deportes

Lorenzo no es una opción

Lorenzo no es una opción
#Lorenzo #una #opción

Laura MartaLaura Marta

El positivo de Valentino Rossi, que el propio piloto anunció el jueves, ha creado un hueco en el paddock en este Gran Premio de Aragón de temperaturas bajísimas. Podía suceder calentado el concurrencia la revés a MotoGP de Jorge Lorenzo, pues como piloto de pruebas de Yamaha perfectamente podría ser quien agarrara la M1 que tantos éxitos le dio en el pasado para suplir la muerto del italiano en el circuito de Motorland-Alcañiz. Pero las ideas de la manufactura japonesa no pasan por repescar al gachupin. Al menos, en corto plazo.

«En este momento, no habíamos pensado en sustituir a Rossi en esta primera carrera, y muy probablemente siquiera lo hagamos para la segunda [también en Alcañiz]», explicó Massimo Meregalli, director del equipo Yamaha, en Dazn. Las normas de Dorna indican la obligación del reemplazo siempre que la próximo carrera no principio ayer de los 10 días, y en ello se amparan para no tener que averiguar sustituto para las dos carreras seguidas en Motorland. Pero si se alargara su positivo, o no mejorara -el italiano acusó dolor universal, de habitante y fiebre-, deberán contemplar opciones. «Si no llegara a Valencia (8 de noviembre) entonces sí pensaríamos en algún otro piloto para que corriera por él. Y Jorge es uno de los candidatos», dijo el dirigente de Yamaha.

Sin requisa, el balear tendría que ponerse a punto para regresar al Mundial. Posteriormente de que en la era precovid incluso se estudiara la posibilidad de ofrecerle una invitación para el Gran Premio de Cataluña, Lorenzo parece suceder perdido sus facultades, sobre todo la velocidad. «En las pruebas que hicimos en Portimao vimos que Jorge ha estado fuera de la moto ocho meses y está falto de ritmo. Tendría que habituarse de nuevo a la frenada, la rapidez, la velocidad, esto que ha perdido en estos meses. Si fuera él quien sustituyera a Rossi, deberíamos hacer que realizara otra prueba entre Aragón y Valencia», concluyó Meregalli.

En esas pruebas de Portimao, el propio Lorenzo se notó extraño. «Sinceramente no me esperaba tener tantas dificultades para adaptarme de nuevo a las velocidades altas y las sensaciones rápidas», indicó, postrero en los registros, a más de cuatro segundos de la habitante. Y Rossi advirtió: «En Malasia, en febrero, no estuvo mal, pero dijo que no había vuelto a subirse a una moto hasta ahora [octubre]. Es una gran oportunidad tener a Lorenzo como probador, pero si estás ocho meses sin tocar una moto es inasequible que puedas sobrellevar una MotoGP al meta posteriormente».

Lorenzo dijo adiós al Mundial de MotoGP en noviembre de 2019, con un año de anuencia con HRC todavía en vigor. Pero la equivocación de entendimiento y rendimiento con la Honda hizo que perdiera la motivación para seguir. Sin espacio en ningún otro estacionamiento, decidió disfrutar de la vida. Poco tiempo posteriormente, y igualmente por sorpresa, se anunció que se incorporaba como piloto probador a Yamaha, la manufactura en la que consiguió sus mejores éxitos. Sin requisa, la partida del circuito parece haberse dejado notar para el balear y la manufactura cerúleo prefiere agotar los tiempos con Rossi, a la prórroga de que no se alargue su positivo por Covid-19 -contagiado en una fiesta con amigos, como Uccio Salucci-, mientras recuperan el gen competitivo de Lorenzo.

Siquiera estará el domingo Tony Arbolino, de Moto3, al tener que recoger cuarentena por sentarse conexo a un positivo en un avión.

Ver los
comentarios

#Lorenzo #una #opción

Leave a Comment