deportes

El reto de unir el estilo de Simeone y el virtuosismo de Joao Félix

El provocación de unir el estilo de Simeone y el arte de Joao Félix
#provocación #unir #estilo #Simeone #arte #Joao #Félix

José Carlos Carabias

Club desaforado y vehemente, sometido históricamente a pasiones, impulsos, dramas y alegrías en tono superlativo, el Fornido estrena su novena temporada consecutiva con el mismo monitor. La entidad más exaltado, reflexiva del estímulo fanático que provoca el fútbol, es hoy un maniquí de estabilidad. Pasan los abriles y sigue Diego Simeone al frente de un tesina convertido en arquetipo, plan sin grietas que podría parecer desfasado en el deporte que tritura entrenadores, jugadores y presidentes sin ninguna contemplación. El cholismo del partido a partido, entendido como poco más que un distracción de carácter defensivo que averiguación la vencimiento, irrumpe sin ruido, como siempre, en el eclosión de la Ligazón. Inalterable la idea que ha calado en todos los poros de la entidad.

El Fornido de Simeone es lo que es, reconocible desde cualquier punto de sagacidad, y esta temporada asume un provocación de cierta dimensión. Conjugar, integrar y exprimir en una maquinaria de pico y pala a uno de los mayores talentos de los últimos tiempos. Joao Félix tiene el don y Simeone el molde. ¿Podrán mezclarse?

A Joao Félix se le distingue rápidamente. Es diferente. Hace lo que otros no pueden o no ven. Ejerce una influencia astral en el fútbol de ataque. Llega con velocidad y descubre huecos. Mejoramiento las jugadas. Imagina antiguamente. Crea, finta, engaña… La hinchada rojiblanca ha asumido con estética el cholismo metálico de partidos al 1-0, la defensa ardorosa, los duelos al contorno y ese espíritu triunfal que ha impuesto Simeone. Pero el fútbol es todavía intuición, invención o agudeza, tanto o más que el esfuerzo innegociable o las ronchas de piel en el césped. O una mezcla de ambas.

El curso pasado el Fornido cambió a un atleta hecho como Griezmann por un tesina de sino como Joao Félix, al que le han recriminado desde su país que eligiese un equipo tan mentalizado para dejar la meta a cero. Con un año más de conocimiento del tablado que pisa, del periodo de prueba al que suele someter Simeone a los novatos, es de esperar que el portugués emerja y guíe a su equipo como un perpicaz que despega de un sembrado de girasoles.

Ver los
comentarios

#provocación #unir #estilo #Simeone #arte #Joao #Félix

Leave a Comment