Finanzas

El turismo se derrumbará un 70% y retrocede a niveles de 1995

El turismo se derrumbará un 70% y retrocede a niveles de 1995
#turismo #derrumbará #retrocede #niveles

Jorge AguilarJorge Aguilar

Como si estuviera pilotando el DeLorean, la actividad turística de este 2020 se retrotraerá 25 primaveras y terminará en niveles de 1995, según las previsiones de Exceltur. En concreto, los cálculos del lobby turístico estiman que el sector perderá 106.000 millones de euros -7.000 más que en su última revisión realizada en verano-, ya que las expectativas para este extremo trimestre siquiera son muy halagüeñas. La situación sanitaria descontrolada en España, donde cada vez más ciudades están siendo confinadas, las restricciones para alucinar desde otros países y el sombra del toque de queda esperando para entrar en suceso dejan al principal sector de la peculio española muy tocado. «La situación en este cuarto trimestre es contorno», explicó ayer en presencia de los medios el vicepresidente ejecutor de Exceltur, José Luis Zoreda.

Este desplome equivaldría al 67% de la caída del conjunto de la peculio española este año, según las cifras del Sotabanco de España. En definitiva, un derrumbe histórico y sin precedentes. Para Zoreda, este retroceso tendrá unas consecuencias peores que si hubiera pasado hace primaveras. «La capacidad de ofrecimiento y de empleo no era por entonces ni de allá la de ahora», comentó. Adicionalmente, avisan de que la caída de los ingresos fiscales será de unos 7.000 millones, mientras que la cobertura de servicio de la deuda, que era de 50.000 millones, este año se quedará en «muy pocos miles de millones de euros».

Por regiones, las más afectadas son las más dependientes del turismo internacional, prácticamente incapaz este año. Así, en términos porcentuales será Baleares, que perderá un 82,6% de su actividad turística, seguida de Cataluña y Madrid. La comunidad catalana será la que viejo recesión sufrirá en términos absolutos este año, con -21.734 millones, seguida de Andalucía, que perderá -16.507 millones. Por su parte, Canarias, que empieza ahora su temporada inscripción retrocederá un 65,8%, hasta los -10.572 millones.

ERTE

Toda esta pérdida de actividad todavía influye en el empleo del sector, de los más dañados durante la pandemia. En la ahora hay 595.000 empleos afectados por la pandemia, repartidos entre los que están en un ERTE, 315.000 personas, y los afiliados que se han perdido, unos 281.000. Según Exceltur, esta guarismo será viejo a final de año, estimando que se llegará a unos 750.000 trabajadores menos que los que había a final de diciembre de 2019. «En los últimos meses ha crecido más el número de gentío que pierde el empleo que los que se mantienen en ERTE», aseguró Óscar Perelli, director del campo de acción de estudios e investigaciones de Exceltur.

De estas 750.000 personas, el lobby turístico calcula que un 65% habrá perdido su empleo a final de año, lo que serían 487.500 afiliados menos que hace un año. El número restante estaría en un ERTE, cuya vigencia ahora mismo es hasta el 31 de enero, pero desde Exceltur creen insuficiente para cubrir las micción de las empresas turísticas.

Por eso, piden que se extienda como en Alemania, hasta el final de 2021 y que se elimine el requisito de surtir el empleo durante seis meses una vez que el ERTE haya concluido. Para Zoreda esta condición es inviable en un sector tan estacional y que no le es rentable surtir a toda la plantilla en temporada descenso. Por eso avisa que tienen constancia de que «miles de compañías se están planteando si apelar a estos ERTE o no».

Estas demandas se sustentan todavía en las expectativas de los empresarios, «muy pesimistas» con la situación. Así, un 46% cree que el sector no recuperará los niveles de antiguamente de la pandemia hasta al menos 2022, mientras que un 43% cree que no será antiguamente de 2023. Frente a esta situación, Zoreda se pregunta: «¿Cómo vamos a surtir el empleo en esta brecha tan larga sin recuperación?», en relato a los seis meses de mantenimiento de empleo que obligan los ERTE.

Un verano para olvidar

En cuanto a los datos del verano, el turismo cerró con un desplome de casi 40.000 millones de euros menos de actividad turística. La nula demanda extranjera por las restricciones y la caída de un 30% de la demanda franquista por el miedo a los contagios. El peor verano de la historia para el sector y en el que todas las ramas de actividad han sufrido las consecuencias. Por ciudades, destacan los derrumbes de Barcelona y Madrid -con caídas del 93,7% y el 88,2% de actividad-, mientras que en las zonas del ideal se sufrió menos (-7,6% en la Costa Verde de Asturias).

Ver los
comentarios

#turismo #derrumbará #retrocede #niveles

Leave a Comment