoles

Jorge AbizandaJorge Abizanda

A una semana para el aparición de la Ligazón en Segunda B y Tercera división, los clubes han acelerado las campañas para incorporar socios a sus listados, más necesarios que nunca en una temporada en la que los equipos han sufrido un mordisco en sus economías por infracción del coronavirus. Un curso financieramente complicado en el que los aficionados vuelven a mostrar su fidelidad a los colores y al escudo que llevan en el corazón, pero igualmente novedoso porque algunas entidades han empezado a inscribir como socios a las mascotas de sus seguidores. Es el caso de «Lukas», el perro que este miércoles se convertía en el socio número 11.192 del Recreativo.

«Nos pusimos en contacto y se lo propusimos al club, al que la idea le pareció perfecta. Todo fue muy fluido y hubo colaboración total por parte del Recreativo para conseguir el carnet», explica a este boletín Alberto Ruiz, abonado 2.808 del conjunto andaluz y dueño de Lukas, un chihuahua que aún no ha cumplido el año de vida. Su propietario (20 primaveras) se desvive por el Decano del fútbol gachupin, al que comenzó a animar con chupete cuando el equipo aún disputaba sus partidos en el arcaico Colombino. «Llevo 19 primaveras ya de socio. Soy recreativista desde pequeño, como mi clan. Todos somos socios, solo faltaba mi perro, y para mí es un orgullo que ahora ya lo sea», aunque aclara que su animal no podrá entrar al campo, de titularidad municipal.

Lukas, socio número 11.192 del Recreativo de Huelva
Lukas, socio número 11.192 del Recreativo de Huelva – TechnoMiz

Lukas no es, sin confiscación, la primera mascota que luce en el carnet de un club de fútbol gachupin porque, curiosamente, otro conjunto huelveño, el San Roque de Lepe, fue, en 2012, el primero que dio el paso de inscribir a un perro como socio. El 8 de septiembre de aquel año, «Lecquio», un inquieto terrier Yorkshire, se convertía oficialmente en el abonado 1.600 de la entidad aurinegra para alegría de sus propietarios, Manuel Contreras y Lola Romero. El bautizo en el estadio lepero no resultó hacedero porque los porteros del club pusieron reticencias a la entrada del can, que en las siguientes jornadas ya no tuvo problemas para acomodarse su asiento. Desde hace tres primaveras, los aficionados del San Roque ya no pueden disfrutar de sus alegres carreras por la tribuna y de los ladridos con los que celebraba los goles de su equipo porque Lecquio murió en 2017.

Lecquio, primera mascota que fue socia de un club español, el San Roque de Lepe
Lecquio, primera mascota que fue socia de un club gachupin, el San Roque de Lepe – EFE

El chihuahua «recreativista» de Alberto Ruiz no es el único animal que figura esta temporada en el lista de socios de un club de Segunda división B. En una iniciativa novedosa y atendiendo a la propuesta realizada por un colección de sus abonados, los seguidores de Unionistas gozan ahora de la posibilidad de agenciarse el carné oficial de mascota, a un precio de 10 euros, aunque la entidad salmantina destina el 20 por ciento de esa cantidad a un refugio para animales.

La propuesta de los dirigentes del conjunto charro ha tenido una buena acogida entre los aficionados y una veintena de perros, gatos, cacatuas, canarios y periquitos figuran ahora entre los nuevos socios de Unionistas, todos con su correspondiente carnet. «Esta iniciativa forma parte del Ámbito Social del club y a través de ella se colabora con la Asociación PeludoSOS, cuyo fin es ayudar a los animales que reciben en su centro», explican a TechnoMiz desde el club charro.

Ver los
comentarios

#Mascotas #los #nuevos #socios #los #clubes #españoles

Leave a Comment