mundo

Guerrilla urbana en Roma contra el toque de queda, como el día anterior en Nápoles

Facción urbana en Roma contra el toque de queda, como el día antedicho en Nápoles
#Facción #urbana #Roma #contra #toque #queda #como #día #antedicho #Nápoles

Ángel Gómez FuentesCielo Gómez Fuentes

Vuelve la sobresalto sobre el orden conocido en Italia, tras el toque de queda y restricciones impuestas en algunas regiones. En el entorno de la céntrica plaza del Popolo en Roma se vivieron en la tenebrosidad del sábado al domingo horas de maquis urbana, en protesta contra el toque de queda, establecido en el Lazio a medianoche.

Grupos anarquistas y ultraderechistas lanzaron cócteles molotov, petardos y otros artefactos explosivos, quemaron dañaron coches y mantuvieron duros enfrentamientos con las fuerzas del orden. «Forza Nuona», peña ultraderechista, había anunciado en tuit su lucha contra el toque de queda: «Listos para echarnos a la calle, sin miedo».

Era una protesta y maquis urbana claramente organizada, como lo demuestran no solamente los explosivos que lanzaron, sino todavía el hecho de que algunos manifestantes iban con la cara tapada con capuchas y cascos.

Parecida situación se vivió en la tenebrosidad del viernes al sábado en Nápoles, con duros enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos anarquistas, radicales, ultraderechistas, negacionistas del virus y clanes camorristas. Los manifestantes protestaban contra el toque de queda impuesto por el presidente de Campania, Vincenzo De Luca, quien había amenazado todavía con un confinamiento genérico. Al final, De Luca ha tenido que dar marcha a espaldas, delante la maquis urbana del viernes y el aventura de que continúen los desórdenes públicos.

«Nápoles, un laboratorio»

El malestar y las tensiones sociales a causa de la pandemia son cada día más evidentes. «Lo ocurrido en Nápoles es la señal de lo que podría suceder en el resto de Italia y en toda Europa. Nápoles sigue teniendo este extraño destino de ser un circunscripción que se anticipa a las tendencias, como un laboratorio en el que se experimenta lo que sucederá en otros lugares», destaca este domingo en «La Repubblica» el escritor napolitano Roberto Saviano, en un artículo titulado «El laboratorio napolitano», destacando que «no es solo la Camorra la que está detrás de los actos violentos, sino que es la desesperación del sur la que está explotando».

Aunque algunos expertos han planteado medidas aún más restrictivas, sin descartar un nuevo confinamiento, el primer ministro, Giuseppe Conte, por ahora rechaza un vallado total como ocurrió en marzo, y ni siquiera desea que se hable de ello. El temor a disturbios armados si se produce un confinamiento genérico del país había sido expresado por el profesor Ranieri Combate, representante de la Estructura Mundial de la Salubridad en el comité sabio que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento porque provocaría disturbios armados. La masa está exhausta por el toril de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la guardián, alentados todavía por colegas que no entienden muy admisiblemente qué trabajo hacen».

Autocrítica

Encima del temor a las protestas y maquis urbana en caso confinamiento, ahora descartado, el Gobierno considera que un toque de queda genérico en todo el país no es eficaz, según el profesor Walter Ricciardi, asesor del ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y miembro del comité sabio, quien hace todavía autocrítica: «¿Qué nos salió mal? Muchas regiones no han hecho lo que tenían que hacer este verano para adaptar su sistema inodoro; hoy estamos pagando las consecuencias. Tenemos pocas semanas para intervenir. Se necesitan cierres locales, incluso regionales, porque el toque de queda genérico no funciona, lo hemos manido con los malos resultados de Francia».

Amenaza por la tensión social

En cualquier caso, el Gobierno teme que las legítimas protestas de los ciudadanos y su derecho a manifestarse delante las medidas restrictivas desemboquen en violencia por las acciones de grupos radicales. La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, ha destacado que «detrás de las manifestaciones violentas y agresiones hay un plan previamente organizado que poco tiene que ver con la crisis económica».

La posibilidad de un atmósfera de violencia había sido imaginado por el empleo del Interior. Los servicios secretos alertaron de la posibilidad de una maquis urbana en varias ciudades. El director genérico de la policía, Franco Gabrielli, en contacto con todos los jefes de policía de las regiones de Italia, ha planificado controles en prevención de desórdenes públicos.

El malestar y las tensiones sociales preocupan todavía al presidente de la República, Sergio Mattarella. El próximo martes presidirá el ya programado Consejo supremo de la Defensa, convocado dos veces al año por Mattarella. Uno de los temas será ciertamente «las consecuencias de la emergencia sanitaria sobre los equilibrios estratégicos y de seguridad globales, con particular narración a la OTAN y a la Unión Europea».

Ver los
comentarios

#Facción #urbana #Roma #contra #toque #queda #como #día #antedicho #Nápoles

Leave a Comment