deportes

Lorca Deportiva-Atlético Pulpileño, el misterioso silencio sobre el otro «caso Fuenlabrada»

Lorca Deportiva-Gimnástico Pulpileño, el misterioso silencio sobre el otro «caso Fuenlabrada»
#Lorca #DeportivaAtlético #Pulpileño #misterioso #silencio #sobre #otro #caso #Fuenlabrada

Jorge AbizandaJorge Abizanda

A pesar de que consiguió el medra a Segunda división B el pasado 25 de julio, el Lorca Deportiva no respiró tranquilo hasta la semana pasada, cuando pudo celebrar el brinco de categoría tras conocer que la RFEF archivaba el expediente hendido para investigar la «posible ocultación de algún caso positivo confirmado de Covid-19» en la previa de la final frente a el Gimnástico Pulpileño. En su resolución, el instructor del caso asegura que «no es posible acreditar la existencia de infracción alguna al Lorca Deportiva en relación con la posible ocultación de algún caso positivo». Este gaceta, sin secuestro, ha podido aprender que algunos jugadores, a los que se pidió guarecer silencio, y el monitor, encima del presidente de la entidad, sabían desde el día antaño de esa final que el preparador de porteros, Paco Cuco, había cubo positivo en las pruebas de coronavirus. Aunque el club murciano aseguró que cumplió todos los protocolos y que Paco Cuco no participó esa semana en los entrenamientos, TechnoMiz ha confirmado con miembros de la plantilla que sí estuvo presente en la sesión del viernes. Al término de la misma, el mayor dirigente de la entidad, Hugo Issa, reunió a todo el plantel, incluido el preparador de porteros, para dar una charla motivacional antaño del trascendental partido por el medra.

Extrañamente y a pesar de conocerse ese positivo el día antaño de la final, el partido entre el Lorca Deportiva y el Gimnástico Pulpileño acabó jugándose, todo lo contrario de lo que sucedió en el Portugalete-Sestao, final por el medra en el camarilla vasco de Tercera división que fue aplazada ese mismo día (25 julio) solo unas horas antaño de su manifestación posteriormente de que la entidad jarrillera informara a la Convenio Vasca, a la RFEF y a las autoridades sanitarias que la pareja de un deportista de su equipo había cubo positivo. Delante la posibilidad de que pudiera activo algún contagio entre la plantilla del Portugalete, esa final sí fue pospuesta.

En la resolución del expediente del Lorca Deportiva-Gimnástico Pulpileño, el sentenciador instructor, Ricardo Esteban Díaz Sánchez, el mismo del caso Fuenlabrada, no propuso paquete al considerar que «no es posible acreditar la existencia de infracción alguna al Lorca Deportiva en relación con la posible ocultación de algún caso positivo confirmado por Covid-19 en el seno de la plantilla del equipo en los días previos a la disputa del choque correspondiente a la escalón de medra a Segunda división B, que el día 25 de julio enfrentó al Lorca Deportiva y al Pulpileño y, en consecuencia, que haya habido una conducta que pudiera afectar a la igualdad y la integridad de dicha competición». Una resolución que ha sorprendido en el Gimnástico Pulpileño, conjunto almeriense que por su cercanía a la Región de Murcia milita en el camarilla de Tercera división de esta Comunidad Autónoma.

Intercambio de mensajes

TechnoMiz tiene en su poder mensajes entre miembros del club murciano que demuestran que jugadores del Lorca Deportiva, el monitor y el presidente del equipo conocían que Francisco Sánchez Martínez (Paco Cuco), preparador de porteros, fue avisado el día antedicho a la final de su positivo por Covid-19, lo que puso en conocimiento de la entidad. A los futbolistas que se enteraron de ese positivo tras el postrero entrenamiento semanal se les pidió que guardaran silencio hasta acoger instrucciones del club y el partido por el medra acabó jugándose.

En la imagen inferior aparece la conversación que tuvo circunscripción en la mañana del viernes 24 de julio, un día antaño de la final, entre miembros de la plantilla lorquina, en la que se pide «no opinar nulo sobre lo de Paco» (Paco Cuco) hasta acoger instrucciones por parte del club. Un mensaje en el que queda claro que, en la víspera del partido, al menos cinco personas del club conocían ya el positivo del preparador de porteros, lo que no impidió la disputa del choque por el medra a Segunda B un día posteriormente.

Este gaceta ha podido confirmar con miembros de la plantilla que Paco Cuco, que se sintió indispuesto, se marchó del entrenamiento del lunes 20 de julio y no acudió a las sesiones del martes, miércoles y jueves. Sin secuestro, y al contrario de afirmado desde el club, al sentirse mejor sí estuvo presente en la del viernes 24, en la que el presidente, Hugo Issa, dio una charla motivacional a los jugadores de cara a la final del día sucesivo. “Estábamos apiñados y Paco estaba con nosotros”, afirma a TechnoMiz un miembro del plantel. Sin secuestro, tras conocerse públicamente el positivo de Paco Cuco, el lunes 27 de julio, el presidente Issa aseguró que el club había seguido todos los protocolos y que el preparador de porteros, que no acudió al partido frente a el Pulpileño, siquiera había participado en los entrenamientos de la semana previa a la final.

Otro mensaje previo al partido
Otro mensaje previo al partido

Consumado el medra, el propio Lorca Deportiva, a través de un comunicado oficial, confirmó ya el positivo del miembro de su cuerpo técnico. «El resultado positivo del técnico Francisco Sánchez Martínez se recibió la tarde del viernes 24 de julio. Dicho test fue realizado por el Servicio Murciano de Vitalidad en la ciudad de Caravaca, donde reside el técnico, y fue el propio Servicio Epidemiológico el que informó al club del positivo, poniéndonos inmediatamente a su disposición para la toma de las medidas oportunas», explicó en su nota la entidad murciana, que asimismo informó de que Paco Cuco había quedado arrinconado la semana previa al partido, no acudiendo a los entrenamientos del equipo. Una traducción que contradice la manifestada por un miembro de la plantilla consultado por este gaceta.

En la sucesivo captura de wassap figura una conversación entre miembros de la plantilla del Lorca Deportiva en la que se confirma que Paco (monitor de porteros) estuvo en el entrenamiento del viernes y que a los jugadores se les pidió que «guardaran silencio» tras desvelarse su positivo ese mismo día.

Según la resolución del sentenciador instructor de la RFEF, «desde el club expedientado se ha acreditado documentalmente que todos y cada uno de los participantes en el citado choque habían obtenido, en los días previos, resultados negativos confirmados en test de Covid-19 por lo que, en ningún momento, se puede desprender que se puso en peligro la salubridad de los participantes o la propia integridad en la competición, ya que, como se ha podido constatar en la presente instrucción, el Lorca Deportiva actuó con la diligencia debida y la responsabilidad exigible en el momento presente respecto de la situación de pandemia, cumpliendo, encima, escrupulosamente, los protocolos marcados por la RFEF y el Consejo Superior Deportes. Por consiguiente, no cerca de concluir que haya habido ocultación alguna por parte del club de algún caso positivo confirmado de Covid-19 en el seno de la plantilla y, por ende, no se puede demostrar que, con su interpretación, el club pusiera en peligro a los participantes en el choque o hubiera cometido alguna conducta contraria al buen orden deportivo ni atentatoria contra la integridad de la competición». A pesar de ello, extraña que el club lorquino, que se ampara en que cumplió todos los protocolos, no informara a la Convenio Murciana el caso de su monitor de porteros.

Días posteriormente de conocerse oficialmente el positivo de Paco Cuco, las plantillas de Lorca Deportiva y Gimnástico Pulpileño se sometieron a nuevos test, en los que aparecieron dos casos positivos por Covid-19 en la plantilla murciana. Uno de los jugadores no se había entrenado cercano a sus compañeros en los días previos a la final, aunque sí jugó ese partido, en el que fue sustituido al inicio del segundo tiempo.

Ver los
comentarios

#Lorca #DeportivaAtlético #Pulpileño #misterioso #silencio #sobre #otro #caso #Fuenlabrada

Leave a Comment