Finanzas

Los bancos asumen las fusiones como su último salvavidas

Los bancos asumen las fusiones como su final guindola
#Los #bancos #asumen #las #fusiones #como #final #guindola

Daniel CaballeroDaniel Generoso

Lo de Caixabank y Bankia era el primer plato, pero faltan todavía el segundo, el postre, el café y la sobremesa. La crisis del Covid-19 ha acelerado las fusiones estos meses como fórmula de supervivencia porque el negocio no tira y los números no dan. La banca es consciente de que su rentabilidad no es sostenible, aunque vendan que la solvencia y solvencia están a tono. Y ni charlar de momento de la morosidad que vendrá en 2021; ahí el problema será mayúsculo, como indican las fuentes consultadas. Entonces, de esta crisis solo se sale con ayuda de una pareja, o quién sabe si en trío.

Unicaja y Liberbank confirmaron ayer delante la Comisión Doméstico del Mercado de Títulos (CNMV) lo que era un secreto a voces: están en contactos «preliminares» para estudiar su unión. Aunque más perfectamente sería una unión, de la primera sobre la segunda, al estilo de Caixabank sobre Bankia. No es ninguna sorpresa que estas dos entidades se han gustado desde el principio y su relación está señal a prosperar. Ya lo intentaron no hace mucho, pero fracasaron en los primeros meses de 2019. Esta es una segunda oportunidad que se dan posteriormente de que en aquel momento chocaran por la ecuación de canje: Unicaja quería retener el 60% del caudal social y Liberbank pasar el 42%. Las cifras no cuadraron.

Ahora la situación es distinta. La rentabilidad (ROE) de la firma de origen andaluz está en el 3,1% -y bajando-, mientras que la de la asturiana no llega al 2%. El Parcialidad Central Europeo (BCE) lleva meses empujando a la consolidación, pero esta no es una fusión solo de exigencia sino de oportunidad. Fuentes financieras dicen que es una buena opción para dar el brinco de bancos regionales a uno doméstico. Sus áreas de función geográfica no se solapan tanto, con lo que el crecimiento del negocio está servido. En su momento calcularon que el parquedad en costes por las sinergias ascendería hasta los 150 millones anuales. De ejecutarse, Unicaja y Liberbank estarían en disposición de sacar de la duda el botellín porción de España, dejando en el retrovisor a Bankinter y Abanca, con un barriguita de activos de casi 109.000 millones, adicionalmente de contar con más de 1.600 oficinas y casi 10.000 empleados.

Así las cosas, según ha podido retener TechnoMiz, las conversaciones se están produciendo al más parada nivel. Es afirmar, entre el presidente de la andaluza, Manuel Azuaga, y el mentor delegado de la asturiana, Manuel Menéndez. Aun así, todavía no han entrado los asesores, esto es bancos de inversión, consultoras y despachos de abogados. Lo que sí existen son contratos digamos de tarifa plana de Liberbank con Deutsche Bank y el oficina Ramón y Cajal para llevarles cualquier operación societaria. En cuanto haya más avances, serían estas dos firmas las que pilotarían el proceso desde esta parte.

El bailable está en marcha

Pese a todo, la operación que más aplazamiento el mercado no es esta entre bancos medianos, sino de otros dos a un nivel más parada. Concretamente, la de BBVA y Parcialidad Sabadell.

Los contactos iniciales ya han existido, como publicó TechnoMiz hace semanas, pero aún no hay oficialidad. Están en conversaciones igualmente preliminares al más parada nivel ejecutante. Y prueba de que los inversores apuestan por el Sabadell como próximo protagonista de cualquier operación está en el parqué: sus acciones subieron ayer más de un 3,8% tras el anuncio de los otros dos bancos medianos, el que más de entre las entidades del Ibex 35. Siquiera se descarta su entrada en una futura operación en la nueva Caixabank, cuando haya absorbido Bankia, aunque eso sería más a futuro pensando ya directamente en 2021.

Fuentes financieras apuntan a que la firma catalana necesita una salida más pronto que tarde porque dudan de que pueda soportar que se desboque la morosidad en 2021. Se da por descontado que se superará el 9-10% de tasa de mora, pudiendo rebasar incluso el mayor de la última crisis de deuda del 13,6%. Adicionalmente, el Sabadell tiene una entrada exposición a pymes y autónomos; es el porción de las empresas, que se dice, lo cual amenaza con jugarle en contra en esta crisis.

Más allá de ello, otras entidades como Abanca e Ibercaja igualmente están en las quinielas para una posible operación. La entidad gallega, como desveló este circular, estuvo inmersa en un tanteo con el Sabadell pero la operación no llegó a fructificar.

Lo cierto es que Abanca tiene monises para salir al mercado a comprar y está dispuesto a utilizarlo. A la presencia está que es la entidad que más se ha movido en los últimos tiempos con varias operaciones corporativas. Precisamente hace poco cerró la transacción de Bankoa para convertirse en el botellín porción de España, un puesto que peligra ahora por Unicaja-Liberbank, y aventajar cada vez más presencia en todo lo que tiene que ver con el septentrión de España. De esta guisa, el Covid ha acabado en menos de un año lo que el BCE lleva primaveras buscando. La consolidación ya está aquí.

Ver los
comentarios

#Los #bancos #asumen #las #fusiones #como #final #guindola

Leave a Comment