deportes

«El Oporto me ofreció cosas que el Madrid ya no podía darme»

«El Oporto me ofreció cosas que el Madrid ya no podía darme»
#Oporto #ofreció #cosas #Madrid #podía #darme

S. D. | EFE

El guardameta Iker Casillas, excapitán del Efectivo Madrid y de la selección española, que se retiró del fútbol el pasado agosto tras cinco primaveras en el Oporto, aseguró este domingo que nunca se planteó dejar el conjunto madridista hasta los 35 primaveras, pero reconoció que se fue porque necesitaba «cambiar de aires».

«Cuando un ludópata empieza en un equipo, desea terminar allí su carrera. Yo cambié por una serie de circunstancias, llegó un momento en el que no me sentía cómodo, necesitaba cambiar de aires y el Oporto me ofreció cosas que el Madrid ya no podía darme», dijo Casillas, quien participó en el Festival del Deporte en Milán, organizado por el diario italiano ‘La Gazzetta dello Sport‘.

«Cuando juegas en un equipo como el Madrid, sabes que juegas en uno de los mejores clubes del mundo. Es difícil aspirar a pugnar en otro club. Cundo estaba en la cantera, sabía que llegaría al primer equipo del mejor club del mundo y entraría en la selección. Claro que recibí ofertas, pero nunca me planteé cambiar de equipo hasta los 35 primaveras. Con 35 tuve curiosidad de cambiar», agregó.

Doble campeón de Europa y campeón del mundo con la selección española, Casillas señaló sobre esos éxitos: «Lo que vivimos fue un momento único, difícil de repetir».

«Era como tener a cinco capitanes en el mismo equipo. Yo era el capitán de España, pero éramos cinco capitanes en ese equipo. Cinco jugadores de altísimo nivel y de esa forma fue tratable. Era un equipo con una personalidad enorme», afirmó.

Casillas, que participó en el Festival del Deporte anejo al presidente de LaLiga, Javier Tebas, y a Carles Puyol, elogió al excapitán del Barcelona y consideró que tenerle por delante hacía «la defensa imbatible».

Repasó los clásicos Efectivo Madrid-Barcelona que recuerda con más placer y aseguró que el primero disputado, que terminó con triunfo blanca por 3-0 en la temporada 1999-2000, y la final de la Copa del Rey de 2011, que su equipo ganó por 1-0 con un cabezazo del portugués Cristiano Ronaldo son sus favoritos.

«Elijo el clásico del curso 1999-2000, yo era un caprichoso y ganamos 3-0. Antiguamente veía los clásicos como apegado y luego fui protagonista. Fue un día quimérico. Me sentí cómodo pese a la diferencia de etapa con mis compañeros y los rivales», dijo.

«La final de la Copa del Rey 2011 fue apasionante, podía ganarla asimismo el Barcelona, fue igualada. Me acuerdo de que los equipos estaban al mayor de la forma», prosiguió.

El exportero gachupin asimismo elogió el trabajo de Tebas al frente de LaLiga. «Algunos me regañarán, pero tenemos aquí al padre del cambio de LaLiga (referido a Tebas). Yo empecé en la Ajonje en 2001, desde ese año hubo un cambio radical. En 2015 fui a pugnar a Portugal y veía la coalición como apegado y, por ejemplo, es bueno ver cómo se posicionan las cámaras en los campos», afirmó.

«El circunscripción de descanso debe ser valentísimo, la Ajonje ha apurado niveles excepcionales. Javier y sus compañeros han conseguido la posición que los jugadores, que los clubes querían. Los jugadores disfrutan de esto», concluyó.

Puyol: «No quería que Messi se fuera»

Durante el acto asimismo tomó la palabra Carles Puyol, excapitán del Barcelona, que entre otras cosas consideró que el hecho de que el argentino Lionel Messi haya decidido seguir en el conjunto catalán es excelente no solo para su club sino para toda LaLiga, pues es «una partida enorme» a nivel deportivo y mediático.

«Yo como culé no quería Messi se fuera, pero es fútbol. Al final decidió quedarse, dijo recientemente que está motivado, que tiene ganas y esperemos que pueda seguir con nosotros muchos primaveras. Es una partida enorme para LaLiga, es de los mejores del mundo», afirmó.

Puyol, que estuvo sentado al flanco de Casillas, bromeó sobre el hecho de «quizás a Iker le hubiera gustado más un Barcelona sin Messi», pero consideró que «todos los aficionados al fútbol están de alguna forma vinculados» con el número 10 argentino, porque su descanso es «fascinante».

El excapitán del Barcelona, que se retiró en 2014 tras ganarlo todo con su club y con la Selección, reconoció que creció con la pasión por el Milan, del que tuvo ofertas, pero destacó que se siente orgulloso por tener vivido toda su carrera en el cuadro catalán.

«La curiosidad por cambiar está, pero luego tienes que evaluar muchas cosas. Tuve el orgullo de pugnar en el Barcelona, es poco que llevo adentro. Las circunstancias fueron favorables, el club siempre contó conmigo. En 2014, tuve problemas de rodilla y renuncié. Pero estuve quince primaveras en el primer equipo», dijo.

«Recibí ofertas de otros equipos, italianos e ingleses. Nunca he escondido que me hubiera gustado pugnar en el Milan, pugnar con Paolo Maldini, que para mí es un ídolo. El Milan estaba entonces en un buen momento, pero estoy muy acertado por haberme quedado en el Barcelona», agregó.

Asimismo reconoció que, pese a tener apurado niveles excelentes personalmente y con su equipo, nunca ha pensado en vestir un Balón de Oro. «Nunca pensé en eso. Cuando convives con Messi, con Cristiano Ronaldo, Xavi Hernández, Casillas, es difícil aseverar quién es mejor. Los goles marcan la diferencia y Messi y Cristiano eran los rivales. Xavi e Iniesta eran jugadores enormes, pero pasaban desapercibidos pese a trabajar mucho», opinó.

Campeón de Europa 2008 y del Mundo 2010 con España, Puyol destacó la afinidad que había en la plantilla de la Selección en esos primaveras. «Tuvimos la suerte de pugnar con una engendramiento singular, con personas que daban importancia al clase. Iker era el capitán, pero aceptaba con placer nuestros consejos. No era de esos capitanes que montan una dictadura. Este es el valía más importante. Si un equipo no está unido es difícil alcanzar un objetivo», aseguró.

Al repasar los mejores Clásicos de su vida, Puyol eligió el del 2-6 en el Bernabéu, en 2009, como su preferido. «Yo debuté en el Clásico con un 2-2 en el Camp Nou, pero si tengo que nominar uno, elijo el del 2-6 en el Bernabéu. Era nuestro primer año con Pep Guardiola. Empezamos muy admisiblemente la Ajonje, pero luego el Madrid empezó a remontar. Faltaban tres partidos, nos faltaban cuatro puntos y obtener ese partido fue la sentencia», dijo.

«Pero asimismo me acuerdo del año inicial, cuando tuvimos que hacerle el pasillo al Madrid. Deseaba que ese partido terminara pronto, perdimos 4-1 y pudieron marcar más», agregó.

Ver los
comentarios

#Oporto #ofreció #cosas #Madrid #podía #darme

Leave a Comment