deportes

Griezmann, gol y «recado» a Koeman: «Deschamps sabe dónde ponerme»

Griezmann, gol y «misiva» a Koeman: «Deschamps sabe dónde ponerme»
#Griezmann #gol #misiva #Koeman #Deschamps #sabe #dónde #ponerme

S. D. | EFE

Un gol de Kylian Mbappé a desliz de merienda minutos para la conclusión permitió a Francia perdurar su pulso con Portugal por la primera plaza del categoría 3 de la Ligazón de Naciones, tras imponerse este miércoles por 1-2 a una Croacia, que volvió a colisionar, una vez más, con el conjunto francés.

Nunca. Ni en partidos oficiales, ni amistosos ha acabado el equipo croata derrotar a una selección gracia, que se ha convertido por derecho propio en la auténtica «bestia negra» de los balcánicos. Da igual si como ocurrió hace casi nada un mes en París los croatas se adueñan del balón o como ocurrió este miércoles en el estadio Maksimir de Zagreb ceden la iniciativa para tratar de sorprender al contraataque. El resultado es siempre el mismo, conquista francesa.

Un triunfo que los de Didier Deschamps casi nada tardaron en enderezar ocho minutos, el tiempo que tardó Antoine Griezmann en tocar su primer balón. El punta del Barcelona, que parece transformarse cada vez que se viste la camiseta de los ‘bleus’, no desaprovechó un balón muerto en el radio, tras un centro del madridista Ferland Mendy, hoy contiguo derecho, para firmar el 1-0 con un violento zurdazo directo a la escuadra.

El punta del Barcelona se convirtió en doble protagonista del partido. Por su gol, claro, pero asimismo por lo que dijo a posteriori del combate. El atacante galo, que tras el choque liguero contra el Sevilla recibió una pulla por parte del técnico azulgrana, Ronald Koeman, que señaló que «por su calidad, tenía que suceder afectado alguna de las dos que tuvo», le contestó en el césped y fuera.

«Aprovecho la confianza del monitor»

«Creo que ha sido uno de mis goles más bonitos. Intenté pegarle perfectamente, puse todo y si se iba a la tribuna daba igual. Me siento perfectamente. El monitor sabe dónde ponerme, así que me aprovecho de la situación, de esta posición y de la confianza del monitor y los compañeros», declaró Griezmann.

Este gol, a diferencia de otras ocasiones, no pareció aplacar la aspiración de la selección gracia, que pareció dispuesta a finiquitar definitivamente la contienda en un pasado y no pasado. Y si no lo logró fue, por increíble que parezca, fue por la desliz de tacto de Kylian Mbappé, que desaprovechó dos clarísimas ocasiones para conquistar el 0-2.

Si a los doce minutos Mbappé, sorprendentemente, no buscó el mano a mano con el meta croata en una putada en la que tenía todo a su protección para valer hacía la meta, en el 15 el ludópata del París Saint-Germain envió fuera un balón que parecía sí o sí destinado al gol.

Los dos fallos hicieron reaccionar a Croacia, que poco a poco se fue haciendo dueña del balón, lo que le permitió comenzar a obtener con cada vez más peligro al radio francesa. De hecho pudo entablar la contienda a la media hora de diversión en un doble remate de Mario Pasalic, que primero estrelló el balón en las piernas de Clement Lenglet y luego en el cuerpo del guardameta Hugo Lloris.

El igualada llegó finalmente a los 65 minutos, en una gran batalla de Nikola Vlasic, que castigó la pasividad con la que Francia afrontó el segundo período. La laxitud permitió a Luka Modric recuperar un balón y asistir a Josip Brekalo, que disponible de marca en el interior del radio tuvo tiempo para asistir a Vlasic, que tras controlar con la izquierda firmó con la derecha el 1-1.

Pero la cantidad de posibles de Francia es tal, que bastó con que Didier Deschamps echase mano de su banquillo y diese entrada al ámbito de diversión a Paul Pogba, para que los galos se hicieran de nuevo los dueños de la situación.

No habían pasado ni tres minutos desde su incorporación al partido cuando Pogba tuvo en sus botas el 1-2 en un remate, que salvó milagrosamente con un pie el guardameta croata Dominik Livakovic.

Mínimo pudo hacer, sin confiscación, el meta balcánico por evitar dos minutos a posteriori el gol de Kylian Mbappé, que culminó de primeras una espectacular triangulación entre Pogba, Lucas Digné y el propio Mbappé.

Una batalla en la que Pogba mostró su visión de diversión con un grande pase de más de cuarenta metros para la arribada de Digné que de primeras metió el balón al interior del radio para que Mbappé estableciese el definitivo 1-2.

El tanto volvió a condenar a Croacia, como ya ocurrió en las semifinales del Mundial de 1998, o más recientemente en la final del pasado Mundial de Rusia, a una derrota, que no sólo prolonga su maleficio frente a el equipo francés, sino que adicionalmente deja a los balcánicos ya sin ninguna opción por alcanzar a las semifinales del torneo.

Ver los
comentarios

#Griezmann #gol #misiva #Koeman #Deschamps #sabe #dónde #ponerme

Leave a Comment