entretenimiento

La complicada historia de las adaptaciones de Roald Dahl en el cine

La complicada historia de las adaptaciones de Roald Dahl en el cine
#complicada #historia #las #adaptaciones #Roald #Dahl #cine

Ernesto Rodríguez

Roald Dahl es uno de los autores infantiles más conocidos del mundo, o al menos su trabajo lo es. El galés es uno de los pocos escritores dispuestos no solo a escribir para niños sino a escudriñar en el costado más anfibológico de su imaginación. Dahl tenía una capacidad única de entender no sólo lo divertido, sino asimismo lo terrorífico que es ser un pibe en un mundo dirigido por los adultos.

Por supuesto, el cine no ha sido superficial a los relatos del autor. Desde que empezó su carrera cómo escritor, Hollywood entendió que su peculiar estilo afectado podía servir para crear cintas infantiles que los adultos asimismo pudieran disfrutar. Algunas de las adaptaciones son clásicos absolutos, otras piezas de culto y asimismo algunas que sería mejor olvidar. El próximo intento de darle vida a una de las historias del novelista lo encabeza Robert Zemeckis con su traducción de «Las brujas».

No es casual que sea tan complicado adaptar a Dahl. Hay cierto toque de confusión en la forma de contar del galés ya que alega, en particular, a un sentido del humor que le daba poca importancia a la corrección política. Así lo describe la editora venezolana Sashenka Garcia, formada en el Porción del Obra de Caracas y especializada en libros infantiles: «El trabajo de Dahl usa el humor como una transgresión, es un humor desafortunado, escatológico y políticamente incorrecto, de hecho cada vez es menos correcto. Esto le permite establecer un vínculo con el conferenciante bisoño, al crear una ridiculización casi grotesca del adulto y del poder. El cine ha sufrido al adaptarlo evidentemente por intentar dulcificar esa agresividad casi corrosiva».

La taller de chocolates

Quizás la obra más conocida de Dahl sea «Charlie y la taller chocolates», y no es casual. La novelística publicada en 1964 fue el primero de los trabajos infantiles del escritor en ser llevado al cine. Es asimismo uno de los textos más conservadores del galés en cuanto a su humor, por lo que no genera tantos problemas para ser adaptado.

Ha sido llevado a la pantalla en tres ocasiones. La primera, y la mejor recibida, fue en 1971. «Willy Wonka y la taller de chocolates» contaba con el comediante Gene Wilder, colaborador frecuente de Mel Brooks, en el papel del chocolatero, un línea firmado por el propio Dahl y con la dirección de Mel Stuart. Wilder, le da a Wonka un clima no solo de humor sino de peligrosidad y enigma, inclusive en su número musical, «Pure imagination» no deja de parecer factible que haya dejado perecer a alguno de los niños.

La segunda gran ajuste fue estrenada en 2005, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Johnny Deep. Aunque el estilo visual de la cinta lleva la marca del director, al punto de devorar la historia de Dahl, y su osadía de revelar el pasado de Wonka lo transforman en un personaje menos interesante, quitando poco de filo a la historia diferente.

Finalmente, y para televisión, Hanna Barbera hizo su «Tom y Jerry y Charlie y la taller de chocolates» uno de los peores productos relacionados al minino y al ratón más famosos del mundo, con la taller de chocolates, o con el escritor galés.

Finales agridulces

Uno de los grandes problemas de adaptar a Dahl es que, si proporcionadamente era un escritor de niño, no le tenía miedo a irse por finales agridulces. La traducción diferente de «Las brujas» terminaba con los niños transformados en ratones, al final de «Increíble Sr. Fox» los animales deben dejar su hogar para esconderse bajo tierra y sus «Cuentos en verso para niños perversos» tiene poca piedad con los cuentos de hadas, dejando que por ejemplo los osos se coman a Ricitos de Oro o que Blancanieves y los enanos se dediquen a las puestas.

Esto hace complicado tolerar sus historias al cine, en específico cuando los estudios quieren que los niños vayan a verlas. La primera ajuste de «Las brujas», dirigida por Jim Henson el creador de los Muppets, contaba tomó la osadía de dejar que los niños volvieran a su forma humana, lo que molestó tanto a Dahl que no permitió que otros guionistas adaptaran su trabajo mientras estaba vivo.

Por suerte, algunos autores se han atrevido a perseverar este tono agridulce. Wes Anderson en su traducción a stop motion de «Increíble Sr. Fox» mantuvo el optimismo agridulce del final del tomo, con el señor Zorro y su grupo volviendo a esconderse bajo tierra, esta vez en una alcantarilla. Por su costado «La insurrección de los cuentos», el cortometraje que intenta adaptar sus «Cuentos en verso para niños perversos», contiene un par de finales harto incómodos a sus historias aunque nos deja en un tono más animoso. Ambas adaptaciones consiguieron nominaciones al oscar gracias a sus riesgos.

Sus relatos amables

Si dos libros de Dahl se prestaban para ser adaptados en cintas familiares eran «Matilda» y «El Gran Titán Bonachón». Son relatos que, aunque cuentan con el humor desafortunado y la visión complicada del mundo que tenia el galés, se permiten tener finales felices y por otra parte son relatos que permiten ser llevados a una historia accesible para el publicó universal.

Como era de esperarse uno y otro han sido llevados a la pantalla. «Matilda» de 1996 fue dirigida por Danny de Vito y protagonizada por Mara Wilson, la actriz de niño reconocida por su trabajo en «Señora Doubtfire, papá de por vida» y «Prodigio en la ciudad», se permite una visión profundamente oscura y cruel del mundo adulto. Con la excepción de uno de los personajes, la profesora Jennifer Honey, todos los personajes mayores son crueles, tontos o uno y otro. A pesar de eso el culminación de la cinta y su uso del humor la dejan ser harto digerible.

Por otra parte «Mi amigo el gigantesco», estrenada en 2016, cuenta con la siempre confiable dirección de Steven Spielberg y con un buen Mark Rylance en el papel que da título a la cinta. Es una película correcta, sin grandes fuegos artificiales de un director que ya tiene poco que demostrar, y que utiliza medios del cine de terror con un tono de niño que recuerda a su «E.T. el extraterrestre»

La nuevas «Brujas» y Netflix envite por Waititi

Evidentemente el trabajo de Roald Dahl es una fuente de contenido que no se ha secado aún. La nueva traducción de «Las brujas» llega a los cines de España el 30 de octubre cortesía de Zemeckis, y con Anne Hathaway en el papel de la líder de las brujas, interpretada por Anjelica Houston en la traducción de 1990. Aunque en otros territorios irá directo a HBO este 22 de octubre.

Por su costado Netflix ha anunciado un acuerdo para realizar varias adaptaciones de los trabajos del creador. De momento solo una ha entrado a pre producción: Una nueva ajuste de la historia de Willie Wonka de la mano de Taika Waititi que asimismo está trabajando en un línea basado en los Oompa Loompa, un aspecto del texto diferente criticado en los últimos primaveras.

Ver los
comentarios

#complicada #historia #las #adaptaciones #Roald #Dahl #cine

Leave a Comment