deportes

Martínez Portero, el tenista que quiere ser Ferrer

Martínez Cancerbero, el tenista que quiere ser Ferrer
#Martínez #Cancerbero #tenista #quiere #ser #Ferrer

Laura MartaLaura Marta

Siempre en búsqueda del posterior anillo que una los éxitos de Rafael Nadal con los del futuro, el tenis castellano fija su sagacidad en Pedro Martínez Cancerbero, valenciano de 23 abriles que confirma en Roland Garros una progresión que invita a soñar, con los pies en el suelo. Ya está en tercera ronda del torneo parisino y con paso decidido, pues despachó ayer a Mikhail Kukushkin en menos de dos horas por 6-3, 6-1 y 6-0.

Mientras para unos este año del coronavirus está siendo un curso de transición, para Martínez Cancerbero es la oportunidad que se ha trabajado desde los torneos «challenger». Y va despachando los «primera vez que» a buen ritmo. En el Extenso de Australia, primera vencimiento en el cuadro final de un Grand Slam a posteriori de exceder la escalón previa; primeros cuartos en el ATP 500 de Río de Janeiro; primer cuadro final de un Masters 1.000, en Roma, donde Denis Shapovalov se le cruzó en segunda ronda. Ya el año pasado pisó tímidamente el cuadro final de Roland Garros, pero acusó el desgaste de la escalón previa y los alteración en su apertura. En esta estampación ha aparecido un tenista más convencido de que se puede codear con los grandes. Venció al australiano Aleksandar Vukic, todavía de la previa, por 7-5, 6-4 y 6-0. Y ayer, de un sopetón, a Kukushkin, con solo siete errores no forzados. Tras París, otra primera vez, su nombre estará entre los cien mejores del mundo.

«He vivido situaciones que hacen que te vayas acostumbrando a juguetear aquí, el año pasado pagué la novatada, perdí el primera partido, que estuve más nervioso de lo habitual. Este año estoy más acostumbrado a juguetear en estos sitios», afirmó el de Alzira, que ya apuntaba maneras en categorías inferiores. Con 16 abriles fue campeón de España cadete, su categoría, y todavía júnior, un escalón más parada. Aunque los referentes, claro, son Rafael Nadal o Roger Federer, a quien quería parecerse es a David Ferrer, de quien ha dicho que es «el mejor de los seres humanos». En su escuela curtió su tenis, bajo las órdenes del hermano del ídolo, Javi Ferrer. El año pasado cambió Jávea por Valencia para unirse a Daniel Gimeno Traver y Sergio Gallego como guías. Entre unos y otros han aupado la confianza de Martínez Cancerbero que aún puede mirar más parada. Mañana se medirá con Sebastian Korda -doblegó a John Isner por 6-4, 6-4, 2-6 y 6-4-, hijo de Petr Korda y primer tenista nacido en el siglo XXI que supera dos rondas en París.

Ver los
comentarios

#Martínez #Cancerbero #tenista #quiere #ser #Ferrer

Leave a Comment