entretenimiento

El sabio consejo que Concha Piquer dio a Moncho Borrajo

El sabio consejo que Concha Piquer dio a Moncho Borrajo
#sabio #consejo #Concha #Piquer #dio #Moncho #Borrajo

Novo

Doña Concha Piquer (Valencia, 1906; Madrid, 1990) era una mujer de carácter. Capaz de dejar cortado hasta a Francisco Franco. «Era como de ‘Frozen’», sentenció con su merced habitual Boris Izaguirre, presentador de «Lazos de familia», ayer dedicado a las Piquer.

Ese carácter lo conocía muy perfectamente uno de sus admiradores, Moncho Borrajo, cuando en 1983 triunfaba en la sala Cleofás de Madrid. Concha Márquez Piquer y su pareja (luego marido), el actor Ramiro Oliveros, eran habituales de aquellas funciones. Y le anunciaron que en alguna ocasión llevarían a doña Concha. Lo hicieron. «A mí me temblaban las piernas», recordó el cómico gallego.

Allí, delante de él, estaba plantada la reina de la copla, vestida de desafortunado, con un collar de perlas que le daba cuatro vueltas al cuello. Imponente. Enfrente, Borrajo haciendo lo que mejor sabe: el payaso. Ella sonreía de vez en cuando, pero no acababa de suceder a la carcajada. Como no se corta un pelo, se atrevió hasta a cantarle una canción. En valenciano. Y ahí rompió a a aplaudir.

Al arruinar la función, doña Concha acudió al camerino a saludar al comediante. Borrajo reveló en «Lazos de familia» que dos mujeres marcaron distancias con él a lo espléndido de su vida. «No he podido suceder de donde ellas quisieron», se extendió. Una de ellas es la Reina Sofía. La otra, doña Concha. Son mujeres que ponen a la clan «a la distancia que ellas quieren sin ofenderte», según explicó el humorista.

Concha Piquer, en un plano del documental
Concha Piquer, en un plano del documental – RTVE

Aquella indeterminación, la comediante mantuvo las distancias, pero estuvo muy materno. Y dio a Borrajo un consejo que ha seguido al pie de la grafema. Primero, lo elogió: «Si los valencianos te aplaudieron y yo hoy me he puesto en pie, puedes ir por todo el mundo». Posteriormente le dijo: «Y no te olvides. Que nadie te empuje del tranvía. Ayer de que te empujen, bájate tú».

Se supone que ese consejo está detrás de las retiradas de las tablas realizadas por el gallego. En varias ocasiones ha anunciado su adiós e incluso ha hecho giras de despedida. Lo cierto es que, como hacen la mayoría de los toreros, ha gastado volviendo tras cortarse la coleta.

Un tiempo luego volvieron a coincidir en casa de Cuqui Fierro. La cantante le preguntó si tenía proyectos. Él le contó que sí. Que tenía trabajos en marcha y que estaba organizando un museo en su pueblo que pretende ser un recapitulación de su carrera. Para cuando se baje del tranvía. «Pues trabaja, porque la envidia es muy mala», aconsejó la Piquer. Y Borrajo se lo volvió a tomar al pie de la grafema.

Ver los
comentarios

#sabio #consejo #Concha #Piquer #dio #Moncho #Borrajo

Leave a Comment