Finanzas

España e Italia entierran viejas rivalidades para buscar una voz común en la reconstrucción

España e Italia entierran viejas rivalidades para despabilarse una voz global en la reconstrucción
#España #Italia #entierran #viejas #rivalidades #para #despabilarse #una #voz #global #reconstrucción

Ángel Gómez FuentesHechizo Gómez Fuentes

Por primera vez en mucho tiempo, España e Italia están dispuestas a crear una importante alianza estratégica, para defender mejor sus intereses y hacer una Europa más musculoso, dejando a espaldas sus viejas rivalidades, celos y a veces ciertas malas artes, sobre todo por parte de Roma en su afán de proteccionismo en ciertos sectores, muy en particular el financiero. Así se ha puesto de relieve en la 17ª publicación del Foro de Diálogo España–Italia, celebrado el pasado martes en la hacienda italiana, clausurado por los respectivos jefes de Gobierno, Pedro Sánchez y Giuseppe Conte, tras su breve paseo por los Foros Imperiales. Next Generation EU, el reformador útil europeo para replicar con programas estratégicos al desafío del Covid-19 y acelerar la transición verde y digital, fue el tema esencia de la discusión del Foro Italia-España, despejado a todas las tendencias, coordinado desde su creación por el exprimer ministro Enrico Letta, decano del prestigioso Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po), y el exdiputado de CiU Josep Antoni Duran Lleida.

«Luego de primaveras de competición inútil y destructiva entre España e Italia, ha llegado la hora de que construyamos una alianza estratégica por una Europa más social y más mediterránea», dijo Enrico Letta, quien aseguró que era la primera vez que observaba un sincero espíritu para una alianza estratégica. Las viejas rivalidades parecieron sepultadas por la sintonía que mostraron Conte y Sánc hez en los temas de fondo y en sus formas amistosas para dirigirse el uno al otro: «Mi amigo Giuseppe», «il mio amico Pedro», repitieron en varias ocasiones. Remotamente queda la antipatía mutua que se tenían Rajoy y el exprimer ministro Renzi, aunque este públicamente hablara de «mi amigo Rajoy».

La nueva alianza España-Italia se asentó con la batalla por el Fondo de Recuperación, en la que Conte contó con el decidido apoyo de Sánchez, y la ayuda fundamental de Francia, los países más afectados por la pandemia. Central fue igualmente el respaldo de Alemania. Pero frente al tradicional eje franco-alemán, surgió el de España e Italia, dos países que representan la cuarta parte de los habitantes de la UE. Entreambos fueron el motor del cambio que se produjo en la política europea en junio. Roma-Madrid constituye hoy un importante contrapeso de París-Berlín, poco por lo que hace muchos primaveras clamó entre otros, sin éxito, el exprimer ministro Romano Prodi.

Más fuertes

«El reforzamiento de la relación entre España e Italia es un valencia importante igualmente para Europa», dijo Conte, quien exigió que el útil «Next Generation EU debe partir desde el primero de enero 2021; las empresas deben tener un papel esencia. Es fundamental desempeñarse de inmediato», dijo el primer ministro italiano. Pedro Sánchez se expresó en la misma itinerario: «Juntos somos más fuertes y hacemos más musculoso a Europa. En muchas ocasiones nos hemos mirado de reojo con desconfianza y no fuimos capaces de ver el potencial de nuestra relación. Si no llega a ser por la contribución de Italia y España sobre cuál debía ser la respuesta de Europa a esta crisis económica y social por la emergencia sanitaria del Covid, muy probablemente este acuerdo con la Unión Europea (el Fondo de recuperación) no se hubiera materializado con la envergadura que se obtuvo en el pasado mes de junio. Por eso me parece importante esta cumbre, porque juntos hacemos a nuestras sociedades y al esquema europeo más fuertes».

Precisamente, en la transigencia del Foro, el Parada Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, destacó que «la respuesta del Next Generation EU por entidad es superior a la del Plan Marshall y representa el carácter anormal de este momento. Casi la centro del Fondo de recuperación, dotado con 750.000 millones de euros, entre préstamos y moneda a fondo perdido, se destina a España (140.000 millones) e Italia (209.000).

Las claves económicas de los difíciles tiempos del Covid las dio el exprimer ministro, Paolo Gentiloni, comisario europeo para la Patrimonio: «La crisis no ha quedado a espaldas. La velocidad de la recuperación, que fue constante en junio, julio y parte de agosto, comenzó a desacelerarse a mediados de agosto y podría hacerlo aún más. España e Italia son los dos países europeos que han sufrido las consecuencias más graves, uno y otro están igualmente en el centro de los planes de recuperación».

Casi la centro del Fondo de recuperación se destina a España e Italia

En el contexto de incertidumbre en el que nos movemos, Gentiloniadelantó lo que nos prórroga en el futuro inmediato: «Dos cosas son seguras en los próximos meses. La primera es que la crisis y la recuperación coexistirán. Por eso, necesitamos decisiones claras de los gobiernos para supervisar este período. La segunda es que debe mantenerse una política fiscal expansiva en Europa. Los países debemos evitar retornar a medidas y lógicas presupuestarias demasiado restrictivas. Si no, el peligro es una doble recesión». Tanto Borrell como Gentiloni destacaron que esta crisis es peor que la iniciada en el 2008: «La previsión de pasivo para la eurozona es del 8,3% y en 2008 fue del 4,1%».

En relación con los fondos europeos, Sánchez aclaró que en los tres primeros primaveras se gestionarán las subvenciones a fondo perdido (72.000 millones), pero no se renunciará a los préstamos, que se utilizarían en una segunda grado: «Es una cuestión de capacidad material para hacer una trámite eficaz del Fondo de recuperación». Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, organizadora igualmente del Foro, se mostró de acuerdo con la orientación de Sánchez, en declaraciones a TechnoMiz: «Lo que ha planteado el gobierno no está mal, porque se podría pasar el peligro stop de gestionarlo mal. Nosotros queremos evaluar cómo se va desarrollando. Quizás si se reciben los 140.000 millones de desgracia, no seríamos capaces de asumirlos. Sin retención, 70.000 al principio y luego otros 70.000 sería mejor».

Ver los
comentarios

#España #Italia #entierran #viejas #rivalidades #para #despabilarse #una #voz #global #reconstrucción

Leave a Comment