mundo

La UE se mantiene firme pero abierta a seguir negociando con Reino Unido

La UE se mantiene firme pero abierta a seguir negociando con Reino Unido
#mantiene #firme #pero #abierta #seguir #negociando #con #Reino #Unido

Enrique SerbetoEnrique Serbeto

Decididos como están a evitar cualquier pretexto para que se les pudiera reprochar suceder desaseado las negociaciones, el equipo de representantes europeos con Michel Barnier a la persona tiene intención de presentarse la semana que viene a Londres a pesar de las declaraciones del primer ministro inglés, Boris Johnson, dando por hecho que no será posible cerrar un acuerdo ayer del 1 de enero. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció ayer que los negociadores europeos viajarán a la hacienda británica «como estaba previsto». «La UE sigue trabajando por un acuerdo, pero no a cualquier precio. Como estaba previsto, nuestro equipo negociador viajará a Londres la semana que viene para intensificar estas negociaciones», dijo Von der Leyen en redes sociales.

Barnier había indicado el jueves por la perplejidad, cuando informó a los jefes de Estado o de Gobierno reunidos en Bruselas sobre sus gestiones, que estaba dispuesto a correr a Londres incluso este fin de semana para intentar evitar un «no acuerdo» a finales de año, cuando el Reino Unido se desconectará de la UE y deje de aplicar el derecho comunitario.

El conjunto de los líderes europeos escucharon las palabras de Johnson en la televisión británica en el torbellino del fin de la reunión del Consejo Europeo, pero aun muchos tuvieron tiempo de dejar claro que si se tráfico de una forma de presionarles, no ha tenido mucho éxito. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que le corresponde a Londres hacer ciertos «esfuerzos» si quiere obtener un tratado de atrevido comercio con la UE luego del 1 de enero. «Ha sido el Reino Unido el que deseaba salir de la UE» y Londres tenía «incluso más indigencia que nosotros de un acuerdo». Y en particular en estos momentos «estamos estancados en todo y no solo en la pesca». Las conversaciones entre Londres y Bruselas siguen tropezando en tres temas: el ataque de los europeos a las aguas británicas ricas en peces, las garantías exigidas en Londres en términos de competencia -a pesar de los avances recientes- y cómo resolver las disputas en el futuro acuerdo. Adicionalmente, la UE insiste en que Londres ha de cumplir lo comprometido con Irlanda del Ártico en el acuerdo de separación.

Todo es posible

Poco más pragmática, la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que a estas jefatura todo es posible, incluso el no acuerdo. «Nuestra voluntad es seguir trabajando para lograrlo. Pero el tiempo apremia y tenemos que prepararnos por si no sale». Según Merkel, «nadie, ni la UE ni Londres, puede querer un acuerdo a cualquier precio. Por eso mismo, hay que prepararse para poco que no podemos desear, ni la UE ni Londres, como sería una salida sin acuerdo».

La idea de esa desconexión abrupta horroriza en ingenuidad a muchas industrias, que habían prosperado durante los últimos cuarenta primaveras en una ámbito de simbiosis total con el Reino Unido. Por citar un ejemplo, muchos coches «fabricados» en Alemania contienen cientos de piezas que han hecho hasta cinco veces el trayecto entre las dos orillas del canal de La Mancha durante el proceso de construcción de los motores. Si no hay un acuerdo el 1 de enero, esas mercancías pasarán a ser tramitadas como si procediesen de un extraño país con el que no existen reglas comerciales, es asegurar, requerirán controles aduaneros y plazo de aranceles, lo que es totalmente disparate en términos de competitividad.

La cuestión de la pesca puede concluir siendo el factótum más central porque a Johnson le permitiría excluir la cara de forma más gráfica, teniendo en cuenta por otra parte que las regiones costeras votaron masivamente por el Brexit. En Europa, esa cuestión preocupa sobre todo a Francia, cuyos pescadores se encontrarían encerrados en sus puertos y a España, que sufriría doblemente, porque los pescadores no podrían faenar en esas aguas y los armadores españoles, que en su día compraron buques de bandera británica, no podrían traicionar por ello sus capturas en el mercado europeo.

Ver los
comentarios

#mantiene #firme #pero #abierta #seguir #negociando #con #Reino #Unido

Leave a Comment