viajes-y-turismo

la gran desconocida de España

la gran desconocida de España
#gran #desconocida #España

Paloma SantamaríaPaloma Santamaría

A menos de cien kilómetros de Madrid y en la cantón entre Guadalajara, Segovia y la renta de España, rodeado de sierras y macizos entre hayedos, pinares o enebrales se encuentra el Parque Natural de la Sierra Meta de Guadalajara. Pequeños pueblos con encanto como Atienza, Robledo de Corpes o Puebla de Valles ofrecen paisajes únicos pero todavía una cocina de primer nivel, productos de calidad, como la sal de sus salinas o la harina de espelta -un cereal mucho energético-, y el distinción más puro de Europa. La Sierra Meta de Guadalajara es la gran desconocida de España.

El clima, el suelo y los habitantes del Parque Natural, que a lo liberal de los tiempos han sabido adaptarse a su circunscripción, han dibujado un paisaje de grandes contrastes donde se encuentran desde abiertos sabinares hasta umbríos hayedos en casi nada unos kilómetros, lo que se une a su riqueza arquitectónica y un patrimonio etnográfico de los pueblos negros, como Majaelrayo, Campillo de Ranas, Valverde de los Arroyos o Tamajón, el Entrada del Ocejón, que todo lo preside.

Parque Natural del río Dulce

Pelegrina
Pelegrina

Una de sus puertas de entrada es el Parque Natural del río Dulce. Allí, en la pedanía seguntina de Pelegrina, estaban los estudios de naturaleza del llorado Félix Rodríguez de la Fuente, fallecido hace ahora treinta abriles. Fue entre sus cárcavas rocosas donde se grabaron algunos de los episodios más recordados de su serie de El Hombre y la Tierra. El Amigo Félix tiene un monumento en lo más parada del zona. Desde ese punto, todo lo que albarca la panorámica es naturaleza.

Saladares y salinas

Saladares y salinas
Saladares y salinas

A menos de diez kilómetros del Río Dulce, está el río Ocurrente. Hace honor a su nombre, no por sus aguas, que no llegan a ser saladas ileso quizá tenuemente en pleno estiaje, sino por el carácter de su valle y sus salinas. Saladares y salinas que proporcionaron riqueza a un amplio circunscripción en aquellos momentos del pasado en los que la producción de sal a equiparable distancia de la costa era una actividad, no ya de importancia económica, sino hasta estratégica, a la que concurrirían reyes, iglesia y lealtad. Hoy, la galantería de esa sal, sus mejores cristales, son extraordinariamente apreciados por los cocineros, incluidas las dos Estrellas Michelin que hay en la comarca.

Sigüenza y Atienza, tesoros históricos

Arco de Atienza
Curvatura de Atienza

Si hablamos de patrimonio histórico, en una comarca de poco más de 800 km2 se ubican dos de los tesoros históricos de España, Sigüenza, ciudad Candidata a ser declarada Patrimonio de la Humanidad, y Atienza, la villa del Rey Pequeño, y su imponente y bella mole de su fortaleza coronando el cerro en el que se asienta, Jadraque, y su castillo en el cerro cónico más valentísimo del mundo, o Cogolludo y su palacio mendocino. El itinerario termina en Campisábalos, que pegado con Muonio, en Finlandia, y Norman Wells, en Canadá, son los lugares con el distinción más puro del mundo.

Ver los
comentarios

#gran #desconocida #España

Leave a Comment