mundo

La guerra en Nagorno Karabaj abre un nuevo frente en la pugna entre Putin y Erdogan

La extirpación en Nagorno Karabaj abre un nuevo frente en la pugna entre Putin y Erdogan
#extirpación #Nagorno #Karabaj #abre #nuevo #frente #pugna #entre #Putin #Erdogan

Rafael M. MañuecoRafael M. Mañueco

Bajo el pretexto de presuntos disparos con cohetes contra las tropas azerbaiyanas que custodian la «crencha de separación» (frontera) con el enclave separatista de Nagorno Karabaj, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán desencadenaron ayer de alba una vasta operación marcial con el concreto propósito de equilibrar a los atacantes. Sin requisa, la amplitud de la ataque sugiere más proporcionadamente que Bakú ha resuelto cortar por lo sano y recuperar Nagorno Karabaj por la fuerza.

Armenios y azerbaiyanos se culpan mutuamente de los enfrentamientos mientras entreambos gobiernos, al igual que las autoridades de Nagorno Karabaj, han concreto la ley marcial y la movilización normal. En Bakú, la hacienda azerbaiyana, y en otras ciudades del país, se ha establecido incluso el toque de queda.

Tanto el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, como el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev se han dirigido a sus respectivas ciudadanías con mensajes alertando de la reserva del momento, culpabilizando a la parte contraría y asegurando que actuarán con contundencia contra el enemigo. Nagorno Karabaj es un comarca de mayoría armenia desgajado de Azerbaiyán hace treinta abriles.

Según los separatistas de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, ayer por la mañana, tropas azerbaiyanas bombardearon con lanzaderas «Grad» la hacienda del enclave, Stepanakert, y otras zonas cercanas, causando muertos y heridos entre los combatientes karabajíes y los civiles. Declararon que posteriormente aparecieron tanques, helicópteros y drones.

El mando de las fuerzas karabajíes, citado por la prensa armenia, habló de «graves pérdidas» en las filas azerbaiyanas, pero reconoció todavía 16 bajas propias y un centenar de muertos. La misma fuente sostuvo que lograron destruir al Ejército azerbaiyano cuatro helicópteros, diez tanques, un transporte acorazado para transporte de tropas y quince drones.

Asentamientos armenios

Mientras tanto, Alíev anunciaba en su perorata televisiva el inicio de «contraoperaciones» a lo espacioso de toda la frontera con Nagorno Karabaj. El Tarea de Defensa de Azerbaiyán no cesó ayer durante todo el día de difundir vídeos en YouTube con los ataques de sus unidades contra Nagorno Karabaj. Informó por otra parte sobre la toma de ocho asentamientos armenios en el interior del enclave.

En uno de ellos, en Martakert, una ciudad situada al este de Nagorno-Karabaj, cerca de la frontera con Azerbaiyán, la aderezo nave se rindió, según una fuente castrense de Bakú, extremo que las fuerzas karabajíes negaron categóricamente así como todavía que hayan perdido el control de otros centros de población.

Lo que sí admitieron es que Stepanakert, la hacienda de Nagorno Karabaj, sufrió serios daños a causa de los bombardeos. Las redes sociales mostraban ayer la destrucción causada por los cohetes azerbaiyanos «Grad» en numerosas viviendas. La esposa del primer ministro armenio, Anna Akopián, viajó a Stepanakert para dar decente a la población y revistar a los heridos. En la hacienda karabají no había habido bombardeos de hacía 25 abriles, cuando acabó aquella primera extirpación que libraron armenios y azerbaiyanos.

Pashinián dijo en su mensaje a la Nación que Armenia «se encuentra en el límite de una extirpación a gran escalera». El patriarca del Gobierno armenio hizo un llamada a la Comunidad Internacional para que evite a toda costa que en el conflicto se involucre Turquía, país con el que siempre ha mantenido relaciones muy tensas por negarse a registrar el «matanza armenio» de 1915. Tanto Azerbaiyán como Turquía son países musulmanes, el primero de mayoría chiita y el segundo sunita, y tienen una jerigonza muy similar. Los armenios, sin requisa, que siempre fueron de facto un protectorado ruso, son cristianos, tienen su propia Iglesia Apostólica.

Nagorno Karabaj sigue siendo un comarca perteneciente a Azerbaiyán, según la ONU

Pero Alíev recordó ayer que el Derecho Internacional está de parte de los azerbaiyanos. Efectivamente, Nagorno Karabaj sigue siendo un comarca perteneciente a Azerbaiyán, según la ONU, pero, tras la extirpación que acabó en 1994, el comarca está bajo control armenio. Los azerbaiyanos que allí vivían abandonaron la zona por su propia iniciativa o fueron expulsados.

De modo que Turquía manifestó ayer su decidido y total apoyo a Azerbaiyán y condenó la aire de Armenia. «Hemos escuchado que las tropas armenias han violado el stop el fuego en la crencha de frente con Azerbaiyán», dijo el portavoz del Tarea de Exteriores turco, Hami Aksoy, a través de un comunicado. «Condenamos el ataque armenio, que es una clara violación del Derecho Internacional y ha causado bajas civiles (…) con esta atentado Armenia demuestra una vez más que es el decano obstáculo para la paz y la estabilidad en la región», añadió Aksoy. Según sus palabras, «estaremos con Azerbaiyán para lo que quiera». Poco posteriormente, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó en Twitter que «Turquía, como siempre, está con todos sus hermanos y hermanas de Azerbaiyán». Erdogan habló por otra parte por teléfono con Alíev. Lo hicieron los respectivos ministros de Defensa, el turco Hulusi Akar y el azerí Zakir Jasánov.

Preocupación de Rusia

Igualmente ayer habló por teléfono Pashinián con el presidente ruso, Vladímir Putin, para comentar situación en torno a Nagorno Karabaj. Según el servicio de prensa del Kremlin, la conversación tuvo ocupación a iniciativa del primer ministro armenio. «La parte rusa expresó su preocupación por la reanudación de las hostilidades a gran escalera y subrayó que es importante hacer todos los esfuerzos necesarios para evitar que el enfrentamiento armado vaya a más», decía en la nota oficial de la Presidencia rusa.

Y es que Putin tiene ya conflictos abiertos en Ucrania, Siria y Libia, por otra parte de la situación comprometida que para él supone su apoyo al dictador bielorruso, Alexánder Lukashenko, y el escándalo mundial causado por el envenenamiento de su principal rival, Alexéi Navalni.

Pese a que los presidentes de Rusia y Turquía tratan de teatralizar que las relaciones entre sus países van proporcionadamente, lo cierto es que cada vez son más las discrepancias. En Siria mantienen puntos de presencia contrapuestos y en Libia apoyan a bandos distintos. Ahora, Putin no podría dejar ahora a Armenia a merced de Azerbaiyán y Turquía.

Erdogan criticó ayer duramente al «trío de Minsk», la presidencia tripartita del rama de mediación creado por la OSCE para tratar de inquirir una salida al contencioso de Nagorno Karabaj. La presidencia la comparten Rusia, Francia y Estados Unidos y, a seso del presidente turco, «en 30 abriles no han hecho nulo para resolver el conflicto».

Ver los
comentarios

#extirpación #Nagorno #Karabaj #abre #nuevo #frente #pugna #entre #Putin #Erdogan

Leave a Comment