Finanzas

Las empresas sellan la vía de fuga del desperdicio alimentario

Las empresas sellan la vía de fuga del desperdicio nutriente
#Las #empresas #sellan #vía #fuga #del #desperdicio #nutriente

Teresa Sánchez VicenteTeresa Sánchez Vicente

Frenar el desperdicio de alimentos ha pasado de ser una tendencia a convertirse en un eje clave para la industria y las cadenas de supermercados. Tal y como se desprende de un estudio realizado por Aecoc y el Empleo de Agricultura presentado esta semana, el 71% de las empresas del sector de la comestibles -industria- y distribución- están mucho más sensibilizadas con el problema que supone y ya cuentan con al menos un plan interno basado en la prevención para evitar que sus productos acaben en el cubo de la basura. «Los datos muestran cómo las empresas son cada vez más conscientes de la importancia de revisar todos sus procesos para evitar ineficiencias que acaben generando desperdicio y, luego, pérdidas económicas», subrayó la directora de comunicación y responsable del esquema Aecoc contra el desperdicio nutriente, Nuria de Pedraza.

Las cifras de buena dirección a las que se refirió la responsable de Aecoc son las siguientes: por cada kilo o litro de un producto determinado que se produce en las fábricas ahora se generan solo 0,002 kilos o litros de materia susceptible de ser aprovechada y por lo tanto, escasamente 0,0004 kilos o litros se desperdician. En la pesquisa se concluye que las principales causas que provocan que un alimento acabe en la basura, antaño incluso de calar a la cesta del consumidor, tienen que ver con la engendramiento del desperdicio, las mermas de producción y los fallos en la maquinaria de transformación.

El avance en este asunto se debe a que la concienciación empresarial ya alcanza cotas altas con un 61% de compañías que promueven buenas prácticas para conseguir este fin y un 51,39% que coordina acciones con sus proveedores con el objetivo de precaver la pérdida de alimentos.

Durante la rueda de prensa, Aecoc todavía mencionó datos sobre las donaciones llevadas a lugar por el de la sector distribución alimentaria durante la pandemia. De la pesquisa se desprende que el 73,2% de las cadenas de supermercados aumentaron el grosor de donaciones desde el inicio del confinamiento. En el futuro próximo, un 53,6% de las empresas de distribución mantendrá el nivel contemporáneo de esta experiencia para ayudar a los más vulnerables, a la vez que se consigue evitar el desperdicio, frente a un 42,9% que planea retornar a los niveles anteriores una vez que se supere la crisis sanitaria.

Sobre las principales barreras encontradas durante la crisis del Covid-19 a la hora de realizar donaciones, los distribuidores destacaron la dificultad para atender la gran cantidad de peticiones recibidas, así como los problemas de coordinación y de identificación de entidades receptoras próximas.

A este respecto, Pedraza comentó que mientras que en 2012 las empresas solo reconocían donar excedentes, es sostener lo que les sobraba,o tener acuerdos con bancos de alimentos para contender contra los inmundicia, actualmente todavía están adoptando medidas contra el desperdicio en los procesos productivos gracias a los trabajos de sensibilización adentro del sector.

Sin tirar comida en casa

Los consumidores todavía han pasado a formar parte activa en esta dirección. En el estudio de Agricultura y Aecoc se concluye que en las catorce semanas que duró el confinamiento, el desperdicio de alimentos descendió un 14% y tres de cada diez hogares no tiraron comida. Esta veterano concienciación ciudadana se debió a que se otorgó más valencia a los alimentos y se reconoció el esfuerzo de una cautiverio de producción, desde el agricultor hasta el punto de venta- que se esforzó por dar una «respuesta competente» en porción de un estado de señal, según explicó el director militar de la Industria Alimentaria del Empleo de Agricultura, José Miguel Herrero. «Creo que sobrevenir tomado conciencia de lo que cuesta producir los alimentos será una tendencia que va a continuar en los hogares», añadió.

El advenir más tiempo en casa todavía ayudó a difundir buenos hábitos. «Los ciudadanos hemos vuelto a la cocina y hemos vuelto a dar valencia a los alimentos, descubriendo con el paso de las semanas, la riqueza de los productos de temporada», remarcó Herrero.

Los hogares españoles desperdiciaron 1.352 millones de kilogramos de alimentos, lo que representa el 4,7% del total, según datos de 2019 recopilados por Agricultura. «Estos datos apuntan en torno a una estabilización de las ratios de desperdicio nutriente, que en 2018 creció un 9% y en 2019% se quedó en un incremento del 1%», remarcó Herrero.

Ver los
comentarios

#Las #empresas #sellan #vía #fuga #del #desperdicio #nutriente

Leave a Comment