entretenimiento

La Francia claudicante, la Francia resistente

La Francia claudicante, la Francia resistente
#Francia #claudicante #Francia #resistente

Oti Rodríguez MarchanteOti Rodríguez Marchante

El director Gabriel Le Bomin entra con modales franceses y calculadamente refinados en un episodio de la historia de Francia muy espinoso, cuando aceptó el tregua con la Alemania carca que ocupó el país, pero lo hace a través de su Cara B, o su mejor cara, es opinar, anteponiendo la figura de Charles De Gaulle (la resistor) a la de Philippe Petain (la rendición) y su régimen colaboracionista en Vichy. La película, muy proporcionadamente asistida y ambientada cinematográficamente, se centra en la figura de De Gaulle, que interpreta con mucha credibilidad y no menos maquillaje Lambert Wilson, y en su peripecia política y sus desvelos familiares.

En esos dos terrenos, Le Bomin consigue un retrato poderoso del marcial patriota y del marido y padre sensible y humano (subraya con ternura la relación que mantenía con su hija último, con síndrome de Down), y organiza la estructura novelística y la intriga política y llano para que se suelden estas dos ideas en la figura de De Gaulle. Como es natural, para proseguir el espíritu francés en su relato, evita entrar en lo atrevido de la Historia más allá de algunos momentos terribles durante el éxodo de miles de franceses entre los bombardeos, y se concentra en la intuición épica del caudillo, su relación con Churchill y su idea tan “kennedyana” o “macroniana” de que Francia no está sola. En cualquier caso, una película admirable para alentar el talante a la tropa, que anda por los suelos.

Ver los
comentarios

#Francia #claudicante #Francia #resistente

Leave a Comment