Finanzas

IGNACIO MARCO-GARDOQUI: Una idea malísima

IGNACIO MARCO-GARDOQUI: Una idea malísima
#IGNACIO #MARCOGARDOQUI #Una #idea #malísima

IGNACIO MARCO-GARDOQUI

El PNV se interesó ayer por los dineros de Bruselas. Parece que comparte la preocupación ya manifestada por los empresarios de que no seamos capaces de hacer los deberes a tiempo para percibir los dineros esperados, que deben salvarnos del desastre al que se encaminan las cuentas públicas. Ayer asimismo el Costado de España certificó que a candado de junio la deuda ya ha saltado por encima del 110% del PIB, tanto por el aumento del agujero entre ingresos y gastos, como por la disminución del PIB. Se podría sostener que vamos en sentido contrario al de la dialéctica de la eficiencia: hemos producido menos y utilizado en ello más fortuna.

El Gobierno tiene tantos frentes abiertos que no ha antagónico tiempo para presentar las reformas necesarias que exige Bruselas y, desde luego, no piensa anunciar recortaduras ni implantar ajustes en los gastos, así que no resultará tan sencillo convencer ni a la Comisión ni, mucho menos, a los países que aportarán los fondos que esperamos. Máxime, si recordamos el penoso historial que acumulamos en la encargo de las ayudas anteriores que, tras ser aprobadas, no fueron entregadas en su totalidad por la escasa capacidad de encargo de las mismas.

El presidente Sánchez se sacudió ayer con el anuncio de la visitante que hará a finales de octubre la presidenta de la Comisión para conferenciar con las comunidades autónomas. Me parece una idea malísima. Si el formato previsto consiste en situar a Ursula von der Leyen más o menos de 17+1 presidentes autonómicos, la insuficiente va a salir escandalizada por el algarabía de los egoísmos, la heterogeneidad de situaciones de partida, la poca homogeneidad de los intereses en recreo y la nula capacidad de colaboración entre ellas. Una situación lamentable, pero efectivo, que ni siquiera ha conseguido modificar la súbita aparición de una avenida atroz que les afecta a todas por igual. Hasta el FMI nos instó ayer a mejorar la gobernanza del software de ayudas solicitado.

Vivimos anestesiados por la movimiento del BCE que transacción toda la deuda a un precio ridículo que no tiene en cuenta el aventura en que incurre el suscriptor. Hasta que algún día cambie de criterio. O algunos países le obliguen a ello.

IGNACIO MARCO-GARDOQUIIGNACIO MARCO-GARDOQUI

Ver los
comentarios

#IGNACIO #MARCOGARDOQUI #Una #idea #malísima

Leave a Comment