deportes

«Lo sabían y nadie nos avisó de que había un positivo en nuestra plantilla»

«Lo sabían y nadie nos avisó de que había un positivo en nuestra plantilla»
#sabían #nadie #nos #avisó #había #positivo #nuestra #plantilla

Jorge AbizandaJorge Abizanda

Pese a que el togado instructor de la Confederación Española de Fútbol (RFEF) archivó la semana pasada el expediente rajado contra el Lorca Deportiva para investigar la «posible ocultación de algún caso positivo confirmado de Covid-19» antiguamente de la final del playoff de progreso a Segunda división B, lo sucedido antiguamente del partido contra el Deportivo Pulpileño sigue alimentando las dudas sobre la diligencia de la entidad lorquina. Luego de que TechnoMiz desvelara un intercambio de mensajes que tuvo sitio el día antiguamente de la final, en los que se pidió a varios integrantes del club persistir en silencio el positivo de coronavirus del preparador de porteros (Paco Cuco), un miembro de la plantilla ha mostrado a este semanario su indignación con la entidad por no activo sido informado de ese positivo y ha aportado datos reveladores de lo sucedido durante la semana previa al discusión central por el progreso. Dos futbolistas no pudieron entrenarse al presentar síntomas compatibles con el coronavarirus, pero sí acudieron a la última sesión «en la que vio que aún no se encontraban adecuadamente» y igualmente disputaron la final del día venidero (25 julio). Al menos uno de ellos confirmó su positivo luego de celebrar el progreso. «Quizá el club igualmente lo sabía antiguamente de la final y siquiera nos informó».

Según el instructor de la RFEF, Ricardo Esteban Díaz Sánchez, el mismo del caso Fuenlabrada, «el Lorca Deportiva actuó con la diligencia debida y la responsabilidad exigible en el momento presente respecto de la situación de pandemia, cumpliendo, por otra parte, escrupulosamente, los protocolos marcados por la RFEF y el Consejo Superior Deportes». Sin retención, un miembro de la plantilla del club murciano muestra su sospecha de que el club, por otra parte de tener constancia antiguamente de la final del positivo del preparador de porteros, como desveló TechnoMiz este lunes, igualmente hubiera podido conocer el caso de un ludópata, confirmado por el propio futbolista días luego del progreso. El Deportivo Pulpileño, a través de su abogado, Antonio Gea, ya ha anaunciado que «como insignificante vamos a ir al TAD».

«Se sintieron mal y se fueron a casa»

«Ese ludópata y otro compañero acudieron al entrenamiento del miércoles, pero se tuvieron que marchar a casa porque no se encontraban adecuadamente. El jueves no aparecieron, pero el viernes, el día antiguamente de la final, sí. Era el posterior entrenamiento de la temporada y estuvimos todos, igualmente Paco Cuco, el preparador de porteros, y el presidente», recuerda el miembro de la plantilla en su conversación con TechnoMiz. «Paco es una persona querida en el vestuario porque antiguamente de que llegara el nuevo ayudante del técnico igualmente ejercía como segundo preparador. Tiene una relación muy buena con todos los jugadores, siempre te daba la mano, te saludaba, se te acercaba y en el entrenamiento del viernes estuvo como si no pasara falta», añade. «Lo sabían y nadie nos avisó de que había un positivo en nuestra plantilla».

En esa sesión del viernes (24 julio) igualmente regresaron los dos futbolistas que tuvieron que marcharse a sus casas al sentirse mal en el entrenamiento del miércoles. «El miércoles estuvieron con nosotros en el vestuario del Artés Carrasco y estaban muy alicaídos, dijeron que se sentían mal. Al parecer, ese mismo día se hicieron estudios en una clínica». Una afirmación que él mismo pone entre interrogantes porque el lunes 27, dos días luego del progreso, uno de los dos futbolistas escribió en el familia de wassapp del equipo que estaba de camino a una clínica y que pagaría 150 euros para hacerse una PCR «porque tengo todos los síntomas». «¿No le hicieron las pruebas cuando se encontró mal o es que salió positiva?», se cuestiona el interlocutor de este semanario. Como se recordará, el Portugalete-Sestao, final por el progreso en el familia vasco de Tercera división que se disputó igualmente el 25 de julio, sí fue aplazado al detectarse un positivo en la pareja de un ludópata del conjunto jarrilero.

El jueves previo a la final delante el Pulpileño, esos dos futbolistas no acudieron al entrenamiento, pero sí al del viernes, supuestamente ya recuperados, como en el caso de Paco Cuco. En el club se habló de un simple caso de faringitis. «Los chicos dijeron que se sentían adecuadamente, pero en el entrenamiento se notó que no estaban finos porque no podían ni consolar las piernas. Siquiera estaban adecuadamente anímicamente».

Una desaparición extraña

El sábado 25 de julio, Paco Cuco, sin retención, no se presentó en la esperada final por el progreso a Segunda división B, un desaparición que llamó mucho la atención de la plantilla. «Como te he dicho, era una persona querida, nos sorprendió su desliz. Entre los chicos corrió la voz de que Paco había tenido un problema personal, nadie nos dijo falta del positivo».

Durante el playoff de progreso, el Lorca Deportiva, siguiendo los protocolos, solo realizó los test obligatorios a su plantilla antiguamente de la semifinal. «Continuamente se han ido realizando test a jugadores y cuerpo técnico, tanto los exigidos por la Confederación como otros realizados por iniciativa propia, siempre velando por la seguridad de jugadores, cuerpo técnico y las familias de estos», afirmó la entidad murciana en un comunicado luego de que trascendiera públicamente el primer positivo, ya tras conseguir el brinco a la categoría de bronce.

«Antiguamente de la final no nos hicieron ningún test. No lo entiendo. Si ya sabían lo de Paco Cuco el viernes, por qué no nos hicieron test rápidos ese mismo día o antiguamente de la final?», se pregunta el miembro de la plantilla consultado por este semanario. «Por otra parte, había dos jugadores que habían izado sospechas por sus síntomas, no lo entiendo», insiste.

Pese a su evidente afición, esos dos futbolistas fueron titulares en la final delante el Deportivo Pulpileño, aunque uno de ellos no aguantó más tras el alivio y tuvo que ser sustituido. En aquel partido, el Lorca Deportiva andaba escaso de efectivos y en su banquillo incluso había varios juveniles.

El jueves 30 de julio, cinco días luego de arriesgar el partido por el progreso delante los andaluces, el ludópata del Lorca Deportiva anunció a sus compañeros, igualmente a través del familia de wassapp del equipo, que había poliedro positivo. Un mensaje que despierta dudas porque el futbolista reconoce implícitamente que conocía su positivo antiguamente de escribir ese texto. «Me gustaría poder activo escrito estas palabras antiguamente, pero la situación que tenemos era complicada y preferían que antiguamente se manifestaran los que entendían».

Tras la final por el progreso y al conocerse el positivo de Paco Cuco, las plantillas del Lorca Deportiva y del Deportivo Pulpileño fueron citadas el 29 de julio por la Confederación murciana para realizarse pruebas PCR. Aquel día, según la prensa regional, no acudieron cinco futbolistas del club lorquino, aunque algún medio informó de que se hicieron los test en hospitales cercanos a sus domicilios. Entre ellos, los dos jugadores que habían presentado problemas a lo dadivoso de la semana previa al partido frente al Pulpileño.

Luego de las últimas informaciones sobre este caso, el Deportivo Pulpileño, conjunto almeriense que por su cercanía a la Región de Murcia milita en el familia de Tercera división de esta Comunidad Autónoma, ya ha anunciado que «como insignificante» acudirá al TAD para defender sus intereses.

Ver los
comentarios

#sabían #nadie #nos #avisó #había #positivo #nuestra #plantilla

Leave a Comment