Finanzas

Estas son las etiquetas que engañan al consumidor sobre el origen de los alimentos envasados

Estas son las etiquetas que engañan al consumidor sobre el origen de los alimentos envasados
#Estas #son #las #etiquetas #engañan #consumidor #sobre #origen #los #alimentos #envasados

Teresa Sánchez VicenteTeresa Sánchez Vicente

La norma sobre la indicación del origen de los alimentos sigue siendo insuficiente. Desde la Ordenamiento de Consumidores OCU denuncian que persiste la desliz de detalles sobre la procedencia de gran parte de los alimentos que podemos encontrar en ls estanterías del supermercado. En este sentido, la OCU recuerda que señalar el origen es obligatorio para todos los alimentos frescos, frutas verduras, huevos, carnes y pescados y todavía para el óleo de oliva impenetrable o la miel. Adicionalmente, desde hace casi dos primaveras, los productos lácteos deben detallar su origen en el etiquetado, aunque esta medida se aprobó con carácter temporal y está por ver si sigue válido en el tiempo.

Sin bloqueo, en otros alimentos, como los envasados, la indicación solo es obligatoria cuando al omitirla puede arrostrar a confusión al consumidor o cuando la procedencia del ingrediente primario es diferente al circunstancia de fabricación del producto completo. Es opinar, si compras una naranja podrás asimilar de dónde proviene, pero, en ocasiones, no ocurre lo mismo si optas por adquir un zumo de fruta envasado.

Frente a este atmósfera, desde la OCU subrayan que, al final, «estas indicaciones pueden ser muy vagas» y luego, el consumidor queda «en una posición de vulnerabilidad en presencia de la desliz de información o información poco clara». «La información sobre el origen de los alimentos se pierde en el momento en que la materia prima es procesada», añaden.

En este sentido, desde la OCU destacan casos de marcas que venden judías verdes con etiquetas en las que se indica «Elaboradas en Navarra», pero en las que el producto se ha cultivado en Francia o lentejas pardinas que se comercializan como si fueran asturianas, pero que tienen su origen en Estados Unidos. Incluso ponen como ejemplo una mermelada en cuyo tumbo se añaden dos direcciones postales, una en el Reino Unido y otra en Malasia sin especificar en cuál de los dos países se ha producido, envasado o exportado. En la serie de casos de producos confusos añaden un tumbo de melocotón en conserva en el que se dice dice «fabricado en UE» y «envasado en origen», pero sin concretar el circunstancia.

Para terminar con estas con estas confusiones, desde la OCU apuestan por restringir indicaciones como «UE y fuera UE» o la «zona FAO» en productos de la pesca; que se indique el porcentaje que corresponde a cada región si el producto viene de varios; que se supriman ambigüedades y frases como «el ingrediente primario no es originario del circunstancia de procedencia del alimento» y por zaguero, que cuando el país de origen del alimento no coincida con el de la empresa responsable de la marca o envasadora, se documentación en la calificativo.

Más Europa

La semana pasada, el Tribunal de Ecuanimidad de la Unión Europea sentenció que la norma que armoniza la indicación obligatoria del país de origen o del circunstancia de procedencia de los alimentos no prohíbe que las autoridades de los Estados miembros impongan menciones adicionales, en algunos casos en ,os que sea necesaria para evitar engaños de las marcas y fabricantes a los compradores.

El TJUE señala que el reglamento europeo sobre información alimentaria establece, de modo armonizado, la indicación obligatoria del país de origen o circunstancia de procedencia de los alimentos distintos a algunas categorías de carne «en los casos en los que la omisión de esta indicación pueda inducir a error a los consumidores». No obstante, el desacierto añade que esta armonización «no se opone a que los Estados miembros adopten medidas que establezcan menciones obligatorias adicionales».

La norma europea que entró en vigor el pasado abril puesta por encuadrar a los alimentos en el interior de Europa en vez de concretar por estados. Así se dan como opción estas tres indicaciones: «UE»; «fuera de la UE»; y «UE y fuera de la UE». De este modo, para los alimentos envasados solo será obligatorio indicar el país de origen cuando omitirlo pueda emplazar a simulación al consumidor sobre el origen existente del producto o en el caso de que la procedencia del ingrediente primariose difiere del circunstancia de fabricación del producto

Ver los
comentarios

#Estas #son #las #etiquetas #engañan #consumidor #sobre #origen #los #alimentos #envasados

Leave a Comment