deportes

Griezmann le echa un pulso a Koeman

Griezmann le echa un pulso a Koeman
#Griezmann #echa #pulso #Koeman

Sergi Font

El encaje de Antoine Griezmann ha sido un dolor de habitante para los entrenadores del Barcelona desde que el francés llegó al Camp Nou durante el verano de 2019. Acumuló críticas con Ernesto Valverde y Quique Setién por su escueto rendimiento tras el desembolso de los 135 millones de euros que costó. Esta temporada iba por el mismo camino hasta que ha estallado, reivindicándose con Francia (marcó en el amistoso del pasado miércoles frente a Ucrania y este miércoles frente a Croacia) y mandándole un misiva a Ronald Koeman, que no dudó en criticarle tras el partido frente a el Sevilla. «Me siento admisiblemente, me altercado admisiblemente, porque el preparador (Deschamps) sabe dónde ponerme y, por lo tanto, me beneficio de ello, así como de la confianza que me brindan el técnico y mis compañeros», explicó Griezmann en la zona mixta tras su golazo a Livakovic.

Soltó el galo toda su hidrofobia, acumulada durante este inicio de temporada, contra el preparador del Barcelona. Primero porque se siente engañado. Koeman mantuvo una reunión con él a principio de curso para prometerle que sería una alcoba importante de su esquema y asegurarle que le haría apostar en su posición, poco que no habían hecho sus antecesores. Tras tres encuentros, no ha completado nadie de ellos y por otra parte ha jugado como extremo derecho, una demarcación que no es la suya y que le condena. Ysegundo porque le dolieron mucho las palabras de Koeman hace diez días cuando el técnico le arrojó a los pies de los caballos. «Hoy Griezmann ha tenido dos oportunidades y, por su calidad, tendría que acaecer afectado en alguna de esas dos jugadas», criticó el técnico tras el igualada a cero frente a el Sevilla.

Lo cierto es que el atacante francés muestra dos caras. Se divierte y golea con Francia mientras sigue sin encontrar su posición con el Barcelona, donde casi no tiene incidencia en el articulación y le cuesta conectar con Messi y el resto de sus compañeros. Las quejas de Griezmann confirman las palabras de Didier Deschamps, que ve triste al atacante cuando se enfunda la zamarra azulgrana. «Delante Croacia, Antoine jugó en su mejor posición, estuvo conectado al articulación y logró anotar su gol 33», deslizó el seleccionador francés con un nuevo mordacidad a Koeman. Durante este parón liguero a causa de los compromisos de las selecciones nacionales, Deschamps le ha mandado varios mensajes al holandés. «Si hiciese comentarios, pienso que Koeman no estaría contento de escucharlos. A Antoine le han puesto a la derecha, poco que ha ocurrido en otras ocasiones. Y no es por la guisa de pensar de Koeman, que en su día le dijo que no entendía porqué en el Barça no le ponían por el centro. No es lo mismo lo que dijo que lo que está haciendo. Es en el centro donde es más eficaz y determinante para el equipo», apuntó.

El punta no tiene que pelear solo con Koeman para que le permita descollar en su puesto. Incluso encuentra las trabas de Messi, con el que no congenia ni adentro ni fuera del circunscripción de articulación. El pase a Griezmann es la última opción para el argentino, que prefiere asociarse con otros compañeros. Precisamente, Olivier Giroud quiso respaldar a su socio en el ataque «bleu». «Está claro que no eligió el camino obvio fichando por un club tan ínclito como el Barça. La acondicionamiento no es obvio, especialmente cuando juegas al costado de un atleta enorme como Messi y actúas un poco en la misma posición que él. Incluso es el futuro de este club porque Messi no será indestructible», explicó.

Los números le avalan

Las estadísticas defienden la teoría de Deschamps, ya que 20 de los 33 goles que ha anotado Griezmann con Francia los ha hecho como mediapunta o segundo punta. Una conclusión que comparte con Diego Pablo Simeone, que siempre tuvo claro dónde colocar al «Principito». Con el Gimnástico anotó 115 goles, de los 133 que marcó en total, actuando por el centro. En el Barcelona solo ha podido disputar tres encuentros (de los 51 totales) de segundo punta.

El partido de mañana frente a el Getafe servirá para comprobar la reacción de Koeman. La posibilidad de que el técnico pueda dar refrigerio a Messi le abren las puertas de la mediapunta a Griezmann. No obstante, el holandés no suele tolerar pulsos en el vestuario y las palabras del francés cuestionándole sus decisiones tácticas podrían relegarle al banquillo.

Ver los
comentarios

#Griezmann #echa #pulso #Koeman

Leave a Comment