Finanzas

Gastar ahora, pero planear el equilibrio estructural futuro

Ponerse ahora, pero planear el contrapeso estructural futuro
#Ponerse #ahora #pero #planear #contrapeso #estructural #futuro

Carmelo Tajadura

La hacienda española quizás se encuentra en el momento más difícil desde la Supresión Civil. Con una caída histórica del PIB cuyo nivel no recuperaremos en 2021, como casi prevén los optimistas Presupuestos, sino internamente de varios primaveras. Y con un nivel de deuda pública que rondará este año el 120% del PIB. Según el FMI somos la hacienda vanguardia más castigada por la avenida.

Y, sin secuestro, en este ámbito tan desfavorable, el coste de la deuda que emitimos hasta el plazo de ocho primaveras está en imagen. Y el de diez primaveras cerca de su reducido histórico. A lo mejor Sánchez se cree que es el fruto de su trámite. E Iglesias que esto es Paraíso…

Sin secuestro, este tipo de interés válido en el mercado lo sostiene artificialmente el BCE con sus compras que, según datos de Bloomberg, este año alcanzan el 12% del PIB de la eurozona y superan el comba de emisiones (10%) de todos los Estados de la misma. Teóricamente, el software PEPP del BCE acaba en junio 2021. Pero la segunda oleada de coronavirus en Europa, al anticipar un peor comportamiento crematístico, paradójicamente está reduciendo las TIR´s de los bonos aún más, porque los mercados esperan aún más adquisiciones del BCE.

Dice el FMI que lo más importante no es el comba de la deuda sino su coste. Que, en nuestro caso, lleva varios primaveras bajando incluso en número absoluta. Y que, mientras haya crecimiento crematístico y los tipos sigan bajos (sobre todo si aquel fuera maduro que estos), son más urgentes las reformas estructurales que los cortaduras de dita. No le yerro razón, pero es que en España ni nos planteamos estas últimas. Y eso que ya han pasado varios primaveras desde que se emprendieron algunas, aunque lo fueron sólo a medias. Y este Gobierno piensa más aceptablemente en contrarreformas.

Si no estuviéramos en la eurozona, se habría producido ya la suspensión de pagos de España y difícilmente sobreviviría este gobierno. Pero, el BCE, el fondo de reconstrucción europeo (y otras fuentes de financiación comunitarias) y la convicción que (todavía) tienen los mercados de que la UE no dejará a España socavar le mantienen a flote.

Sin secuestro, el gobierno parece empeñado en empeorar aún más la situación y nos amenaza con unos Presupuestos en ciernes que «inflan» el PIB, y luego los ingresos, cuya implicación probable es «colar» maduro consumición corriente. Por otra parte, sería especialmente importante que no se gestionase aceptablemente el fondo de reconstrucción, que debiera diseñarse para trastornar en proyectos que mejoren la capacidad de crecimiento de la hacienda española, y no para pagar en destinos clientelares. Inquieta escuchar que, si se retrasa, el Gobierno piensa emitir deuda, para así pagar en 2021. Suena a una bonita forma de evitar la vigilancia y control por parte de Bruselas….

En fin, admitamos que no es ahora el momento de la severidad (aunque siempre debería ser obligado eliminar el consumición superfluo, que abunda en la Despacho). Pero siquiera de pagar sin ton ni son, si no queremos vernos abocados a un plan obligado de retazo más pronto que tarde. Y, desde luego, lo que necesitamos como el manducar en España es un plan de consolidación fiscal a medio plazo. Es opinar, una recorrido justo sobre cómo vamos a retornar al contrapeso estructural, en un plazo justo, desde el dita total colosal de 2020, que podría ser del 13/14%. Eso es lo que nos daría maduro (o alguna) credibilidad en presencia de los mercados y nuestros socios europeos.

«Lo que necesitamos como el manducar en España es un plan de consolidación fiscal a medio plazo»

El escaso nivel de tipos no debería «animar» al Gobierno a pagar mucho sino a trastornar aceptablemente, acompañándolo de reformas que fortalezcan nuestra hacienda. Y, por supuesto, sin hacer Presupuestos mágicos como lo que se trasluce del que se está diseñando para 2021, con hipótesis irreales de crecimiento e ingresos. Porque es fundamental que seamos capaces de asistir al momento de enfrentarse a la existencia, cuando Bruselas y los mercados nos pidan cuentas, en las condiciones menos malas posibles.

Carmelo Tajadura es economista

Carmelo TajaduraCarmelo Tajadura

Ver los
comentarios

#Ponerse #ahora #pero #planear #contrapeso #estructural #futuro

Leave a Comment