Finanzas

Los tipos de gastos que tienes que controlar para no llegar con agobios a final de mes

Los tipos de gastos que tienes que controlar para no lograr con agobios a final de mes
#Los #tipos #gastos #tienes #controlar #para #lograr #con #agobios #final #mes

Teresa Sánchez VicenteTeresa Sánchez Vicente

La pandemia del coronavirus ha dejado temblando la heredad de muchos hogares en España. Más de la fracción de los españoles -un 56,2%- afirman lograr justos a final de mes y un 41,2% dice que su situación económica ha empeorado en los últimos seis meses, según el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Solo un 7,6% de los encuestados asegura que ha mejorado en cuestiones financieras en los últimos tiempos.

En presencia de este difícil atmósfera, reservar y contar con un colchón de solvencia que nos ayude a encarar con poco de holgura las dificultades que se puedan presentar es más importante que nunca. Con este objetivo, recopilamos algunos de los consejos para lograr a fin de mes que mejor funcionan:

1. Realizar nuestro propio presupuesto. El paso principal en el que coinciden casi todos los expertos consultados es en el de tolerar un registro de ingresos y gastos. En este sentido, Antonio Gallardo, hábil financiero de iAhorro aconseja diferenciar los gastos fijos obligatorios, como la hipoteca, comunidad o cuotas de colegios; de los gastos variables obligatorios, entre los que se incluyen los servicios básicos de luz, agua, teléfono, provisiones o ropa.

Por postrer, Gallardo menciona los gastos no obligatorios, es aseverar, aquellos destinados a ocio y tiempo vaco y que componen «la partida más susceptible a realizar ajustes si tenemos que hacer recortaduras».

2. Analizar dónde podemos recortar. Si vienen mal dadas y nos vemos obligados a revisar nuestras cuentas, siempre podremos tirar de los gastos no obligatorios. A veces, se necesita ir más allá y achicar los gastos obligatorios variables. «En este caso, es importante revisar los contratos, fechas de finalización y posibles penalizaciones o tomar medidas de peculio o eficiencia energética. El problema es que en este tipo de servicios el peculio es muy circunscrito», explica el hábil de iAhorro.

3. Reestructurar las deudas. En casos de mucha dificultad, se puede optar por achicar los gastos fijos que hay que sufragar sin demoras, como los préstamos. Esto se consigue reestructurando o reunificando deudas, una medida que tiene la delantera de que se reducen las cuotas mensuales, pero incluso se incrementa el compra al generoso plazo al despuntar el plazo de amortización. «En situación de maduro bonanza futura es importante tomar medidas como aminorar deuda y así achicar esos gastos más elevados que conllevan a la larga», destaca Gallardo.

4. Pagarnos a nosotros mismos. El método del preahorro consiste en ofrendar una partida a principios de mes para futuros imprevistos o para compras concretas, como, por ejemplo, un coche o una casa. Desde HelpMyCash.com aconsejan destinar el 50% de los ingresos a gastos básicos como arrendamiento, suministros o cesta de la transacción); el 30%, a los gastos prescindibles y el 20% restante, al peculio. Con este fin, se puede seguir el llamado método del preahorro y programar una transferencia a una cuenta separada a principio de cada mes y así evitar la tentación de despilfarrarlo.

5. Pensar en la compensación. No solo hay que administrar acertadamente nuestro monises para lograr a fin de mes, incluso es importante pensar a generoso plazo y preparar nuestra compensación en presencia de el más que previsible futuro recortadura de las pensiones. «Gracias al interés compuesto, cuanto antiguamente comencemos a reservar, menos esfuerzo deberemos ofrendar para conseguir el mismo saldo final, ya que no solo rentabilizaremos nuestro monises, sino incluso los intereses que ganemos», aseguran desde HelpMyCash.com.

6. Educación financiera. Tras la crisis económica, hemos aprendido la importancia de no contratar ningún producto financiero cuyo funcionamiento no entendamos para evitar caer en el sobreendeudamiento o en comisiones sorpresa. «Aunque a muchos consumidores les dé miedo enfrentarse a la carácter pequeña de un anuencia, pespunte con conocer una serie de conceptos básicos como comisión, interés, TAE, plazos o precio, entre otras, para poder actuar», aseguran los expertos del comparador HelpMyCash.com.

7. Revisar nuestras cuentas. Desde el comparador financiero creen que las aplicaciones de los bancos pueden ser una aparejo útil a la hora de comparar o categorizar gastos. Algunas entidades incluso incorporan huchas digitales para redondear compras y reservar las diferencias o programar traspasos automáticos a principios de mes.

Por otra parte, es aconsejable revisar el estado de nuestras cuentas para guardar cargos que no nos corresponden, comisiones que no hemos calificado, recibos abonados, si hay algún descubierto o si hemos sido víctimas de algún fraude.

8. Comparar precios. Hoy en día es más acomodaticio que nunca, gracias a internet, poder diferenciar tarifas de luz, condiciones de un préstamo, rentabilidad de un depósito o incluso, la progreso del precio de un producto en diferentes plataformas. Otra opción en esta dirección es la de inquirir ofertas en el supermercado, optar por marcas blancas o echar un vistazo a los catálogos con promociones -en web y papel- que mantienen algunas cadenas.

9. Optimizar el uso de la calefacción. Uno de los recibos con maduro peso en la partida de gastos -aparte de la vivienda- es el de la calefacción. Preparar el sistema, purgar los radiadores, instalar un termostato para controlar la temperatura y evitar fugas de calor son algunas de las recomendaciones más aperos para evitar sufragar de más por esta partida.

10. Trastornar el monises que hemos traspasado a otra cuenta. Una vez que se consigue reservar, conviene no dejar el monises parado. Para comenzar, siempre es bueno contar con un asesor financiero que nos guíe en el mundo de la inversión y nos aconseje en función de si tenemos un perfil conservador o de aventura. Si se decide comprar, traicionar o prolongar acciones, la OCU aconseja que se tenga en cuenta la valoración de la Bolsa donde cotiza cada compañía y fijarnos como el beneficio, el flujo de caja o el dividendo.

Ver los
comentarios

#Los #tipos #gastos #tienes #controlar #para #lograr #con #agobios #final #mes

Leave a Comment