Travel and Tourism

El vino, fuente de riqueza, diversidad y prestigio

El morapio, fuente de riqueza, riqueza y prestigio
#morapio #fuente #riqueza #riqueza #prestigio

Confusión Rodrigo

España es el primer viñedo y el tercer productor de morapio a nivel mundial. Esta bebida tiene un peso importante en la riqueza doméstico y, al mismo tiempo, forma parte de nuestra civilización. Tenemos cerca de 150 variedades de uvas plantadas y entre los vinos que producimos hay más de 70 con Denominación de Origen Protegida y más de 40 con Indicación Geográfica Protegida, lo que nos convierte en uno de los tres países con más certificaciones.

Pero lo más importante para el sector es que desde hace ya unos abriles se ha producido un incremento cualitativo en los vinos españoles. «Hay una concienciación sectorial de suponer por un morapio de calidad. Y eso se traduce en ventas más lentas pero con registro internacional. Esta envite aporta criterios de valencia e imagen», explica José Luis Benítez, director militar de la Unión Española del Morapio (FEV).

Desde la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) resaltan incluso el momento de clara expansión del sector cabal antaño de la pandemia, «con producciones y elaboraciones que buscaban de forma cada vez más sólida la calidad del producto y el aumento del valencia de nuestros vinos, y aunque (la situación flagrante) suponga un freno a nivel de comercialización, la envite por la calidad y por la diferenciación son una constante», indica David Palacios Algarra, presidente de CECRV.

Lo que incluso era una constante antaño de la crisis del Covid, y confían que lo siga siendo a posteriori, «es la comprensión del sector y del mundo del morapio en un sentido amplio: financiero, social, cultural y generacional». Los expertos notan que, año tras año, se presta más atención a la desarrollo de los hábitos de consumo, se palabra más para el consumidor y se le proporcionen las máximas y mejores garantías posibles.

«Encima, precisamente con las denominaciones de origen como eje, hay una mejor vertebración en las zonas. Hay una decano creencia en nuestra capacidad. Y hay una fuerza comercial a nivel doméstico e internacional mucho decano y mejor preparada. España tiene en la diferenciación, en la riqueza y en la calidad sus grandes armas y eso no va a cambiar», señala Palacios Algarra.

Se ha hexaedro igualmente una profesionalización del sector, comenzando por la parte técnica, que ha permitido ganar mejores producciones, y «contamos con los mejores enólogos», resalta el director militar de la FEV. Cree que nos faltaba ser los mejores en marketing, «poco para lo que ya se está trabajando, y que debemos apoyarnos para ser pioneros en digitalización». Incluso, en una cuestión en la que nos va la vida, el cambio climático. «Si no se hace falta, tendremos problemas para cultivar las viñas», alerta.

Teniendo en cuenta el detención número de bodegas que existe en España, Benítez apunta que se comercio de «un sector dividido por su propia naturaleza, muy atomizado. El morapio está muy mezclado al origen, a la tierra, hay un apego a la población y había dificultad de hacer acciones comunes», reconoce. Poco que está cambiando desde 2015 y ya se ha empezado a coordinar el trabajo para aunar esfuerzos.

Julián de Velasco
Julián de Velasco

Denominación de origen

De las 150 variedades de uva que hay en España, las más cultivadas son airén, tempranillo, bobal y garnacha tinta. El 53% del morapio que se produce es tinto o rosado y el 47% es blanco, y hasta un 43% del total cuenta con DOP. Una distinción que trae al país riqueza, riqueza y prestigio. «Esto supone que en muchas zonas rurales de nuestro país se ha apostado por un maniquí que vertebra a los operadores, atrae inversión y turismo, fija población al división, contribuye a difundir su patrimonio cultural, prestigia sus territorios y pueden considerarse fuente de sostenibilidad en su más amplio sentido (económica, social, y medioambiental)», dice el titular de la CECRV.

Son los vinos con Denominación los que han permitido que el consumo de esta bebida cambie de tendencia y vuelva a crecer, al menos hasta la pandemia. «E incluso en esta, aunque son con diferencia los vinos más afectados por la caída de actividad, son incluso los que están permitiendo que las exportaciones hayan resistido mejor de lo esperado y que hayan crecido las ventas en el canal provisiones», afirma Palacios Algarra. Y son las DOP las que proporcionan decano rentabilidad a viticultores y operadores, dotando al producto de un valencia comercial añadido que se nota en el precio medio, hasta triplicarlo, tanto en provisiones como en exportación.

En España, cerca del 60% del morapio que se consume tiene DOP, según los datos facilitados por la consultora Nielsen. «Bebemos más vinos con este sello desde hace unos abriles. Los Rioja, Rueda y Ribera representan el 48% del total, son líderes, pero es importante destacar que ese porcentaje va bajando porque ganan peso otras muchas denominaciones», afirma el asesor Ricardo Alcón. Si admisiblemente es cierto que estos vinos se consumen más en la restauración, como consecuencia de la pandemia «ha crecido más su consumo en las casas y su cesión online ha aumentado un 200%».

Ver los
comentarios

#morapio #fuente #riqueza #riqueza #prestigio

Leave a Comment