Business

Iglesias batalla ahora con el Ingreso Mínimo y exige a Sánchez un vuelco

Iglesias batalla ahora con el Ingreso Insignificante y exige a Sánchez un trastorno
#Iglesias #batalla #ahora #con #Ingreso #Insignificante #exige #Sánchez #trastorno

María CuestaMaría CuestaSusana AlcelaySusana Alcelay

La pugna interna en el Gobierno a cuenta del Ingreso Insignificante Optimista (IMV) promete retornar a convertirse en una batalla de primer orden en la coalición. El vicepresidente Pablo Iglesias exploración duplicar su ataque contra el ministro de Seguridad Social para conquistar que esta renta llegue a más familias de las 160.000 que actualmente lo reciben y, más allá de los ajustes burocráticos que planean en el área de José Luis Escrivá, la idea es un cambio más profundo que amplifique el impacto de esta renta mínima.

El Ingreso Insignificante fue el as en la manga del Gobierno de coalición, una ayuda con el que asistirían a pobres y necesitados, el «escudo social» con el que se haría frente a los estragos del Covid-19. Las ayudas oscilarían entre los 462 euros para familias unipersonales y 1.015 para familias más numerosas y en su origen fue pensado para 850.000 familias, aproximadamente 2,3 millones de personas. Llegaron a solicitarlo 1,2 millones de entidades familiares, muchas de ellas unipersonales. Hoy, solo los citados 160.000 de hogares las están cobrando. La diferencia con los cálculos iniciales del empleo es de 690.000 y el número de peticiones que se habrían rechazado está en torno al millón. ¿Los motivos? «En la longevo parte de los casos por exceder los niveles de renta y patrimonio», asegura el área que dirige José Luis Escrivá.

¿Qué está fallando para que Iglesias quiera ahora un trastorno en la ayuda sino de su Gobierno? Sencillamente que no llega con la fuerza con la que fue proyectada. La burocracia que impone la Seguridad Social, que además debe remunerar casi diez millones de pensiones, están haciendo desistir a los potenciales beneficiarios, más aún en época de pandemia, con los medios ajustados al confín. Los criterios de concesión siquiera ayudan y los que se consideran pobres no parecen serlo para la Sucursal. Todo ello está haciendo que este subsidio esté pasando sin pena ni delicia, que sea uno más de los ocho nuevos aprobados por Sánchez en menos de dos abriles.

Cáritas denuncia que el 70% de los hogares que ha pedido el subsidio aún esperan respuesta»

Pero la iniciativa es esencia en términos políticos para Unidas Podemos. Ya el pasado miércoles, el portavoz de esta formación en el Congreso, Pablo Echenique, señaló a Pedro Sánchez entre los retos «inmediatos» la prosperidad «profunda e imprescindible» del Ingreso Insignificante Optimista, por otra parte de la paralización de los desahucios sin alternativa habitacional y la prohibición de los cortes de suministros para la población frágil o la subida del salario insignificante interprofesional. Fuentes del entorno de Podemos en el Ejecutante aseguran que esta se proxenetismo de una batalla mucho más trascendente para la formación que morada que, por ejemplo, el salario insignificante, y reconocen el «malestar creciente» con el ministro y expresidente de la Airef.

La relación entre ambas carteras comenzó a torcerse precisamente en la pandemia y a cuenta del pulso planteado por Iglesias de acelerar el Ingreso Insignificante, un útil que estaba previsto se desplegara a lo dadivoso de la tiempo y no en al punto que unas semanas. Desde el área de Seguridad Social se insiste en que se trabaja para pulir aquellas cuestiones que están atascando la ayuda. «Es posible que se crearan expectativas excesivas sobre el ritmo al cual nosotros íbamos a ser capaces de datar», admitió Escrivá en una nuevo entrevista en televisión. «En unos meses es simplemente difícil -dijo- datar a todo el mundo».

Pero en el entorno de Unidas Podemos se asegura que las discrepancias son más profundas y hablan de «diferencia de conceptos» sobre el magnitud de la prestación. El ala morada del Ejecutante considera que esta renta debe ampliar su radiodifusión de proceder y no solo datar a los hogares que ya están en una situación extrema, sino además a las familias de clase media que han perdido sus ingresos o que son «trabajadores pobres».

«Es posible que se crearan expectativas excesivas»,ha dicho el titular de Seguridad Social

De momento, Escrivá ha anunciado cambios en la prestación, pero no de concepto, sino de prosperidad de su funcionamiento. El área que dirige trabaja para poner en marcha en las próximas semanas cambios para adaptar la norma «a la pluralidad de situaciones de convivencia que se producen en la vida diaria», según el ministro, fundamentalmente entre las personas en situación de vulnerabilidad económica que se ven obligadas a compartir vivienda. En concreto se prevé que sean los servicios sociales quienes puedan acreditar esta situación para desbloquear los pagos. Estas situaciones fueron denunciadas precisamente por Cáritas la semana pasada en un documentación sobre la sinceridad de las familias a las que acompaña la institución. Según los datos de esta asociación, que tradicionalmente ha apostado por la fórmula de un ingreso insignificante resguardado, se alerta de que están observando que «el diseño del ingreso insignificante y su avance e implementación tienen a día de hoy importantes deficiencias».

Según los datos de Cáritas, prácticamente el 40% de hogares a los que ellos acompañan no han llegado a solicitar el Ingreso Insignificante por descuido de información y, entre los que sí lo han hecho, más del 70% aún están esperando una respuesta. «Pero este caso no es el único ejemplo de que las medidas de protección social diseñadas para frenar el impacto social de la crisis no siempre están sirviendo a los más vulnerables, pues solo un 1% de trabajadoras del hogar han cobrado el subsidio para empleadas domésticas», remarcan.

Las protestas ya están además en la calle. El pasado martes un especie de afectados, pertenecientes al colectivo de afectados «RMI Tu Derecho» organizó una concentración en Nuevos Ministerios, a las puertas del área que dirige Escrivá, para anexar la entrega de una carta dirigida al ministro. La misiva, que sumó 1.044 firmas entre colectivos sociales (70) y personas individuales, reclamó modificaciones inmediatas del ingreso insignificante en cuestiones como el confín mayor de dos ingresos mínimos por domicilio, «la discriminación económica a familias monoparentales con cinco o más miembros» y las condiciones de paso para los menores de 30 abriles, entre otras cuestiones denunciadas.

Ver los
comentarios

#Iglesias #batalla #ahora #con #Ingreso #Insignificante #exige #Sánchez #trastorno

Leave a Comment