Finanzas

«Ha faltado voluntad para implantar reformas que mejoren la competitividad»

«Ha faltado voluntad para implantar reformas que mejoren la competitividad»
#faltado #voluntad #para #implantar #reformas #mejoren #competitividad

Zapatiesta Rodrigo

Director de la Cátedra Fundación Cárcel Sabadell de Crecimiento e Internacionalización Empresarial en la Universidad de Oviedo, Esteban García-Canal analiza el papel de las grandes empresas en la capital española. Este reputado perito señala que son motor de mejora crematístico y gracias a una anciano diversificación de sus clientes y un anciano músculo financiero logran exceder mejor las crisis.

–¿Qué papel ocupan las grandes empresas en la capital española?

–Las grandes empresas (incluso las de tamaño mediano) están infrarrepresentadas en la capital española en comparación con la media de la Unión Europea. Este es uno de los principales factores, aunque no el único, que explica la último productividad de las empresas españolas.

–¿Cómo influiría en la capital contar con más grandes empresas y acelerar el crecimiento de las pequeñas?

–El tamaño empresarial es un indicador de la competitividad de un esquema empresarial. Cuando una empresa crece orgánicamente eso está indicando que sus productos y servicios se ajustan a las deyección del mercado y por eso apetencia clientes y cuota de mercado. Cuando una empresa crece a través de adquisiciones eso indica que es capaza de añadir valencia a las empresas que ha integrado. Contar con más empresas grandes y competitivas aumentaría de forma trascendente nuestro PIB y nuestra riqueza como país.

–¿Qué papel tienen las grandes empresas en la creación de empleo?

— Las grandes empresas son un motor del mejora crematístico no sólo por su creación de empleo directo sino por su capacidad de tiro a través de sus proveedores. Pensemos en lo que supone Inditex en La Coruña. Adicionalmente, la gran empresa cuenta normalmente con métodos de trabajo y procedimientos más eficientes que son transferidos a través de toda su esclavitud de valencia, elevando la productividad de todo el sistema.

–¿Qué estrategias están adoptando este tipo de empresas en la flagrante crisis?

–La casuística es muy variada. En militar, las empresas se están centrando en los clientes/países menos afectados por la pandemia y en atender las nuevas deyección que están surgiendo. En este sentido, las empresas con estructuras más ágiles son las que mejor están respondiendo.

–¿En qué sectores debería colocar nuestro país?

–España ha sido capaz de gestar empresas multinacionales en prácticamente todos los sectores de actividad. En militar, no soy partidario del dirigismo conocido en el mejora empresarial; los emprendedores deben dirigirse cerca de aquellas áreas donde pueden aportar más. El problema en España es que hay menos proyectos empresariales con potencial de crecimiento de los deseables. Las políticas públicas deberían proceder sobre las causas por las que hay menos proyectos. Entre ellas podría destacar el stop coste energía, fuga de talento al extranjero, trabas a la creación de empresas, escasez de ayudas e incentivos eficaces al I+D+I, rigideces en el mercado de trabajo, entre otros. El dictamen de los problemas de competitividad de la capital española está hecho hace mucho tiempo. Ha faltado quizás la voluntad para implantar las reformas necesarias.

–No querer dar el brinco a la gran empresa ¿es un problema cultural o oficinesco?

–Incluso hay empresas que no quieren crecer. Un plan de crecimiento conlleva asumirriesgos tanto de inversión como reputacionales. Para algunos grupos familiares puede implicar inversiones que exceden su capacidad de endeudamiento y/o que les obligan a cambiar su maniquí de trámite. Todo esto les frena correcto a que no quieren perder el control de su negocio. Incluso hay regulaciones que se vuelven más rígidas con el tamaño, como las fiscales, y que deberían reformarse. La gran empresa debería encontrarse como un dato tractor de la capital a proteger.

–¿Esta crisis nos dejará menos grandes empresas ?

–Lo ordinario es que asistamos a procesos de consolidación en algunas industrias, con lo que habrá menos grandes empresas, pero con ventajas competitivas reforzadas.

–¿Qué relación hay entre el mundo emprendedor y el de la gran empresa?

–Son muy complementarios. El mejora crematístico requiere emprendedores con proyectos con potencial de crecimiento, capaces de gestar las grandes empresas del futuro. Por otro costado, hay muchos proyectos de plan que ya nacen con el objetivo de integrarse (ser comprados) por una gran empresa. Esto es muy habitual en el mundo tecnológico. El problema es que hay muchas compañías que se quedan permanentemente en un status de pequeña empresa. A veces se ve como un drama su desaparición, pero tendríamos que tener una visión «schumpeteriana» de este asunto: cuando una empresa ineficiente desaparece está liberando fortuna para que sean destinados a fines más productivos, lo que Schumpeter denominaba destrucción creadora.

Ver los
comentarios

#faltado #voluntad #para #implantar #reformas #mejoren #competitividad

Leave a Comment