entretenimiento

La autoridad de Miguel Ángel Perera en Mérida

La autoridad de Miguel Espíritu celeste Perera en Mérida
#autoridad #Miguel #Espíritu celeste #Perera #Mérida

Rosario PérezRosario Pérez

«Desaborido» llevaba en su bautizo el conmemoración de aquel número 28 lidiado en Castellón en 2019, con esa soberbia calidad en su embestida. Pero el «Desaborido» de este 2020 en Mérida poco se pareció a su hermano de la divisa de Matilla. De buena presencia y herrado con el 70, le costaba humillar con informales viajes. Enrique Ponce, lustroso en el saludo con lances genuflexos y otros erguido ganando demarcación, le enseñó los caminos desde el prólogo. Con técnica de sabio, fue ahormando la embestida para servirse la movilidad de «Desaborido», de la misma vacada que le provocó la detrimento de «rodilla castrófica» en las Fallas. Para expulsar fantasmas, Ponce se enfundó el mismo vestido, el blanco y azabache, en una ocupación con entrega y codicia y algún momento de apuro. No cuajó del todo la petición de oreja y el arqueo quedó en saludos.

El triunfo llegaría en el cuarto, «Clandestino», con el hierro de Olga Jiménez. Tras cierto desconcierto en banderillas, Ponce brindó al divulgado este trascendental toro, aún mejor en su manos. Temple y relax desde el inicio, toreando con despaciosidad y con la agilidad de oxigenar al ejemplar. En una larga ocupación, cuando intentó la poncina, tan pronto como pudo plasmarla. A sus pies cayó rodado «Clandestino» tras una buena estocada, lo que desembocó en las dos orejas.

Ración doble se llevó además El Fandi en el segundo, al que recibió con una larga cambiada de rodillas y sopló unas fenomenales verónicas. Con un galleo por chicuelinas lo puso en el heroína y por el mismo palo quitó, entre la algarabía de los tendidos. El seguro revuelo estaba por datar: ardió la plaza en banderillas. Los espectadores alucinaban en cada par y en el violín se pusieron en pie como si Paganini pisara la arena. Enorme la conexión de Fandila con el divulgado, prendido a su ocupación desde el inicio. Sonaron entonces los gritos de «¡Viva España!» mientras un molinete daba paso a multitud de muletazos poco acelerados, con el toro moviéndose y la gentío absolutamente «enfandilada».

Revolución de El Fandi

Una polvareda levantó el botellín, al que además dio la bienvenida con una larga cambiada. Y otra vez la revolución con los rehiletes, con un cuarto par al violín entre el éxtasis colectivo. Varios kilómetros encima llevaba este toro de Matilla cuando el granadino cogió la franela. Escasa era la clase del rival, con el que El Fandi dibujó un par de despaciosos naturales y le dio fiesta luego con molinetes y desplantes con las rodillas en tierra. Una manía. A pesar del reventón, le pidieron el trofeo con mucha fuerza, pero el contador quedó en ovación de atuendo.

«¡Paisano, que se vea la linaje nuestra!», exclamaron a Perera antaño de salir el tercero, «Cruel», que puso la cara por las nubes en banderillas y hasta hizo acontecer aprietos a un torero de plata de la talla de Curro Javier. Rebrincado y revolviéndose en los inicios, Miguel Espíritu celeste anduvo muy por encima, con técnica, asiento y la medicina del temple, esa que lo cura todo. Templanza total en unos naturales y hasta en dos molinetes. Siempre sereno, remató en las cercanías. «El toro no vale un duro, pero tú vales mucho», resumió un paisano desde la graderío del 8 antaño de pasear la oreja.

En el postrer toro de la feria, se sucedieron los «¡vivas!» a España, al Rey, a los toros… Y hasta entonaron el himno del Barça mientras debatían sobre Messi. Pero cuando Perera se quedó solo con «Farmacéutico» en el ruedo, el silencio se hizo. Muy poderoso, amasó la embestida y la cosió en una ronda diestra en un palmo de demarcación. Mando y trabazón, con total autoridad. Al acontecer al pitón siniestro, el toro cantó la cobarde e hizo amagos de rajarse. Hasta que se piró del todo al estar podido por el pacense, autor de lo más cordillera. En tablas acabó en las distancias cortas y con circulares. Otra oreja, la sexta de la incertidumbre, ponía fin a una feria de categoría en tierra extremeña.

Ver los
comentarios

#autoridad #Miguel #Espíritu celeste #Perera #Mérida

Leave a Comment