Finanzas

IGNACIO MARCO-GARDOQUI: Cuidado con los datos

IGNACIO MARCO-GARDOQUI: Cuidado con los datos
#IGNACIO #MARCOGARDOQUI #Cuidado #con #los #datos

IGNACIO MARCO-GARDOQUI

¿Son buenos los datos del empleo correspondientes al mes de septiembre que conocimos ayer? Pues depende de cual sea la narración de comparación. Si lo hacemos con los registrados el mes preparatorio, sí. Es más, el descenso del paro en 26.329 personas y el aumento de 84.013 en el número de cotizantes a la Seguridad Social proporcionan el mejor resultado obtenido en este mes de toda la serie histórica. Como no estamos sobrados de buenas noticiario nos podemos citarse con que estos datos parecen demostrar que hemos dejado de excavar en el agujero de la crisis y empezamos a despuntar la persona por el pozo de la recuperación.

Vale, aceptado. Pero no nos hagamos trampas. Los datos son buenos porque la comparación es, aquí sí, odiosa pues la hacemos con unos meses que han sido horribles para el empleo. Desde el pasado mes de mayo, cuando nos encaminábamos con destino a el desconfinamiento apresurado, tan solo hemos recuperado 447.367 empleos que son la parte de los que perdimos entre marzo y abril. Y eso sin contar con las 700.000 personas que tenemos «embalsadas» en los ERTE’s, que cuentan como afiliados y cuyo destino final -vuelta al empleo preparatorio o camino del paro nuevo-, no está falta claro. Total, tenemos a 3.776.485 personas en el desempleo que son 700.000 más que los registrados en el mismo mes del año preparatorio y medio millón más que en el de marzo, cuando el mercado sindical empezaba a aflojar, aún antiguamente de padecer el execrable bicho.

Otro motivo de preocupación, que nos obliga a excluir el optimismo desaforado, es que la recuperación se ha producido en sectores como la educación, las actividades administrativas y los servicios auxiliares que cuentan con una gran presencia del sector notorio; mientras que la hostelería y el comercio minorista se desbarrancan con 67.000 empleos perdidos y la industria se recupera de forma excesivamente lenta.

Sin olvidar, claro, que hablamos de los datos de septiembre, cuando la segunda ola de la pandemia ya azotaba, pero antiguamente de que entrasen en vigor las medidas de contención sanitaria con nuevas y, en algunos lugares, severas restricciones de la movilidad, cuyos bienes sobre el empleo volverán a ser nefastos, como ya lo fueron en la primera. Queda mucho trabajo por delante.

IGNACIO MARCO-GARDOQUIIGNACIO MARCO-GARDOQUI

Ver los
comentarios

#IGNACIO #MARCOGARDOQUI #Cuidado #con #los #datos

Leave a Comment