mundo

Explosión de la delincuencia infantil y juvenil de origen magrebí en París y su periferia

Arrebato de la delincuencia pueril y joven de origen magrebí en París y su periferia
#Arrebato #delincuencia #pueril #joven #origen #magrebí #París #periferia

Juan Pedro QuiñoneroJuan Pedro Quiñonero

La delincuencia pueril y joven de origen magrebí ha crecido en un 51% en París y la región parisina, durante los últimos veinticuatro meses. En 2018, la policía especializada detuvo a 7.603 menores sin clan ni domicilio fijo en la renta y la región Isla de Francia. El 2019 se produjo un incremento del 20%, alcanzándose las 9.134 detenciones.

Según las cifras muy provisionales del tarea del Interior, la delincuencia pueril y joven ha continuado agravándose; y este año pudiera aumentar en un 50-51% con respecto a los dos últimos primaveras. «Estamos asistiendo a una acceso de la violencia muy muy joven. Las nuevas bandas de pequeños delincuentes tienen un jefecillo que no siempre llega a los 18 primaveras, rodeado de chiquillos 12 a 15 primaveras», comenta una fuente policial en rueda de prensa consagrada a exhalar un «lamento de susto».

Un portavoz del Elíseo agrega: «El presidente Emmanuel Macron es consciente del problema y ha pedido a su primer ministro, Jean Castex, que tome las medidas policiales y judiciales necesarias. En los nuevos presupuestos del Estado, rectitud e interior tendrán un puesto importante».

Según los especialistas, la nueva delincuencia joven y muy joven está formada, esencialmente, por jóvenes que se fugaron o huyeron de Marruecos y Argelia, entrando clandestinamente en España, Italia y Francia, para terminar instalándose en la «banlieue», la periferia suburbana de París y las grandes ciudades.

Sin clan, sin domicilio fijo, muchos jóvenes y muy jóvenes pidieron socorro a varias asociaciones humanitarias. Con un éxito relativo. Otros, decidieron morar en la floresta urbana, integrándose en bandas que terminan «trabajando» para organizaciones mafiosas, controladas por delincuentes franceses o magrebíes.

Si la «violencia salvaje» denunciada por Gérald Darmanin coquetea con el atraco a mano armada y el asalto de vehículos blindados de transporte de fondos, la nueva violencia pueril y joven está especializada en delitos relativamente menores, que pueden comenzar con la saldo de tabaco de contrabando para terminar en el robo de farmacias o pensionistas que viven solos.

Según varios responsables de asociaciones de acogida y ayuda de jóvenes inmigrantes y refugiados, sin clan, muchos niños, adolescentes y menores se iniciaron en las grandes ciudades marroquíes a la delincuencia último, incluso convirtiéndose ellos mismos en toxicómanos iniciados en su pueblo originario a la «maría», el chocolate, el canuto, el porro, el peta, el hachis, que más tarde terminarán vendiendo en varios barrios del septentrión de París (Porte de la Chapelle, Goutte d’Or) y su periferia suburbana.

Ver los
comentarios

#Arrebato #delincuencia #pueril #joven #origen #magrebí #París #periferia

Leave a Comment