deportes

El soccer se convierte al fútbol

El soccer se convierte al fútbol
#soccer #convierte #fútbol

Pablo Lodeiro

Como decía Sheldon Cooper, personaje principal de la serie Big Bang Theory, «a los tejanos nos gusta todo tipo de fútbol, menos el europeo, al que consideramos un complot comunista». Lo cierto es que soccer, como los locales llaman al fútbol tradicional, nunca ha sido considerado como un deporte influyente en los Estados Unidos. Pero con la entrada del nuevo siglo, dos factores cambiaron de guisa radical esta percepción. La primera fue y es la aparición constante de inmigrantes, sobre todo de países sudamericanos, donde el fútbol ocupa una parte nuclear del ocio, como en España. La segunda, la popularización de la sección femenina del deporte, donde el país es la potencia mundial y cuya selección ya ha reses cuatro mundiales, el extremo en 2019.

Sin incautación, fueron los jugadores profesionales los que empezaron a tender puentes para unir ambas culturas futbolísticas. Hugo Sánchez fue la primera destino en cruzar el Atlántico en la temporada inaugural de la MLS, en el año 1996. Henry, Kaká, Villa, Pirlo, Ibrahimovic, Gerrard, Rooney, Drogba o Lampard le siguieron, aunque eso sí, como éxodo para consumir sus carreras. Incluso Beckham, que además jugó varias temporadas en Los Ángeles Galaxy, posee un club de la lazo, el Inter de Miami, donde juega actualmente Gonzalo Higuaín. Pero además se ha producido un camino inverso, con jugadores estadounidenses en clubes europeos, como Clint Dempsey, enrolado en Fullham y Tottenham, Michael Bradley, en Aston Villa y la Roma, o Landon Donovan, con una dilata trayectoria europea, que militó en equipos como el Bayern de Múnich o el Everton.

En los últimos primaveras, los grandes clubes, para evitar los cada vez más prohibitivos traspasos, se apresuran para firmar a futbolistas jóvenes ayer de su nacimiento. Y Estados Unidos ha comenzado a exportar prometedores jugadores, desde la cantera de los clubes o desde la propia MLS, que han enemigo su hornacina en el rancio continente. Un caso primerizo y poco singular fue el de Christian Pulisic, de antecesor croata, que despuntó en las categorías inferiores y en el primer equipo del Borussia Dortmund y fue traspasado al Chelsea en enero de 2019 por 64 millones de euros. Llegó a Inglaterra con siete primaveras a rebufo de su hermana, profesora, que había recibido una insignia para trabajar un año en el país anglosajón y desde ese momento pasó por un gran número de academias hasta recalar en el equipo germano. «Entretenerse aquí me permite obtener mucha experiencia, instruirse cada segundo y recrearse grandes partidos cada fin de semana», explicaba el punta poco ayer de cambiar Westfalia por Londres.

«Ojalá motive a otros estadounidenses»

El engendro cobró una dimensión aún más entero cuando el Barcelona fichó en septiembre a Sergiño Dest, de nombre y pie brasileño, por más de 20 millones de euros, convirtiéndose en el primer estadounidense en recrearse en el equipo catalán. «Ojalá esto motive a más jugadores de mi país», comentó el pegado durante el parón de selecciones, que renunció a recrearse con Holanda pese suceder nacido allí. Asimismo Konrad de la Fuente, del filial culé y del estado de Florida, ha sido un habitual en la acelerada pretemporada de Koeman, aunque no ha debutado con el primer equipo en partido oficial.

La Juventus, otro de los grandes aspirantes a la Champions League, dirigida por Pirlo esta temporada, ha conseguido la cesión del medio Weston Mckennie, que militaba en el Schalke germánico. De momento el tejano ha jugado los primeros tres partidos como titular y reconoce que la gran puesta en estampa de esta gestación estadounidense será la Gold Cup, programada para 2021, y que les enfrentará a equipos del centro y finalidad de América. Otros jugadores como Timo Weah, con la propiedad en París pero el fútbol en Lille, Tyler Adams, medio del Leipzig líder en Bundesliga, o el poderoso y de sobra conocido Alphonso Davies, aunque de ciudadanía canadiense, todos llegados desde la MLS, son ejemplos de esta corriente futbolística cada vez más asentada.

Ver los
comentarios

#soccer #convierte #fútbol

Leave a Comment