mundo

Lo mejor de Biden: el moderador

Lo mejor de Biden: el moderador
#mejor #Biden #moderador

Javier AnsorenaJavier Ansorena

«Parece que estoy debatiendo contigo, no con él», le dijo Donald Trump al moderador del debate, Chris Wallace. Fue en uno de los momentos en los que Wallace, un periodista respetado de Fox News, el canal amigo del presidente, corregía y contextualizaba las respuestas de Trump que no se acercaban a la verdad. Joe Biden, mientras tanto, se quedaba pasmado.

Las crónicas acusarán a Trump de apearse al comedón, de romper todas las normas del decoro – no respetó las reglas que él había pactado-, de provocar el caos, de tirar mierda y encender el ventilador -sacó a la luz la yuxtaposición a la cocaína del hijo de su rival-, de hundir, un poco más, el nivel de la política y de tensar la cuerda de un país más polarizado que nunca. Es todo cierto, como asimismo es que lo hizo delante un Biden inoperante.

El demócrata tuvo momentos acertados. Como cuando dijo que «el partido demócrata soy yo» para desmentir la reproche habitual de que su software es el de izquierda radical. O cuando insistió en que «los millonarios y los multimillonarios como Trump» se han enriquecido durante la pandemia de Covid-19 mientras morían cientos de miles de estadounidenses y millones perdían sus trabajos.

Su desempeño genérico, sin requisa, fue regular. Su plan era centrar el debate en la gobierno de Trump de la crisis sanitaria y económica y mostrarse como la opción moderada y modesto que acabe con la división del país. La idea era distinguirse frente al tono de Trump, balbucir directamente a los votantes y evitar el cuerpo a cuerpo. Pero el presidente le arrastró al comedón. Biden, falto energía y de reflejos, no logró contener a Trump, que llevó el debate a su contorno y al candidato demócrata a tierra de nadie. Acabó por insultar a Trump -«payaso», «mentiroso»- y por dedicarle un ‘¿por qué no te callas?’ que correrá como la pólvora en redes sociales. Pero el reunión acabó en una pelea de gallos en la que solo podía dominar Trump.

No se puede opinar que el presidente ganara el debate, porque la bronca, los insultos y los gritos cruzados solo consiguieron que perdieran todos. La derrota de Biden fue ser incapaz de establecer un tono benefactor. No tuvo la prontitud para acotar las mentiras de Trump, ni la contundencia para callar al presidente cuando era su turno o la tacto para dejarlo como un maleducado. No era difícil hacerlo. Wallace le enseñó el camino. Respondió con datos a algunas afirmaciones de Trump, repreguntó cuando fue necesario y puso, en ocasiones, en su sitio al presidente. «Francamente, usted ha interrumpido más», le espetó el moderador a Trump cuando éste dijo que Biden asimismo se metía en su turno.

Wallace no salvó el debate -una vergüenza para EE.UU.- pero hizo parte del trabajo que correspondía a Biden. Con firmeza, serenidad y la aviso aprendida. El pretendiente demócrata no se va como el responsable de que el debate se hundiera en el suciedad, pero sí perdió la oportunidad de tratar de sacarlo.

Ver los
comentarios

#mejor #Biden #moderador

Leave a Comment