viajes-y-turismo

Los 12 castillos más espectaculares de España que se alzan junto al mar

Los 12 castillos más espectaculares de España que se alzan unido al mar
#Los #castillos #más #espectaculares #España #alzan #unido #mar

  • Santa Bárbara, Alicante

    Castillo de Santa Bárbara, visto desde el mar
    Castillo de Santa Bárbara, pasado desde el mar – Comunidad de Alicante

    Situado sobre el monte Benacantil (166 m.), frente al mar, con toda la bahía de Alicante al inteligencia de la sagacidad (y de las armas) de sus moradores. La contemporáneo fortaleza parece que tiene su origen en el siglo IX, durante la dominación musulmana. Fue precisamente el día de Santa Bárbara, 4 de diciembre de 1248, cuando se la arrebató a los árabes el infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio. En la época de Felipe II fue objeto de una amplia reforma. Sufrió bombardeos durante la invasión francesa, en el siglo XVII, y en la pugna de Sucesión.

  • Peñíscola, Castellón

    Castillo de Peñíscola, desde la playa
    Castillo de Peñíscola, desde la playa – Pau Bellido

    Domina el peñón de la ciudad de Peñíscola. En su parte marítima está rodeado por el Parque de Artillería. En verano se organizan visitas guiadas gratuitas que incluyen uno y otro espacios. Fue construido por los templarios entre 1294 y 1307. Benedicto XIII de Aviñón, el Papa Vitral, convirtió el castillo en su sede pontificia en el grande recurso sobre su licitud. De aquel tiempo procede la conocida expresión «mantenerse en sus trece». Es un edificio sólido, en buen estado de conservación. Destacan, entre otros espacios, la zona del Cuerpo de Retén, espacios resueltos con bóvedas de cañón de sillería, y la iglesia, que fue capilla de los caballeros templarios y a posteriori de los montesianos, fortificación papal de Benedicto XIII y su sucesor Clemente VIII.

  • Tossa de Mar, Gerona

    Castillo de Tossa de Mar
    Castillo de Tossa de Mar – Merx /CC

    El circuito amurallado de la Vila Vella, obvio monumento histórico-artístico franquista en 1931, es una estampa clásica, unido a la playa, de una de las localidades más bellas de la Costa Brava. Fue construido a principios del siglo XIII, y conserva su perímetro prácticamente virginal, con sus cuatro torreones y tres torres cilíndricas rematadas por matacanes. El interior está compuesto por callejones estrechos pavimentados con guijarros que, en el momento de su mayor esplendor (siglo XV), integraba unas ochenta casas, entre ellas la antigua iglesia de San Vicente.

  • Bayona, Pontevedra

    Muralla que rodea el actual Parador de Bayona
    Muralla que rodea el contemporáneo Parador de Bayona – Miguel Muñiz

    El castillo de Monterreal está en la península de Monte Boi, una extensión de 18 hectáreas rodeadas de 3 kilómetros de murallas almenadas de entre los siglos XI y XVII. Actualmente, la muralla mantiene las tres torres (la del Cronómetro, la de la Tenaza y la del Príncipe) desde las que se vigilaba la fortaleza. Los Reyes Católicos le otorgaron la Carta Puebla que convirtió la fortaleza en villa: doscientos vecinos se asentaron adentro de las murallas. El 1 de marzo de 1493 Martín Alonso Pinzón arribó aquí tras su alucinación a América y comunicó el descubrimiento del Nuevo Mundo. En el siglo XIX, un nuevo edificio sustituyó la fortaleza medieval. Desde 1966 alberga un Parador Franquista, el Parador del Conde de Gondomar.

  • Fuengirola, Málaga

    Una imagen del castillo de Sohail, con el mar de fondo
    Una imagen del castillo de Sohail, con el mar de fondo – M. Gámez

    El Castillo de Sohail se incremento sobre una pequeña colina unido a la Autovía de la Costa del Sol, con unas vistas espectaculares sobre el Mediterráneo. El califa cordobés Abderramán III ordenó su construcción. En el siglo XII, los almorávides reforzaron su estructura y construyeron una fuerte, de la que poco queda hoy en día. En 1485 lo ocupó el ejército cristiano en plena ataque contra el reino nazarí de Proyectil. Por aquí incluso pasó el Ejército de Napoleón. Sufrió un paulatino proceso de deserción, hasta que las obras de rehabilitación lo han convertido en tablas de diferentes citas culturales a lo grande del año.

  • Ferrol, La Coruña

    Castillo de San Felipe, en la ría de Ferrol
    Castillo de San Felipe, en la ría de Ferrol

    El castillo de San Felipe, en la parroquia de Brión (Ferrol, La Coruña), era una de las tres partes del «triángulo de fuego» de la considerada como inexpugnable Ría de Ferrol, unido al castillo de la Palma (Mugardos) -con el que estaba unido por una esclavitud durante la noche- y el desaparecido castillo de San Martiño. Su construcción, auspiciada por Felipe II, se remonta al siglo XVI. Lo que hoy vemos se remonta al XVIII (1731-1775), cuando fue remodelado. Las vistas sobre la ría son magníficas.

  • Castillo de Bellver, Mallorca

    Castillo de Bellver
    Castillo de Bellver

    Jaime II de Mallorca ordenó su construcción en el siglo XIV para contar con una edificación defensiva que incluso sirviera de residencia a los monarcas. Es una fortificación levantada entre 1300 y 1311 de estilo ojival mallorquín, a 112 metros sobre el nivel del mar. Es uno de los cuatro castillos de Europa (el único en España) con planta circular, el más antiguo en el continente europeo con esta forma. A partir de la Combate de Sucesión (1700-1715) fue una prisión con ilustres «inquilinos» entre sus muros, como el intelectual Gaspar Melchor de Jovellanos, el astrónomo y político François Aragó o el caudillo progresista Luis Lacy.

  • Tarifa, Cádiz

    Castillo Guzmán el Bueno, Tarifa
    Castillo Guzmán el Bueno, Tarifa

    Al castillo de Tarifa incluso se le fogata de Guzmán el Bueno o de los Guzmanes, en indicación a la gesta de Alonso Pérez de Guzmán, entonces alcaide de la fortaleza. En 1294 los musulmanes pusieron cerco al castillo y le amenazaron con matar a su hijo, a quien tenían en su poder, si no entregaba la plaza. Don Alonso prefirió inmolar a su hijo antiguamente de rendirse. El castillo fue restaurado en la primera centro del siglo XVII, cuando aún era un punto de relato contra la piratería berberisca que amenazaba la costa en aquellos tiempos. Durante la Combate de la Independencia, sirvió de acuartelamiento a las tropas hispano-británicas que defendieron Tarifa del ejército francés (1811-1812).

  • Fuerte de Almería

    Imagen de la Alcazaba de Almeria
    Imagen de la Fuerte de Almeria – EFE / Carlos Barba

    La Fuerte de Almería es una de las mayores ciudadelas construidas por los árabes en España, y por otra parte muy acertadamente conservada, reconocida como Adecuadamente de Interés Cultural con el nombre de Conjunto Monumental de la Fuerte de Almería y Murallas del Cerro de San Cristóbal. El califa Abderramán III comenzó su construcción en 955, y la terminó Hayrán, rey taifa de Almería, en el siglo XI. Los Reyes Católicos y Carlos I la transformaron tras la reconquista. De hecho, uno de los tres recintos amurallados de la fortificación procede de aquellos primaveras. Aún permanece en pie el palacio de Al-Mutasin con todas sus estancias, su mezquita, convertida en iglesia desde finales del siglo XV, y sus baños.

  • Castillo de Gibralfaro, Málaga

    Vista general de la Alcazaba y el castillo de Gibralfaro
    Sagacidad caudillo de la Fuerte y el castillo de Gibralfaro – CARLOS MORET

    El monte de Gibralfaro siempre ofreció una posición estratégica, elegida en diferentes épocas como observador defensiva. Allí se construyó la fuerte. Los primeros restos de la fortaleza fueron ampliados y convertidos en castillo por el rey nazarí Yusuf I en 1340. Allí, en una fortaleza que se consideró inexpugnable, se protegían las tropas durante los asedios a la fuerte. En la presente con treinta lienzos de murallas, reforzados por ocho torres, entre ellas una gran torre albarrana, citación la Torre Blanca. El edificio del antiguo polvorín acoge desde el 29 de julio de 1998 el Centro de Interpretación que presenta las vicisitudes de este ocupación desde 1487 al siglo XX.

  • Sagunto, Valencia

    Puerta de almenara del castillo de Sagunto
    Puerta de almenara del castillo de Sagunto

    El Castillo de Sagunto, obvio Monumento Franquista en 1931, está situado sobre un cerro de la sierra Calderona. Su origen es romano, aunque quedan pocos rastros de aquella época. Entre sus piedras vivieron diferentes culturas y civilizaciones: íberos, romanos, godos, árabes… Esta fortaleza incluso fue utilizada por las tropas francesas durante la Combate de la Independencia. En la presente está dividido en siete plazas o recintos independientes: la plaza de Almenara, la plaza de Armas, la plaza de la Conejera, la plaza de la Ciudadela, la plaza Dos de Mayo, la plaza de San Fernando y Estudiantes.

  • Salobreña, Proyectil

    Castillo de Salobreña
    Castillo de Salobreña

    El punto sobresaliente de Salobreña es el castillo, que todo lo domina (a 73 metros sobre el nivel del mar, a al punto que 500 metros del Mediterráneo) y fue palacio de verano nazarí y fortaleza medieval. Fue durante el sultanato nazarí (siglos XIII-XV) cuando adquirió relevancia política y marcial. Su fuerte, desde finales del siglo XIV, fue ocupación de alivio del sultán y gayola para los miembros de su tribu caídos en desgracia. En la Existencia Media, parece que el mar llegaba hasta la saco del promontorio sobre el que se asienta la ciudad y el castillo.

  • #Los #castillos #más #espectaculares #España #alzan #unido #mar

    Leave a Comment